Pasar al contenido principal

Cuidado si te equivocas al comprar un billete de avión, el cambio puede costarte más caro que el pasaje

Aeropuerto
Getty Images
  • Equivocarse a la hora de comprar un billete de avión puede salir muy caro aunque sea un error pequeño. 
  • Las aerolíneas cobran por cambiar errores tipográficos una vez comprados los billetes de avión. 
  • El cambio de la fecha del billete también supone un sobrecoste que varía en función de la compañía. 

Hay ocasiones en que uno puede equivocarse al comprar un billete de avión. Quizás sea por las prisas, o que el pasaje sea adquirido por otra persona y no haya entendido correctamente nuestro nombre.

Si el error es en la fecha de viaje, el cambio implica un precio tan alto que es mejor negocio comprar un billete nuevo.

Los errores más frecuentes

Los errores se pueden producir por varias razones: uno puede ser el clásico error de tipeo por el apuro y que el viajero no repare hasta pocos días antes de viajar o en el mismo mostrador de check-in.

Otro error habitual es equivocarse en la fecha de viaje, donde la confusión llega al colocar el mes actual en vez del período de viaje deseado.

Leer más: Esta startup española que ha declarado la guerra al azúcar contribuye al desarrollo de comunidades locales en Ghana

Cuando hay invitaciones o al momento de gestionar viajes corporativos los errores pueden deberse a equivocaciones involuntarias: en regiones de España como Cataluña o Valencia, más de una vez a alguna persona que se presenta públicamente como Jordi o Joan le compraron un pasaje con su nombre en catalán, cuando en su DNI figura como Jorge o Juan.

O hay frecuentes casos de personas que prefieren usar el apellido materno en vez del paterno, pero lo que figurará en el billete será diferente a lo que indica su documento de identidad.

Ryanair, la que más cobra

Una de las compañías que más cobran recargo por enmendar un error es Ryanair: realizar cambios en el nombre puede implicar un recargo de hasta 180 euros. O a lo sumo, de 130 euros si la modificación se hace por vía telefónica. Según un estudio del portal Travelsupermarket.com, este es el mayor recargo entre las aerolíneas de Europa.

A lo sumo, la aerolínea irlandesa permite realizar hasta dos cambios en errores menores como equivocaciones de tipeo, pero siempre y cuando se realicen en las 48 horas de la compra del billete.

Pagar 180 euros, en muchos casos, es un recargo más alto que comprar un billete nuevo, al menos para las tarifas de bajo coste de esta aerolínea.

Cuánto cobran el resto de las aerolíneas

En el caso de Easyjet, el recargo por cambiar de nombre es de 33,5 euros y se debe realizar hasta 60 días de la fecha de viaje (pero sube a 61 euros si se realiza por vía telefónica). Eso sí: no hay coste por reparar errores tipográficos.

Jet2 cobra 40 euros, Wizz Air 44,5 euros y Aer Lingus 90 euros por modificar el nombre de la persona en el billete. Norwegian aplica un recargo de 55 euros si la modificación es en un vuelo de corto radio y hasta 100 euros si el viaje es a un destino transoceánico.

Leer más: Las 25 mejores playas del mundo que puedes visitar en 2019

Alitalia permite corregir hasta tres letras en un error, y bajo un recargo de 60 euros. Si solo hay una letra equivocada en el billete, British Airways e Iberia permiten hacer cambios sin penalizaciones. Pero de cambiar el nombre ni hablar.

En cuanto a Air Europa, TAP Portugal y Turkish Airways dejan cambiar hasta tres letras sin pagar recargos, mientras que Lufthansa y Volotea tienen una tolerancia de hasta dos letras.

Por parte de Vueling permite revertir el orden de los apellidos si el trámite se hace por teléfono, sino hay que pagar 50 euros, más el adicional por el cambio de tarifa.

Cuidado con el cambio de fecha

En cuanto a la modificación de las fechas las penalizaciones son mucho más diversas. Porque aquí cabe ver el tipo de tarifa comprada, porque en el caso de la low cost o de las tarifas económica premium directamente no permiten realizar ningún cambio.

En otros casos, además del recargo por modificar la fecha, también es posible que haya que pagar una diferencia por el nuevo día de viaje: no es lo mismo el precio de volar un martes al mediodía que un domingo por la noche.

Si un usuario ve que el cambio de fecha es más caro que viajar, no debe renunciar al tramo sin avisar a la aerolínea: si aplica la cláusula del ‘no-show’ se arriesga a perder el billete de regreso

Esta es la cláusula ‘no show’, que ha motivado varias denuncias de consumidores. Por ello el Tribunal Supremo la ha declarado ilegal y prohibió su aplicación en España. En caso de que se produzca esta denegación, el viajero puede reclamar las compensaciones que establece el Reglamento 261 de la Unión Europea sobre las normas de aviación comercial.

 Artículo original de Cerodosbé.

Y además