Pasar al contenido principal

El presidente de Telefónica cree que están cada vez más cerca de ser una compañía tecnológica, pero ve que no compiten con las mismas reglas

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica. Telefónica
  • Telefónica ha presentado los resultados de 2018 donde el beneficio ha crecido un 6,4% hasta los 3.331 millones de euros. 
  • El presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, ha señalado que ya han pasado el "ecuador" de la transformación digital. 
  • Algo más del 50% de los ingresos provienen de los datos, ha apuntado el directivo.  

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha apuntado que las cifras presentadas muestran que la compañía ha pasado el "ecuador" de transformación digital en el que llevan inmersos tres años. En este sentido, el directivo ha señalado que ya más de 50% de sus ingresos provienen de los datos y no de la voz. 

Los resultados de Telefónica presentados este jueves apuntan un beneficio de 3.331 millones de euros, un 6,4% más que los registrados el año anterior. Unos resultados que el presidente de la compañía ha calificado como "buenos" en rueda de prensa ante los periodistas.

En este sentido, preguntado por los periodistas por si sus competidores ya son entonces los grandes gigantes tecnológicos, el directivo ha señalado que "por supuesto" compiten con gente que no son "operadores tradicionales".

"Técnicamente es el mismo producto, son dos mundos que están convergiendo", ha señalado el directivo que ha puesto como ejemplo los mensajes que pueden enviarse desde los móviles o desde un OTT (operador over the counter). 

Leer más: Año cero: las telecos encaran un nuevo ejercicio tras la guerra del fútbol

Respecto al marco normativo en el que se mueven, el directivo ha señalado que la "regulación no está comprendiendo lo que está pasando". "Pedimos para los mismos productos, las misma reglas", ha apostillado asegurando que no es que quieran que se aumente la regulación a unos actores frente a otros para competir en "igualdad de condiciones". 

Todo esto dentro de un proceso de transformación digital que la compañía considera que está suponiendo un ahorro de costes tanto de los procesos como de la relación con el cliente. La empresa estima que el recorte de costes gracias a los robots ha sido de 300 millones de euros en 2018. 

Además, estiman sigan produciéndose ahorros que asciendan hasta los 340 millones de euros en 2019. Con lo que el ahorro acumulado hasta 2020 acumularía hasta los más de 1.000 millones de euros. 

Te puede interesar