Pasar al contenido principal

Estás serán las tendencias en la formación en el lugar de trabajo para 2019, según LinkedIn

Una reunión de negocios
Getty Images
  • El estudio Workplace Learning Report 2019, elaborado por LinkedIn, examina las principales tendencias de la industria de la formación.
  • Encargados de generar y desarrollar el talento en los lugares de trabajo, el departamento de Formación y Desarrollo (L&D) comienzan a contar con el presupuesto y el apoyo requerido.
  • Acabar con la brecha de habilidades y aprovechar el potencial de los trabajadores, cada vez más interesados en formarse, entre las principales tendencias que definirán la formación en el lugar de trabajo en 2019.

A medida que el lugar de trabajo evoluciona, el enfoque de los profesionales de Formación y Desarrollo (L&D) avanza para adaptarse a los cambios. Las empresas están cada vez más centradas en atraer y retener talento así como en garantizar que su personal cuenta con las habilidades adecuadas para el presente y el futuro. Y para ello es esencial el departamento de formación y captación de talento.

El Informe Workplace Learning Report 2019, elaborado por LinkedIn, muestra cómo debido a estos cambios, los encargados de generar y desarrollar el talento en los lugares de trabajo comienzan a contar con el presupuesto y el apoyo requerido para situarse como un pilar estratégico de la empresa.

Para el estudio, la plataforma de búsqueda de empleo más famosa ha encuestado a más de 1.200 profesionales del departamento de Formación del talento y RR.HH. junto a 2.100 estudiantes de todo el mundo en su lugar de trabajo. Las conclusiones muestran que acabar con las brechas de habilidades, aumentar el compromiso y aprovechar el potencial de cada trabajador son las principales tendencias que definirán la formación en el lugar de trabajo en 2019.

Acabar con la brecha de habilidades una prioridad absoluta

La transformación digital está provocando que las habilidades laborales estén cambiando de manera continuada en muchos de los sectores. El problema  es que en este sentido la capacitación de los profesionales no se está llevando a cabo al mismo ritmo.

De acuerdo a un reciente estudio elaborado por Udemy, hasta un 73% de los trabajadores españoles considera que existe un déficit en capacidades mientras que un 80% de los profesionales afirmaba haber tenido que adquirir competencias adicionales para desempeñar su trabajo.

Leer más:La jefa de recursos humanos de Accenture comparte lo que la compañía ha aprendido al formar en nuevas habilidades a casi 300.000 empleados

En este sentido no sorprende que una de las áreas principales en las que se centrará el departamento de Formación en el lugar de trabajo este 2019 sea la brecha de habilidades de sus empleados y cómo acabar con esta.

Según el informe de LinkedIn, cuatro de las siete áreas de enfoque principales para los desarrolladores de talento durante este año girarán en torno a cómo identificar, evaluar y acabar con las brechas de habilidades en su empresa. Para ello definen como crucial, identificar cuáles son esas carencias, mejorar el compromiso de las empresas con los programas de formación y comprender el impacto de la tecnología en el desarrollo de las habilidades.

Más presupuesto para formación y mayor interés de los trabajadores por formarse

Para 2019 se espera que el departamento de Formación y Desarrollo ostente mayor peso dentro de las empresas, debido a su papel cada vez más relevante para retener el talento y mantener a los trabajadores actualizados a medida que cambian sus roles de trabajo.

Los resultados de la encuesta de LinkedIn muestran que las restricciones presupuestarias están dejando de ser un problema, con casi la mitad(43%) de los profesionales de este departamento esperando un aumento del presupuesto para 2019. Una cifra relevante si se la compara con el 27% que lo esperaba en 2017.

Además, la inversión se está destinando a la formación en línea. Hasta un 59% de los profesionales de formación emplean la mayor parte de su presupuesto en formación online con el 39% afirmando que invierte menos en formación impartida por un instructor.

Leer más: Las 5 habilidades personales más difíciles de encontrar en los empleados

A esto se le suma un interés creciente de los trabajadores por seguir aprendiendo y formándose. A medida que se reduce la vida útil de ciertas habilidades, debido al impacto tecnológico en el mercado laboral, y siendo más necesario que nunca el reciclaje, el informe muestra que los profesionales están adoptando un enfoque de formación continua.

Casi tres cuartas partes de los trabajadores aseguran que quieren seguir formándose en su tiempo libre. Si bien el interés va en aumento, la participación sigue siendo un reto importante. Para abordar este problema, la plataforma aconseja aprovechar las acciones de marketing para comunicar sus programas e involucrar a los directivos en la creación de una cultura de formación.