Telefónica quiere quedarse todo el fútbol español: la operadora ultima la compra de la mitad de los partidos de LaLiga, en posesión por ahora de DAZN, por 1.400 millones de euros durante los próximos 5 años

De Jong y Modric disputan un balón en el último encuentro entre Real Madrid y Barcelona.
De Jong y Modric disputan un balón en el último encuentro entre Real Madrid y Barcelona.

Reuters

Telefónica quiere todo el fútbol español. Por ello, según ha contado este lunes El Confidencial, el operador español está ultimando un acuerdo con el canal de televisión de pago DAZN por valor de 1.400 millones de euros repartidos entre los próximos 5 años.

Gracias a este trato, cuenta este medio, Telefónica tendría acceso a la mitad de la jornada de liga española que ahora mismo obra en poder de DAZN.

La situación es el resultado de la subasta de derechos de emisión del pasado mes de diciembre que se saldó con la venta, por parte de LaLiga, de los derechos de emisión de la competición para los próximos 5 años por algo menos de 5.000 millones de euros a Telefónica y DAZN.

Así, la mitad de la jornada quedaba en manos de Telefónica, en concreto de Movistar +, y la otra mitad quedaba en posesión de DAZN, un canal de televisión privado que se puede contratar sin necesidad de contar con ningún operador en concreto.

Se trataba de una decisión salomónica que, en realidad, no terminaba de contentar a ninguno de los dos. Fruto de este malestar, ambas empresas iniciaron a mediados de enero unas conversaciones que están a punto de culminar en un estrechón de manos.

Oleada de multas de Protección de Datos a las telecos por no proteger debidamente a sus usuarios frente al 'SIM swapping'

Este contempla que Telefónica pueda hacerse con la otra mitad de los derechos de emisión de las jornadas de LaLiga por algo menos de 300 millones de euros al año.

A cambio, DAZN tendría también acceso a los 5 partidos de Telefónica, con lo que, de llegar a buen puerto estas negociaciones, ambas plataformas tendrían a su disposición los derechos de las jornadas de liga española completas bien para emitir o bien para renegociar su venta a otros operadores.

Es ahí donde se especula con la llegada de otros operadores como Orange, que ya declaró en su día estar interesada en el paquete de DAZN, y que viene de registrar un 2021 negro tras ingresar menos de 5.000 millones de euros y dejarse un 4,7% con respecto a lo que ganó en 2021.

Se trata de unos malos resultados que han desatado los rumores de fusión entre Orange, Vodafone y MásMovil, una combinación de operadoras que podría ver en el fútbol una forma de fidelizar y tratar de captar nuevos clientes.

Mientras el resto mueve ficha, la operación afianza las buenas relaciones entre Telefónica y la propia DAZN, que ya se han complementado en alguna ocasión.

Lo hicieron, por ejemplo, este mismo año, cuando Telefónica cedió los derechos de emisión de la Fórmula 1 a DAZN hasta 2023 para a cambio por otra parte de poder unir a su Movistar + contenidos como la MotoGP, la Copa del Rey o la Premier.

El trato, además, supone un ahorro para Telefónica, que tendrá que pagar menos por el fútbol durante los siguientes años. 

La polémica de la seguridad del 5G en los aeropuertos: por qué se están cancelando vuelos en EEUU, mientras que en España no hay preocupación

En esto tiene mucho que ver que gigantes como Vodafone hayan renunciado a este producto mientras Orange se mueve en un dilema que no tiene una respuesta acertada: no puede vivir sin el fútbol, pero le resulta demasiado caro.

Así, Telefónica ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que los 5 partidos que se adjudicó y las tres jornadas en exclusiva le habían costado 520 millones de euros para temporada, lo que supone un ahorro del 7% del coste por jornada. 

Si a este importe se suman los 280 millones de euros del acuerdo con DAZN, el precio final que abonará será de 800 millones por temporada, una cifra inferior a los 980 millones estimados por LaLiga o los 1.030 millones que estaba pagando la operadora hasta este año.

Otros artículos interesantes:

Este es el motivo por el que Telefónica está comenzando a sumergir sus servidores en peceras

Telefónica y Amancio Ortega se hacen con el 40% que KKR tenía en Telxius, su firma de cables submarinos, por 226 millones

El presidente de Telefónica José María Álvarez-Pallete será el nuevo jefe de la GSMA, el 'lobby' mundial de las telecos

Te recomendamos