Telefónica y Cellnex buscan hacerse con parte de los proyectos europeos este año

José María Álvarez-Pallete, CEO de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, CEO de Telefónica.
Telefónica
  • Las ‘telecos’ españolas esconden los proyectos y las ayudas comunitarias que pedirán, pero aprovecharán su condición de multinacionales.
  • Ya se comienzan a repartir los fondos europeos, pero las telecos parecen no haber salido del todo bien paradas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mientras muchas empresas energéticas y constructoras de infraestructuras han anunciado a los cuatro vientos cuántos proyectos postulan para recibir los fondos europeos para la reconstrucción, y la cuantía, e incluso han hablado de algunos en concreto, en el sector de las telecomunicaciones la tónica dominante es la discreción.

Las telecos esconden sus cartas; prefieren la prudencia por si no logran los fondos que quieren y, además, evitan dar pistas a la competencia. Este es el caso de Telefónica y Cellnex, dos grandes empresas del sector de las telecomunicaciones que no solo tienen en común la discreción, sino además que optarán al dinero comunitario en España y también en otros países.

Fuentes del gigante que preside José María Álvarez-Pallete admitieron que, aunque quieren mantener un perfil bajo, optarán a fondos europeos en España y también en Alemania, su tercer mayor mercado mundial después del nacional y de Brasil. El brexit ha impedido que puedan optar en Reino Unido, otro de sus mayores mercados.

Sin concretar los proyectos, explicaron que están relacionadas con el despliegue de la red 5G. Junto con la transición ecológica, la conectividad y el 5G es otro de los grandes ejes marcado por Bruselas para el reparto de los fondos europeos para hacer frente a la crisis de la Covid-19. En total, se inyectarán en la economía 750.000 millones de euros, de los que España será el segundo beneficiario con 140.000 millones.

Cellnex, proyectos hasta en seis países

Los proyectos de Cellnex, la otra gran cotizada del sector de las telecomunicaciones del Íbex, también están relacionados con el 5G. La compañía controlada por los Benetton está especializada en las infraestructuras, principalmente en la gestión de torres, pero también en el despliegue de la red con la última tecnología.

La empresa que dirige Tobías Martínez tampoco ha querido dar detalle de sus proyectos ni del dinero que pedirá, pero sí que ha explicado que la mayoría del esfuerzo lo hará para hacer llegar el 5G a entornos con poca conectividad, ya sea porque son zonas rurales o porque la orografía lo dificulta. La brecha digital preocupa a todos los países y estos proyectos la reducen.

En su caso, han presentado proyectos a varias administraciones de muchos ámbitos. Al ministerio de Industria, pero también a nivel de comunidades autónomas. Y no se queda ahí. Fuentes de la empresa participada por Edizione y La Caixa aseguraron que han pedido ayudas en varios países, aunque no concretaron.

Dentro de la Unión Europea, y además de en España, Cellnex tiene una posición importante en Italia, Francia, Portugal, Polonia y, gracias al acuerdo anunciado el pasado jueves con Deutsche Telekom, también en Países Bajos. En Francia, por ejemplo, está desplegando la red de fibra óptica con Bouygues, con una inversión de 1.000 millones entre 2020 y 2027.

Este podía ser uno de los proyectos beneficiados, aunque la empresa ni confirma ni desmiente. Lo que sí admitieron es que optan a las ayudas comunitarias en varios países, aunque no en todos, pero que España es donde piden más proyectos pues es donde el pastel a repartir es mayor.

La batalla por los 140.000 millones de fondos europeos de España

Miles de empresas europeas y españolas trabajan desde hace meses para presentar sus proyectos y lograr unos fondos que se consideran claves para la recuperación económica de la Unión, pues deben generar empleo y poner las bases del modelo productivo de las próximas décadas.

Las grandes compañías no se han quedado atrás; al contrario, son las que más se están moviendo para hacerse con parte de esos 140.000 millones que moverá España, aunque las hay que lo hacen de forma más discreta, como las telecos, y otras de una manera más desacomplejada, como las de infraestructuras y sobre todo, algunas energéticas.

La transición ecológica es uno de los ejes del plan de recuperación europeo y las empresas del sector se han volcado para aprovecharlo, pues en realidad todas estaban ya apostando por las renovables y la economía circular.

Como explicó Economía Digital, Naturgy ha presentado unos 100 proyectos por 13.000 millones de euros. Uno de ellos es la planta de hidrógeno de La Robla (León), que llevará a cabo con Enagás. Endesa ha sido todavía más ambiciosa, con planes por 19.000 millones.

Iberdrola y Repsol no han dado tanta información, pero también han trabajado intensamente para captar fondos europeos. Ambas compañías están entre las elegidas del gobierno vasco; solo con esta apuesta, la energética que preside Ignacio Sánchez Galán opta a 1.700 millones.

La que dirige Josu Jon Imaz tiene muchos proyectos que incluye en su plan estratégico y que se realizarán con o sin fondos europeos, y también otros condicionados a las ayudas de Bruselas.

 

 Artículo original de Economía Digital

 

 

LEER TAMBIÉN: Telefónica sigue con su apuesta por Brasil: el consorcio formado por la teleco y sus socios compra los activos móviles de Oi por 2.600 millones de euros

LEER TAMBIÉN: Telefónica, Iberdrola o Seat, entre las grandes empresas españolas a la caza de ayudas del fondo europeo contra el coronavirus

LEER TAMBIÉN: Orange España vende 1.500 torres a Cellnex por 260 millones de euros

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”