Pasar al contenido principal

Las 10 tendencias digitales claves para anunciantes en 2019

Una chica utilizando su teléfono móvil.
Getty Images
  • 2019 traerá cambios significativos en el mundo digital que afectarán a los anunciantes, según la firma de investigación de mercados eMarketer.
  • Facebook verá crecer sus ingresos y la privacidad preocupará aún más, entre otros.
  • Pero el 5G no se generalizará ni tampoco conseguiremos "desintoxicarnos" de los móviles.

Aunque los cambios en la era digital no se producen tan rápido como a veces pensamos, durante el 2019 sí se marcarán algunas tendencias relevantes que importarán a los anunciantes, como apunta un nuevo estudio de la firma de investigación de mercados eMarketer.

Facebook continuará viendo crecer sus ingresos, pero también tendrá importantes problemas con sus usuarios, señala el informe.

Además, la privacidad en internet seguirá siendo un tema candente y generará nuevos debates, y esto dificultará la tarea de los anunciantes, que tendrán más puntos ciegos; utilizaremos los asistentes de voz más allá de en altavoces inteligentes y las tiendas físicas se digitalizarán.

La empresa también ha elaborado un informe sobre las tendencias del sector móvil de cara a 2019, en el que destaca que la inversión en publicidad móvil en medios se disparará superando a la de la televisión y que el uso del móvil sobrepasará por primera vez el de la TV (3:46 horas al día frente a 3:36), entre otros.

Leer más: 10 gráficos que muestran qué tendencias del sector móvil pueden esperar los anunciantes en 2019, según eMarketer

¿Y qué no será tendencia en 2019? El 5G, por ejemplo, porque aunque se hablará ampliamente de esta tecnología solo llegará pocos millones de personas entre América del Norte y el este de Asia, tampoco se producirá el fin del monopolio de Facebook y Google ni la "desintoxicación digital" de los usuarios.

Estas son las 10 tendencias digitales de cara a 2019 que importarán a los anunciantes, según predice eMarketer:

La transparencia se impondrá en la publicidad

La transparencia en el mundo de la publicidad será de lo más relevante en 2019. La publicidad digital va tomando fuerza frente a la anterior reina del sector, la televisión, y con este cambio aumenta la preocupación de los actores sobre a dónde va exactamente el dinero de las marcas.

Leer más: Cómo será la publicidad del futuro: una emprendedora ve a los usuarios como microinfluencers para dar a conocer a las marcas

"Las marcas han preguntado todo esto durante años, pero 2019 será el año en que la presión alcanzará tal nivel que los socios, las plataformas y los anunciantes romperán el silencio a favor de los anunciantes", señala el informe.

Los ingresos por publicidad de Facebook crecerán, pero no experimentará lo mismo su uso

Ingresos por publicidad de Facebook, de 2016 a 2020.
Ingresos por publicidad de Facebook, de 2016 a 2020. eMarketer

El mundo del marketing seguirá apostando por Facebook pero los profesionales de este sector tendrán que actuar con mayor cuidado para no enfadar más a los usuarios tras los recientes escándalos.

Así, Facebook registrará unos ingresos por publicidad un 23,5% mayores que los del año anterior, llegando a los 67.250 millones de dólares (59.000 millones de euros), como se aprecia en el gráfico, aunque el uso de la plataforma se mantendrá en los 40 minutos al día, mientras que el de Instagram subirá apenas un minuto, de los 26 a los 27.

"Cuanto más tarde la compañía en averiguar cómo hacer frente a las fake news, al contenido negativo y a otros grandes problemas, más tendrá que esforzarse en mantener a sus usuarios", reza el estudio.

La segmentación de audiencias en televisión mejorará por las plataformas digitales

Las televisiones aprenderán mejor a hacer campañas más segmentadas (target), crear anuncios y medir su efecto gracias a las plataformas digitales.

El dominio de plataformas de vídeo sin anuncios como Netflix y Amazon se ha intensificado durante el último año, y las apuestas de las televisiones tradicionales por seguirles el ritmo, creando otras plataformas, les permitirá tener más datos que utilizar en las campañas publicitarias aparte del sexo y la edad de la audiencia.

Los asistentes de voz sobrepasan a los altavoces

El altavoz inteligente de Amazon Echo Plus.
El altavoz inteligente de Amazon Echo Plus. A.A.

Aunque desde su llegada en 2015 los altavoces inteligentes han sido el gadget con mayor crecimiento de todos los tiempos, según el estudio, 2019 no será el año de estos dispositivos sino el de los asistentes de voz.

Así, los altavoces han impulsado el uso de la voz como ningún otro dispositivo pero ahora empezarán a darse órdenes de voz a ordenadores, cerraduras, frigoríficos, luces o coches.

"De las luces a la televisión, tu cafetera o tu cama, el control por voz va a saltar a múltiples dispositivos y hará más fácil la vida de los consumidores", apunta para el estudio Jeff Malmad, director de América del Norte del grupo Life+ dentro de la agencia de medios Mindshare.

Leer más: He probado el Echo Plus de Amazon durante un mes y ya no escucho música de otra manera, aunque aún tiene mucho que aprender

En ese sentido, Amazon, Google y Samsung están pidiendo a sus desarrolladores que incorporen Alexa, el asistente de Google y Bixby, el asistente de Samsung, en sus productos.

Además, Amazon, Google y Apple tienen la vista puesta en el mercado automovilístico, Microsoft y Apple ya tienen asistentes de voz en sus sistemas operativos, IBM está buscando socios para implantar su asistente Watson y Samsung está redoblando su apuesta por el suyo.

Los consumidores están respondiendo bien ante estas propuestas de integrar aún más los dispositivos en el día a día de las personas (ambient computing) ya en 2018 3 de cada 10 internautas utilizaban asistentes de voz en otros dispositivos que no eran su móvil, según una encuesta de Voicebot.

La seguridad preocupará más a los consumidores

Conforme los consumidores adquieren más gadgets interconectados entre sí (IoT) están más preocupados por quién y cómo utiliza los datos que estos recogen.

"2019 será un año en que los dispositivos IoT se verán como culpables de hackeos maliciosos, cesiones de datos negligentes y de vigilancias no autorizadas. Y habrá más de lo mismo hasta que los consumidores, las empresas y los reguladores se unan para subir el nivel", señala.

Leer más: Las contraseñas actuales desaparecerán antes de 2024, según este experto en ciberseguridad

Estos dispositivos prometen facilitar la vida de sus dueños, pero al tiempo muchos recogen información biométrica, registran tu actividad diaria o tienen cámaras y algunos de esos datos, inevitablemente, serán hackeados.

Y esos problemas preocuparán aún más a sus usuarios, que, salvo por los europeos gracias al GDPR, viven en países con un marco regulatorio insuficiente.

La televisión de pago seguirá en caída libre

Interfaz de Netflix en tablet
GettyImages

Los consumidores se pasan a servicios de streaming y dejan de pagar televisión por cable. Netflix, Amazon Video y Hulu sumarán en 2019 10 millones de suscriptores estadounidenses nuevos, al tiempo que crecerán otros servicios como HBO.

También aumenta el uso de otro tipo de servicios de vídeo como Youtube, que duplicarán sus usuarios en 2022 hasta alcanzar los 35,1 millones (hoy día tienen unos 16,6 millones).

La segmentación de audiencias será más complicada

La preocupación de los consumidores por el uso de sus datos y sus exigencias harán más difícil la segmentación por audiencias que realizan los profesionales del marketing.

Igualmente, el GDPR, entre otras leyes, ya apuntan a que las diferentes legislaciones van a reforzarse para regular los datos de los consumidores.

Además, más de un cuarto de los internautas estadounidenses seguirá bloqueando los anuncios en sus dispositivos, por lo que tendrán menos datos que utilizar en sus campañas.

Google encontrará fuerte competencia como buscador

El aumento salarial de Amazon podría costarle 3.000 millones de dólares, pero lo compensará con sus robots [RE]
Getty/Scott Olson

Amazon ya registra más búsquedas de productos que Google en EE.UU. Asimismo, Google también tendrá que enfrentarse a cómo sus usuarios buscan contenido, lejos del texto y cada vez más cerca de la voz y lo visual.

2018 experimentó un fuerte aumento en las búsquedas visuales y eMarketer estima que mensualmente se realizan más de 1.000 millones en plataformas como Amazon, eBay y Google, aunque aún solo suponen un 1% del total de búsquedas.

"Google continuará invirtiendo fuertemente en expandir sus plataformas de búsqueda por voz y por imágenes en 2019", indica.

El gasto en crear contenido en vídeo disminuirá

Y eso a pesar de que durante la última década han crecido fuertemente los presupuestos destinados a la creación de contenido en vídeo. En 2017, se invirtió en ello 6.300 millones de dólares para Netflix, 4.500 millones para Amazon Video y 2.500 millones para Hulu.

Estas plataformas, las de cable y las televisiones crearon en total 496 series, solo un poco más de las 487 que desarrollaron en 2017, por lo que eMarketer apunta a que podríamos estar cerca de la saturación.

"Algunos agentes se darán cuenta de que las sumas que han invertido en producir contenido en vídeo no están siendo rentables", manifiesta.

La digitalización llegará a las tiendas físicas

Compradores en Zara
Reuters

Si hace más bien poco preocupaba que desaparecieran las tiendas físicas, de repente ese sentimiento se ha visto sustituido por la digitalización de estas mismas, que devuelve a los consumidores a los comercios.

La realidad aumentada ayuda a los clientes a probarse ropa o maquillaje virtualmente, o incluso a visualizar muebles en su casa.

También las tiendas sin cajeros Amazon Go son un ejemplo de innovación digital en el lugar de compra físico. Así, incluso los minoristas estadounidenses que solo vendían online deciden pasar al mundo físico para atraer más clientes.

"Resulta que los rumores sobre la muerte del comercio físico se han magnificado muchísimo. Los clientes solo necesitan una razón para ir a las tiendas, y esa experiencia viene, y es irónico, del mundo digital", señala eMarketer.

Te puede interesar