Pasar al contenido principal

Telegram está llevando a cabo una segunda preventa de sus criptomonedas

En esta ilustración, dos hombres posan junto a sus 'smartphone' frente a una pantalla que muestra el logotipo de Telegram.
Dos hombres posan junto a sus 'smartphone' frente a una pantalla que muestra el logotipo de Telegram. Thomson Reuters
  • Telegram va a llevar a cabo una segunda preventa de criptomonedas tras su exitosa oferta inicial, según informaciones de The Verge.
  • La empresa de mensajería instantánea podría recaudar hasta 1.600 millones de dólares incluso antes de abrirse al público.
  • Sin embargo, algunos fondos de criptomonedas de alto riesgo están absteniéndose de la venta debido a su alta valoración y largo período de bloqueo.

La oferta inicial de monedas de Telegram es cada vez más grande.

Business Insider informó de que la aplicación de mensajería, predilecta en el mundo de las criptomonedas, estaba tratando de recaudar 600 millones de dólares (unos 488 millones de euros) en una venta privada antes de su oferta pública inicial de monedas (ICO, por sus siglas en inglés). La compañía terminó recaudando 850 millones de dólares (aproximadamente 690 millones de euros), según el analista de criptomonedas en TechCrunch Jon Russell. La compañía estaría ahora planeando otra preventa, según un artículo de The Verge. Estos son los datos más relevantes (el subrayado es nuestro):

"Esta semana, los inversores recibieron un correo electrónico explicando que Telegram está llevando a cabo otra preventa privada, según revelaron a The Verge cuatro fuentes que tenían conocimiento del acuerdo. Según esas fuentes, el importe exacto de la recaudación está por determinar, pero otras dos fuentes aseguraron que Telegram estima que será equivalente al de la primera ronda, lo que elevaría el total recaudado a más de 1.600 millones de dólares (unos 1.300 millones de euros) ante que la ICO se abra al público en general".

La compañía está dispuesta a utilizar los fondos recaudados por la ICO –que son como una especie de criptogiro en el proceso inicial de venta pública– para construir un protocolo que compita con la plataforma Ethereum. El llamado TON (Telegram Open Network) "albergará una nueva generación de criptodivisas y aplicaciones descentralizadas", según apunta un informe consultado por Business Insider. Hay un tiempo de bloqueo para la ICO, lo que significa que los inversores no recibirán sus TON tokens, o Grams, hasta diciembre de 2018, como pronto. La compañía no espera que esos tokens se incluyan en una gran plataforma de cambio hasta 2019.

Leer más: El origen 'español' del símbolo de bitcoin

Ese bloqueo es una de las razones por las que los fondos de inversión de criptomonedas se mantienen alejados de esta oferta sin precedentes.

"Es una apuesta de alto riesgo y de alta recompensa", explica a Business Insider el fundador del fondo de criptomonedas BitBull, Joe DiPasquale, que está a punto de supervisar 20 millones de dólares de capital (unos 16 millones de euros). "Debido al riesgo de tener dinero bloqueado durante casi un año previo al lanzamiento, y hasta 18 meses después de ese lanzamiento, he tomado la decisión de quedarme al margen."

DiPasquale también expresó su preocupación por la valoración de la ICO. "Está valorada en 1.000 millones de dólares (aproximadamente unos 800 millones de euros)", dice. "Piensa en la cantidad de activos en criptomonedas que superan los mil millones, alrededor de 26."

Es sabido que el mercado de criptomonedas ha estado en retirada desde principios de 2018. Según los datos de CoinMarketCap, el mercado global de criptodivisas está un 50% más bajo que a principios de 2018.

El director ejecutivo de Digital Asset Strategies, Sean Keegan, revela a Business Insider que el bloqueo de los token y la valoración son parte de las razones por las que no están involucrándose en este movimiento del mercado. Además, también le preocupa uno de los interesados en la empresa: el Gobierno de Rusia.

"A pesar de que la compañía tiene su sede en Dubái, el Gobierno de Rusia trata de conseguir sus datos", explica Keegan.

Según indicó Bloomberg, la aplicación de mensajería fundada por el ruso Pavel Durov ha estado en el blanco del Kremlin desde hace tiempo.

En septiembre, Bloomberg publicó que la principal agencia de inteligencia rusa informó a la compañía de que "la ley rusa aprobada el año pasado les obliga a entregar las claves que le permitan al gobierno descifrar cualquier comunicación transmitida a través de ella".

Te puede interesar