Pasar al contenido principal

La tecnología que más molesta a los conductores en sus coches nuevos

tecnología vuelve locos a los conductores
Uno de los sistemas de infoentretenimiento que Business Insider ha probado. Hollis Johnson/Business Insider
  • El sistema de infoentretenimiento de los coches nuevos figuran como su aspecto más problemático en un reciente estudio. 
  • Esta tecnología ha llegado para quedarse, por lo que los fabricantes de automóviles deberán introducir mejoras.

Todo el mundo parece querer más funciones de información y entretenimiento en sus nuevos vehículos, pero esas características no siempre están a la altura de las expectativas. De hecho, a medida que se ha vuelto más compleja, también esta tecnología ha empezado a volver locos a muchos conductores

Cuando aprendí a conducir, mi primer coche tenía una radio AM/FM, de hecho, tuve la suerte de tener FM. Así era la "tecnología" de entretenimiento básico presente en los vehículos de los años ochenta.

Ahora, los propietarios de un automóvil disfrutan de tantas opciones en los sistemas de infoentretenimiento que ni siquiera se darán cuenta de que la vieja radio todavía sigue por ahí.

Los fabricantes de automóviles han respondido a la obsesión tecnológica de los consumidores con un conjunto de características en constante evolución. En Business Insider, somos afortunados —o desafortunados, dependiendo de este punto de vista— ya que podemos probar casi todos los sistemas de infoentretenimiento que hay en el mercado. 

La última edición del panel J.D. Power sobre Calidad Inicial (IQS) 2018 es un análisis anual que lleva realizándose décadas en EE.UU. Este muestra los problemas que los propietarios experimentan con sus vehículos nuevos. Durante años, el IQS ha reflejado un dominio absoluto de los modelos de fabricantes japoneses sobre sus rivales estadounidenses, planteando la cuestión de si Detroit podría ponerse al día, algún día.

Las marcas de Detroit —Ford, Chrysler, Jeep, General Motors, etc.— se han puesto las pilas en cuanto a la mecánica, pero un gran tema del estudio de 2018 es cómo han mejorado las marcas surcoreanas, superando a Japón, Estados Unidos e, incluso, a Alemania.

La tecnología de infoentretenimiento continúa causando problemas

El infoentretenimiento, incluida la navegación GPS, la integración Bluetooth, la conectividad USB, el reconocimiento de voz y las interfaces de usuario, son un problema constante para los propietarios de automóviles. J.D. Power anotó 22 problemas por cada 100 vehículos analizados durante los primeros 90 días de propiedad. Esto representa una mejora modesta respecto al año anterior, pero aún mucho peor que otras categorías, como el interior, el motor o la carrocería.

Leer más Así es el coche autónomo del ejército español

En Business Insider analizamos tantos coches que tendemos a acostumbrarnos a sus peculiaridades y, a veces, pasamos por alto las cosas que pueden ser frustrantes para los usuarios menos experimentados. En general, he descubierto que casi todos los sistemas infoentretenimiento son más o menos iguales en cuanto a características. Cómo se manejan esas características tiende a marcar la diferencia.

A pesar de tener una reputación por la calidad de los vehículos, las marcas japonesas se retrasan en su competencia en este frente y luchan por competir con los alemanes, que tienden a favorecer las interfaces excesivamente complicadas. Mi colega Ben Zhang y yo frecuentemente comparamos notas sobre, por ejemplo, un vehículo Lexus, saboreando su maravillosa calidad mientras nos rascamos la cabeza por el infotainment dudoso de la marca.

Incluso los mejores sistemas tienen problemas

tecnología vuelve locos conductores
El Tesla Model X emplea una pantalla gigante como único intefaz. Hollis Johnson/Business Insider

Esto no quiere decir que incluso los mejores sistemas de infoentretenimiento son tan buenos. Recientemente, probé un Tesla Model X y la pantalla táctil central gigante de Tesla, que controla casi todas las funciones del vehículo. Después de diez minutos, estaba refunfuñando como de costumbre con cómo funciona esa pantalla y deseando tener algunos botones o mandos simples para ajustar el control del clima.

El único sistema que por mi parte brilla con luz propia es el de General Motors, una interfaz basada en pantalla táctil que utiliza un pequeño grupo de botones para funciones básicas. El MMI-Virtual Cockpit de Audi es impresionante, pero implica una curva de aprendizaje para acceder a esa brutal tecnología.

En un viaje en coche el pasado fin de semana, mientras probaba el renovado sistema de infoentretenimiento de un Honda, descubrí que mi mente volvía a mis viejos tiempos de radio AM/FM. Es cierto, eché de menos tener a mano los mapas en papel. Es cierto que las estaciones de radio disponibles en un área determinada podrían ser bastante limitadas. Es cierto que mi coche no era tan fiable y carecía de conexión con los servicios de emergencia si tenía un accidente. Pero la tecnología, tal como era, funcionó. No había mucho de qué quejarse.

El genio está fuera de la botella en información y entretenimiento, por lo que la única forma en que voy a retrasar el progreso es comprándome un coche antiguo. ¿Pero sabes qué? Apuesto a que ahí la radio funciona bien.

Te puede interesar