Pasar al contenido principal

Estas son las multas que puedes recibir si te quedas sin gasolina en la carretera

Quedarse sin gasolina
  • Actualmente las normativas de tráfico no te sancionan al quedarte sin combustible, pero algunas circunstancias derivadas de ello pueden conllevar multa.
  • Si te quedas sin gasolina mientras conduces debes hacerte a un lado y detener el vehículo para no molestar al resto de conductores ni provocar accidentes.
  • Es en este momento cuando la DGT puede sancionarte. Y la multa alcanza en algunos casos los 3.000 euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Te da pereza parar a repostar y acostumbras a conducir en reserva? Pues que sepas que esto puede conllevar no solo que tu coche sufra una avería, sino también una enorme multa de la DGT. 

Pero, ¿es que pueden multarte por quedarte sin gasolina? No exactamente. La normativa actual no sanciona a los conductores por quedarse sin combustible, pero sí que castiga algunas de las circunstancias que se derivan de esta acción en caso de que te suceda mientras vas en carretera. Te pueden poner multas de una cuantía de hasta 3.000 euros, así que no se trata de ninguna broma.

Si te quedas sin gasolina o diésel mientras estás conduciendo en carretera, te verás obligado a hacerte a un lado para detener tu vehículo en un lugar en el que no moleste a los demás coches.

Dependiendo de cómo lleves a cabo esta maniobra, los agentes de Tráfico podrían ponerte dos multas: si lo haces de una manera muy brusca y pones en peligro a los demás usuarios de la vía, te pueden poner una sanción de 200 euros; si, además, no puedes llevar tu coche hasta un punto adecuado para aparcarlo, podrían multarte con otros 200 euros más por estacionar en un lugar indebido.

Leer más: Estos son los 8 mejores SUV medianos que puedes comprar ahora mismo

Pero la cosa no termina aquí. Si tu seguro no incluye asistencia en carretera o por cualquier circunstancia decides ir tú mismo a una gasolinera a comprar combustible, es muy importante que te asegures de que te lo ponen en un envase homologado. De lo contrario te pueden poner una multa de 3.000 euros por el peligro que lleva transportar combustible sin envasar debidamente.

Aparte de las sanciones, apurar al máximo el combustible puede ocasionar averías en tu coche que harán que también tengas que gastar dinero en el taller. En concreto, si tienes un vehículo diésel moderno, al entrar aire en el circuito del motor el sistema de arranque no puede restaurar la presión mínima para poner el motor en marcha de nuevo. Los motores gasolina y los diésel antiguos no presentan este problema, pero de igual manera el motor y su circuito se verán resentidos.

¿Moraleja? Lo más inteligente es repostar a tiempo y no arriesgarse a apurar la reserva del depósito.

Y además