Tebrio, la startup española que anticipó el negocio de la cría industrial de insectos: "En 10 años dejarán de ser algo anecdótico"

Adriana Casillas, CEO de Tebrio.
Adriana Casillas, CEO de Tebrio.

Tebrio

  • Tebrio es una startup española que lleva 7 años liderando la cría industrial del insecto Tenebrio molitor, más conocido como gusano o escarabajo de la harina.  
  • Desde 2014 la compañía busca restablecer el equilibrio natural global y ayudar a la transición a la economía verde fabricando productos procedentes de estos bichos para agricultura, alimentación animal o acuicultura.
  • Su CEO, Adriana Casillas, ahonda en las claves de su proyecto y los retos que tiene por delante la industria de los insectos en Europa, también para la alimentación humana. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La transformación de la industria agroalimentaria será sostenible, o no será. Con una población mundial que rozará los 9.000 millones de personas para 2050 según las previsiones de la ONU, el cambio climático amenazando con causar la sexta extinción masiva de especies y generar millones de refugiados climáticos y un planeta al borde del colapso cuya biodiversidad debe ser resguardada, sus ecosistemas protegidos y sus emisiones reducidas, no queda otra que replantear el modelo alimentario actual. 

Una de las llaves la tiene la creciente industria de los insectos, en la que startups españolas como Tebrio ocupan un papel relevante. Su CEO, Adriana Casillas, desentraña para Business Insider España las claves de un proyecto que comenzó como una arriesgada apuesta cuando en nuestro país no se hacía nada similar. Hoy, producen a gran escala el gusano de la harina con diversos formatos y propósitos. 

Informes como el de la FAO ya llevan tiempo poniendo sobre la mesa las ventajas de los insectos como fuente de proteínas más económica, sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Bichos como los saltamontes, gusanos, hormigas, grillos o escarabajos pueden formar parte del cóctel de soluciones para afrontar la escasez global de alimentos, reducir la huella hídrica y de carbono o paliar el hambre.

Estudios como este, publicado en la revista Frontiers in Nutrition, recalcan el potencial de los insectos para sustituir a la carne y los nutricionistas recalcan sus bondades nutricionales, como su proteína de alto valor biológico, vitamianas como la B1, B2 y B3, omega 3 y 6, aminoácidos y minerales como el hierro.

Aunque a lo largo y ancho del mundo se comen unos 2.000 tipos de estos animales, no ha sido hasta el pasado mes de febrero de 2021 cuando la Unión Europea autorizó por primera vez al gusano de la harina como primer insecto comestible

Tebrio, la startup que puso el punto de mira en el gusano de la harina

Tenebrio molitor.
Tenebrio molitor.

Tebrio

Tebrio es una startup dedicada a la cría industrial del Tenebrio molitor o gusano de la harina. Su andadura comenzó en 2014, como cuenta su CEO Adriana Casillas. En aquel momento se dedicaba a la música, pero ya atesoraba formación en dirección de empresas y nunca mejor dicho, le picó el gusanillo de emprender con un ojo puesto en el futuro. 

Junto con el otro socio fundador, Sabas de Diego, detectaron una necesidad en torno a la carencia futura de proteínas. "Los insectos no estaban contemplados pero son una fuente superviable y tremendamente sostenible", apunta. 

Una de las claves de su visión es que siempre tuvieron una perspectiva a gran escala, por lo que nunca pensaron en empezar con microgranjas y crecer orgánicamente, sino un proyecto industrial de cría de insectos de alta escalabilidad. ¿Por qué el gusano de la harina? "A escala industrial es más manejable y también por el tipo de producto final que podemos sacar al mercado gracias a él", apunta Casillas. 

No todo fue un camino de rosas, ya que 7 años atrás nadie tenía un proyecto similar en España. "Nacimos apostando sobre todo por los insectos como fuente de alimentación animal, pero en aquel momento no había nada legislado". 

Ambos socios se pusieron manos a la obra trabajando con la Plataforma Internacional de Insectos para Alimentación Humana y Alimentación Animal y la Comisión Europea. "Fueron años complicados, pero aquí estamos", celebra. Pusieron hincapié al principio en la alimentación animal, pero fueron comprobando como sus productos auxiliares podían tener un gran impacto en el mercado. 

Tebrio transforma la cría del gusano de la harina en 4 productos principales: abono orgánico para plantas, alimentación con proteína sostenible parra mascotas, artículos para su uso en acuicultura y productos para usos técnicos, como es el caso de la quitina,  obtenidos a partir de la cabaña de escarabajos.

"En la actualidad son el fertilizado y la proteína los que tienen mayor peso y demanda". 

2021, el año en el que la UE allanó el camino para el consumo humano de insectos

Este año la Unión Europea sentó los primeros cimientos legales para que los insectos puedan acabar en tu plato, aprobando en mayo un dictamen favorable sobre el proyecto de ley por el que se autoriza la comercialización del gusano amarillo desecado como alimento, ya sea en forma de aperitivo o como ingrediente en productos alimenticios. 

"Por el momento lo han aprobado para una empresa nada más, que es la que puede comercializar el insecto por el momento en Europa", apunta Adriana Casillas, celebrando el precedente que sienta la normativa para el resto. La compañía se llama EAP Group y es francesa. "Obviamente cada empresa tiene que pasar unos requisitos sanitarios, al igual que no todo el mundo puede vender su carne de cerdo en el mercado sin más".

Tebrio

Tebrio

"El gran paso para el sector está dado", comenta en torno a la regulación europea.

"Nosotros estamos trabajando en ello y esperamos pues que en un breve plazo de tiempo podamos poner los productos en el mercado de la alimentación humana", adelanta. "A nivel legislativo, las normas sanitarias tan estrictas que hay en Europa hacen que tengas la total seguridad de que es un alimento seguro y sano". 

Uno de los principales retos es el componente cultural a la hora de degustar un insecto entero. "El problema no es el sabor, agradable y similar a una avellana u otro fruto seco. Una cosa es comerse una hamburguesa a partir de insectos triturados y otra, comérselos enteros", apostilla. "En Europa va a ser complicado cambiar la mentalidad", advierte.

Desafíos por delante: sostenibilidad y escalabilidad

"Como sociedad tenemos que encaminarnos a una industria alimentaria mucho más sostenible y el principal reto es la mejora de los costes, porque no puedes intentar alimentar a la población con precios carísimos". La cofundadora de Tebrio destaca que tanto para la carne in vitro como para la producción de insectos y otros proyectos la escalabilidad es el gran desafío.

"Toda la industria tiene que ser mucho más sostenible porque si no, el planeta no va a aguantar el ritmo que llevamos. Por una parte hace falta más apoyo institucional, dinero e inversión en estos proyectos, pero también tiempo para estos procesos". 

Mirando hacia su gusano de la harina, este insecto criado por la biotech no emite metano ni amoniaco. Además, la huella de carbono es negativa. Dicho de otro modo, su existencia es positiva para el medio ambiente. Además, son residuo cero, contribuyendo a la economía circular. "Todos los productos se venden y no queda ningún residuo".

Mirando hacia el futuro, Tebrio contempla la próxima década como un momento clave. "En 10 años los insectos dejarán de ser algo anecdótico o interesante para convertirse en una industria totalmente consolidada", dice Adriana Casillas.

Aunque en la actualidad todavía representan un nicho muy pequeño, se prevé que el mercado de insectos comestibles supere los 4.600 millones de dólares en 2027, según un informe publicado por  Meticulous Research

En estos momentos la startup está comenzando a construir una de las fábricas de insectos más grandes del mundo, con 60.000 metros cuadrados de instalaciones, gracias a la que producirán 100.000 toneladas anuales de productos de insecto. 

Otros artículos interesantes:

En Japón ya existe una máquina expendedora de insectos: todo sobre la entomofagia, nutritiva y respetuosa con el medioambiente

Esto es lo que pasaría en el mundo si desaparecieran todas las especies de insectos a la vez: catástrofes, desequilibrios y desabastecimientos

Leggie, la revolución de la carne vegetal 'made in Spain' tiene sabor mediterráneo, está hecha con las olvidadas algarrobas y lleva la firma de dos investigadoras españolas del CSIC y la UFV

Te recomendamos

Y además