El aumento de las temperaturas prolongará la temporada de alergias, según los investigadores: podría durar casi 2 meses más, con el doble de polen

Un hombre se suena la nariz después de estornudar mientras pasea por Central Park en Nueva York, el 30 de abril de 2016.
Un hombre se suena la nariz después de estornudar mientras pasea por Central Park en Nueva York, el 30 de abril de 2016.

Lucas Jackson/Reuters

Las temperaturas globales y el aumento de los niveles de dióxido de carbono podrían extender e intensificar la temporada de polen en Estados Unidos. Un nuevo estudio, publicado en la revista Nature Communications el pasado martes, pronostica que la temporada de polen podría comenzar hasta 40 días antes y durar hasta 15 días después para fines de siglo. Al mismo tiempo, la cantidad de polen emitido cada año podría aumentar hasta en un 200%.

La investigación también ha comenzado a detectar efectos similares en Europa.

Son malas noticias para los 19,2 millones de adultos estadounidenses y los 5,2 millones de niños que sufren de rinitis alérgica, una reacción alérgica a irritantes ambientales como el polen, según la Fundación de Asma y Alergia de América (AAFA). En España se calcula que hay más de 6 millones de personas que padecen de rinitis alérgica, según estimaciones del Centro Europeo de la Fundación para la investigación de las Alergias (ECARF).

"Pensamos en las alergias como congestión nasal y picazón en los ojos, pero también es la base del asma, que es una afección más grave", puntualiza a la cadena NBC News Patrick Kinney, profesor de salud ambiental en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston, que no ha participado en el estudio. "Es probable que las personas se sientan peor y necesiten más medicamentos a medida que pasa el tiempo, y es probable que más gente se vuelvan alérgicas al polen".

La temporada de polen ya se está alargando. Se ha alargado unos 20 días en las últimas tres décadas, con un aumento del 21 % en la cantidad de polen, como se extrae de un informe de 2021 en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU.

9 trucos para que puedes poner ya en práctica para que te afecte menos la alergia esta primavera

El nuevo estudio se suma a un creciente cuerpo de investigación, que advierte que la tendencia continuará.

Las temporadas de polen de distintas plantas podrían prolongarse tanto que podrían llegar a solaparse

El polen de pino se acumula en coches estacionados en Dunwoody, Georgia (EEUU), el 30 de marzo de 2020.

A medida que la primavera trae un clima más cálido, provoca que diversas hierbas, plantas y árboles produzcan polen. Sin embargo, cuando las temperaturas de referencia aumentan, inducen estallidos de polen mucho antes en el calendario.

Cuando las temperaturas cálidas se extienden hasta el otoño, se alarga la temporada de polen para plantas altamente alergénicas como la ambrosía. Los niveles más altos de dióxido de carbono en la atmósfera también pueden hacer que las plantas produzcan mayores volúmenes de polen.

En este nuevo estudio, la científica atmosférica de la Universidad de Michigan Allison Steiner y la estudiante de doctorado Yingxiao Zhang ejecutaron modelos informáticos sobre 15 de los pólenes más comunes de América del Norte, con cambios proyectados en la temperatura y la precipitación. 

Los modelos mostraron cómo esos factores podrían afectar la producción de polen en los últimos 20 años del siglo XXI. Compararon esas estimaciones con los datos reales de polen desde 1995 hasta 2014.

Allison Steiner y Yingxiao Zhang hablan sobre su trabajo en la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

Diferentes árboles normalmente producen polen en diferentes épocas del año: primero el arce, seguido por el roble y el álamo en el noreste, por ejemplo. Pero los modelos de Steiner y Zhang mostraron que algunas de esas temporadas de polen se extendían entre sí a medida que las temperaturas más cálidas hacían que duraran más.

Tales estaciones superpuestas podrían "multiplicar la desgracia" para las personas con alergias, afirma Kinney.

"Las alergias respiratorias inducidas por el polen están empeorando con el cambio climático", dijo Zhang en un comunicado de prensa. "Nuestros hallazgos pueden ser un punto de partida para futuras investigaciones sobre las consecuencias del cambio climático en el polen y los efectos en la salud correspondientes".

Los efectos también se rastrean en Europa

Las noticias no son más optimistas para los ciudadanos Europeos. Estudios anteriores también han identificado cómo el efecto del cambio climático empeorará las alergias y problemas respiratorios derivados en los ciudadanos del Viejo continente.

Así lo pone de manifiesto uno de los primeros análisis al respecto, realizado en 2017. Centrado en el efecto de la ambrosía común (Ambrosia artemisiifolia) detectó que la sensibilización a esta planta se duplicará con creces en Europa, de 33 a 77 millones de personas, entre 2041 y 2060.

El cambio climático en España también representa una amenaza para la salud humana, con impactos directos e indirectos. El crecimiento de plantas, favorecido por el CO₂ junto con el incremento de temperatura, también está llevando a un aumento en la producción polínica, extendiendo además la duración de las estaciones polínica aquí.

La primavera se adelanta: el cambio climático ha provocado que se incrementen los niveles de polen y las alergias

Según se extrae del informe Impactos y Riesgos derivados del Cambio Climático en España (2021) hay una tendencia general del aumento en el polen de procedencia arbórea y una disminución en el procedente de plantas. En Andalucía, se han detectado ya un adelanto en la temporada y cierto aumento en la severidad de la estación.

Sin embargo, las conclusiones del El Programa Cambio Global España 2020/50 (2012) afirman que a día de hoy, "no hay claras evidencias de que se hayan producido cambios significativos en la diversidad del espectro polínico nacional, ni de la aparición de tipos polínicos hasta ahora ausentes en la atmósfera de España".

Aun así, la sequía y las altas temperaturas con las que ha llegado 2022 han anticipado la estación polínica en nuestro país, tal y como alertaron recientemente los expertos a Efe. Si bien las alergias antes se iniciaban en mayo ahora han pasado a notarse sus efectos ya en febrero.

Otros artículos interesantes:

Las alergias no son siempre iguales: estos son los motivos por los que algunas alergias son más peligrosas

Principales síntomas de la alergia respiratoria

Te recomendamos