Telefónica Tech crece a doble dígito en ingresos en la pandemia: así es la fórmula de la operadora para poner en valor su apuesta digital de servicios a empresas

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

Reuters

  • Los ingresos por servicios Tech, dentro de los que se incluyen funciones de cloud, ciberseguridad o internet de las cosas, crecieron un 13,6% en 2020. 
  • Los analistas observan que este movimiento de escisión puede servir para poner en valor esta área de negocio de la operadora. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El plan de transformación de Telefónica sigue su camino. La operadora continúa poniendo el foco en los servicios digitales más allá de la pura telefonía. En 2020, se completó la escisión de Telefónica Tech, según se recoge en los resultados enviados a la CNMV

La operadora en su búsqueda de rentabilidad decidió centrarse en cuatro mercados prioritarios y sacar fuera dos filiales de tecnología e infraestructuras para poner estos negocios en valor. Los ingresos por servicios Tech, dentro de los que se incluyen funciones de cloud, ciberseguridad o internet de las cosas, crecieron un 13,6% en 2020 frente a los datos registrados un año antes, lo que supuso una facturación de 1.504 millones de euros. 

La operadora señala que son "los de mayor crecimiento y resistencia a pesar del COVID-19". En este aspecto destaca que es posible gracias a la "oferta integrada de la compañía, la capacidad operativa, su canal comercial y la amplia base de clientes". 

El buen comportamiento de esta división de Telefónica es uno de los pilares de la estrategia del grupo que busca poner en valor a una empresa que compite con otras firmas de servicios digitales. Un negocio más estable y anticíclico fuera de los envites comerciales que está sufriendo el negocio de las tarifas telefónicas 

"En mitad de la pandemia los ingresos de Telefónica Tech han crecido a doble dígito", resaltó el presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, en la rueda de prensa de presentación de resultados. "Nuestra misión es ponerlo en valor", recalcó al hablar también de los cambios que se han vivido recientemente en esta división. 

Qué va a pasar con el 5G en 2021: las operadoras se preparan para más inversiones y subastas de espectro, aunque lo más probable es que a ti te afecte poco por ahora

En este camino han comenzado a hacer cambios de estructura en estas últimas semanas. María Jesús Almazor, hasta ese momento CEO de Telefónica España, fue nombrada hace unas semanas CEO de la división de Ciberseguridad y Cloud de Telefónica Tech, el holding que engloba los negocios digitales de Ciberseguridad, Cloud y de IoT&Big Data, cuyo máximo responsable es José Cerdán. 

Con este movimiento, se integraban los servicios de Cloud y Ciberseguridad de Telefónica Tech en la división Telefónica Cybersecurity & Cloud Tech. 

Estas dos áreas son las que, según recoge el informe de resultados 2020, vivieron un mayor crecimiento de los ingresos dentro de la división. Los  ingresos de Ciberseguridad crecieron un 12,5% interanual hasta 421 millones de euros en 2020 con avances en los sectores bancario, energético, público y aeronáutico. Mientras que en la parte cloud la facturación creció un 20,6% hasta 772 millones de euros en 2020. 

La separación de negocios para hacer despegar la acción

El mercado parece haber visto con buenos ojos la separación de los negocios, aunque las acciones de Telefónica todavía están lejos de los momentos récord que vivieron en el pasado. 

"Creo que es una buena idea que hayan separado estos negocios, ya que algo que se le ha achacado a la compañía es que no tuviese una estrategia clara en su negocio", apunta Sergio Ávila, analista de IG, a Business Insider España. 

"La separación de los negocios se ha realizado con el objetivo de beneficiar el comportamiento de la acción, el de que se pueda valorar a la compañía de una forma más clara por parte de los inversores. Al constituir unas sociedades separadas de la matriz, podrán gestionar mejor sus recursos, su plantilla y sus inversiones, lo que se debería de ver traducido en un mayor valor para los accionistas", añade. 

Actualmente, la acción de Telefónica cotiza en el entorno de los 3,8 euros muy lejos todavía de los récord cuando en pleno boom económico cotizaba a más de 20 euros. Esto se nota en la capitalización de la compañía que ronda los 21.000 millones de euros. 

El problema de la deuda lastra todavía a la compañía

"La deuda todavía pesa mucho en la empresa", señala Joaquín Robles, analista de XTB, a Business Insider España y señala que, a pesar de la reducción de deuda de la compañía, todavía se ve elevada (29.000 millones de euros) al comparar con la capitalización lo que supone un "freno" para la acción. 

A pesar de esto, considera que la idea de separar Telefónica Tech permite tener un negocio reconocido en un área donde existe una "cuota de mercado importante" y que además está registrando un crecimiento importante. 

En este sentido, la creación de una división aparte permite que la compañía pueda ser analizada y comparada con sus competidores. ¿Quiénes estarían en esta lista? Ávila explica que hay varias empresas en función del área de servicios. 

Así, en el sector de big data "destacan compañías españolas no cotizadas como Synergic Partners, Carto, Imath Research o Qmenta" mientras que en el apartado de la ciberseguridad hay empresas cotizadas en el Nasdaq como Palo Alto Networks, Cisco, F5 Networks, Jupiner Networks o Qualys. "Por el lado de la inteligencia artificial o la nube hay empresas como Nvidia, Servicenow, Dynatrace, Splunk, Twilio, Okta, Keyence o Alteryx", añade. 

Una vez que la empresa ha acabado con el proceso de escisión de la compañía, ahora queda por ver cómo será el desarrollo del negocio y si 2021 consigue mantener el ritmo adquirido. 

Otros artículos interesantes:

Que está pasando para que Telefónica encadene dos macroperaciones en ocho meses: qué gana y qué pierde con ello

Las telecos afrontan un 2021 marcado por la fuerte inversión que demanda el 5G mientras buscan nuevas vías de ingresos para poder ser viables en un mercado hipercompetitivo

Qué va a pasar con el 5G en 2021: las operadoras se preparan para más inversiones y subastas de espectro, aunque lo más probable es que a ti te afecte poco por ahora