Telefónica ha invertido 70 millones en Leadwind porque quiere "formar parte de la vida" de las startups más allá de las fases iniciales y desarrollar con ellas nuevos negocios, según Chema Alonso

Chema Alonso, nuevo director de la unidad global de consumo digital de Telefónica.
Chema Alonso, nuevo director de la unidad global de consumo digital de Telefónica.

Telefónica quiere dar otro paso en su relación con las startups. Con una larga trayectoria de apoyo a las compañías emergentes en sus fases iniciales a través de Wayra, que lleva más de una década en marcha —comenzó su actividad en 2011—, ahora su objetivo es acompañarlas en sus siguientes pasos.

Con esa idea en la cabeza la teleco española se involucró en Leadwind, el fondo gestionado por la compañía de capital riesgo española K Fund, que se presentó en sociedad en septiembre con una inversión de 70 millones de euros de Telefónica y el ambicioso objetivo de alcanzar los 250 millones para financiar a startups en rondas de mayor tamaño, tradicionalmente más difíciles para los fondos españoles.

Esa apuesta viene de una reflexión que Chema Alonso, jefe del área digital de Telefónica, compartió con Business Insider España durante el Mobile World Congress. "Lo que queremos es que Telefónica forme parte de la vida de estas scaleups más allá de solo un periodo de tiempo de su vida", asegura el hacker, y ahora directivo de la multinacional española.

"Telefónica lleva 10 años con Wayra. Hemos invertido muchísimo en startups, hemos traído mucha y buena innovación a Telefónica y hemos cambiado la vida de muchas startups, las hemos convertido en grandes compañías", señala Alonso.

Las 'scaleups' españolas prevén cerrar el 2021 duplicando su facturación y aspiran a financiarse en el futuro en Europa y EEUU

Javier Megias, de Fundación Innovación Bankinter, presentando los datos en el South Summit

Sin embargo, la situación ha cambiado. Las compañías emergentes tienen cada vez más posibilidades de financiarse en fases iniciales porque el sector del capital riesgo está en sus mejores datos: más de 1.900 millones de euros invertidos en 2021 y casi 7.500 millones incluyendo al capital privado, según la patronal del sector Ascri.

Por ello, Alonso considera que debían aspirar a apoyar a compañías en una fase más madura. 

"Ahora ya hay mucho dinero para las startups, muchos fondos, y Telefónica tenía que dar el paso para acelerar la siguiente fase, las scaleups, que además, nos hacen mucha falta como sociedad", razona el ejecutivo, que confiesa que se pasó el último año "peleándose" para lanzar el fondo.

Chema Alonso cree que España y el mundo están listos para una ciberguerra como la que se está dando en Ucrania: "Llevamos años preparándonos esto"

Las scaleups son aquellas empresas que ya tienen un producto o servicio validado y han alcanzado un cierto nivel de facturación que muestra el potencial de su negocio. 

Algunas entidades del sector, como la Fundación Innovación Bankinter, sitúan ese umbral en superar 1 millón de euros de facturación en los últimos 3 años. Según su Observatorio, unas 350 empresas españolas son scaleups, y en 2021 les fue bien: estudiaron unas 90 compañías de ese grupo y detectaron que en 2021 facturaron un 90,6% más que el año precedente. 3.100 millones entre todas.

Con esas compañías más asentadas, Telefónica pretende encontrar nuevos aliados que le permitan desarrollar nuevos verticales más allá del negocio tradicional de las telecomunicaciones y los servicios audiovisuales.

"Lo que queremos es que se desarrolle este ecosistema de scaleups que nos ayuden a cambiar el modelo de negocio de servicios digitales de Telefónica. Estamos hablando de salud, seguridad, nuevos lanzamientos de futuro, financial services, y llegarán nuevos", anticipa Chema Alonso a Business Insider España, en referencia a los proyectos que ya tienen en el ámbito financiero con Caixabank o startups de salud que se han gestado en su seno como Koa Health.

El Gobierno aporta otros 70 millones a Leadwind a través de Next Tech

El fondo de Telefónica y K Fund ya ha encontrado otro gran aliado: el Gobierno, que ha decidido que la primera inversión del fondo Next Tech del ICO (Instituto de Crédito Oficial), que cuenta con unos 2.000 millones de euros para invertir en empresas tecnológicas de alto impacto, sea aportar 70 millones a Leadwind.

La inversión fue anunciada este 1 de marzo y permite a Leadwind cubrir ya más de la mitad de su objetivo de los 250 millones. Desde que se anunció su lanzamiento, han surgido otros fondos de un tamaño similar en España: uno de Nauta de 190 millones, otro de Seaya de 167 y otro de Kibo Ventures, de 120 millones.

El fondo de Telefónica y KFund o la última operación de Kibo muestran la madurez del sector del capital riesgo español y dan una llamada de atención a otras grandes corporaciones

Invertir en proyectos, crecimiento.

Pero Telefónica prevé más novedades próximamente para Leadwind. "Vamos a hablar mucho más de esto la semana que viene", deja entrever Chema Alonso.

Pese a que pretende aumentar su inversión, la teleco española quiere que las compañías tengan su autonomía. "Creemos que par que una startup funcione la parte corporate debe ser muy pequeña, tenemos que dejar libertad a los emprendedores. Que sigan su camino y haciendo grande su proyecto y nosotros apoyamos", sentencia Alonso.

Otros artículos interesantes:

Chema Alonso cree que España y el mundo están listos para una ciberguerra como la que se está dando en Ucrania: "Llevamos años preparándonos esto"

K Fund lanza junto a Telefónica el fondo Leadwind, con el que aspiran a captar hasta 250 millones de euros para invertir en startups en crecimiento

Las 'scaleups' españolas prevén cerrar el 2021 duplicando su facturación y aspiran a financiarse en el futuro en Europa y EEUU

Te recomendamos