¿Violín o fútbol? Qué debes tener en cuenta a la hora de escoger las extraescolares de tu hijo

niños saliendo del colegio
Getty Images
  • A la hora de escoger las actividades extraescolares puede haber algo de conflicto entre lo que quieren hacer los pequeños y lo que los padres consideran mejor para su educación.
  • Lo acertado es buscar siempre que sean adecuadas a la edad, motivantes y que no generen una carga extra en los niños que pueda derivar en estrés.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tu hijo quiere invertir su tiempo extra en jugar en el parque, correr y gritar. Por lo que te pide que le apuntes a baile, a algún deporte con el que perseguir una pelota o un arte marcial para aprender a ser un ninja.

Pero tú lo ves desde otra perspectiva. Mejor algo de refuerzo de idiomas, pues el día de mañana será básico que hablé al menos inglés. Y ya pensando en el futuro por qué no ir aprendiendo robótica o programación. Por supuesto, algo de formación en arte. Nada como deleitarse escuchando a tu descendencia tocando a Brahms al piano o al violín.

Por lo que llegado el momento de escoger las actividades extraescolares de tus hijos puedes encontrarte con cierto dilema. ¿Debes hacerles caso y apuntarles a lo que les gusta o mejor orientarles hacia aquello que crees más "útil"?

¿Son necesarias las extraescolares?

Siendo sinceros, el motivo que se esconde muchas veces tras la elección de apuntarle a algo es ocupar parte de la jornada porque no llegas a tiempo a la salida del colegio. O para fomentar una formación más específica que vaya más allá de lo que se da en clase.

Pero dejando a un lado esos motivos, ¿realmente son necesarias las actividades extraescolares?

"Los niños necesitan jugar, por lo que la mejor actividad extraescolar que existe, siempre que se pueda, se llama parque", afirma a Business Insider España la psicóloga infantil y de familia Bárbara Zapico.

Ajedrez para niños
Pixabay

No obstante añade, todas ellas en general "fomentan una serie de ventajas, que pueden considerar beneficiosas, como la cooperación, la socialización o la descarga del estrés generado en el día a día en clase".

La investigación así lo ha señalado también. 

Algunos estudios han encontrado una asociación positiva entre la participación extracurricular y un mayor éxito en la escuela.

Los expertos consideran que este tipo de actividades no solo pueden reforzar lecciones aprendidas en el aula. También permiten impulsar el trabajo en equipo, la competencia, e incluso la diversidad y un sentido de cultura y comunidad.

Aunque otras investigaciones han puntualizado que estos beneficios pueden verse influenciados por otros factores como la edad o el nivel educativo de los padres.

Factores a tener en cuenta para escoger las extraescolares

Uno de los factores importantes a la hora de escoger una actividad extraescolar es la edad. 

En general, los especialistas recomiendan actividades que favorezcan la motricidad y la coordinación corporal para la edad infantil (de 3 a 6 años). Aquí entrarían desde baile a todo tipo de deportes.

Mientras que a medida que van cumpliendo años se pueden ir incorporando otro tipo de actividades que fomenten la concentración, la creatividad o la comprensión. Pueden englobarse aquí clases de idiomas, música, ajedrez o pintura entre otras.

A la hora de escoger extraescolares es importante también no dejarse llevar por "carencias" de los propios padres, remarca Zapico. Como el no haber podido aprender a tocar un instrumento o querer ver en nuestro hijo un as de algún deporte.

"Puede ser muy beneficioso para el progenitor, pero el niño puede vivirlo como una carga más en su añadido de actividades y deberes diarios", afirma. 

Precisamente este es otro de los aspectos a tener más en cuenta a la hora de gestionar y organizar el tiempo libre de los pequeños: no extralimitarse en la carga de actividades complementarias que deben afrontar.

A este respecto, la psicóloga considera que se pueden ofrecer unas 2 o 3 actividades a la semana. "Creo que más son demasiadas".

¿Deberías apuntar a tu hijo a algo que no le gusta?

Niños con mochilas.

Getty Images

El principal problema que surge en el ámbito de las actividades fuera del colegio es querer apuntar a tu hijo a algo que sabes que no quiere hacer. 

Entonces surgen las dudas ¿debería ir a algo que no le gusta porque lo consideras positivo? o ¿tendría que ser él quien escoja?

Aquí la especialista anima a tener en cuenta que a veces el hecho de ir a clase ya puede suponer para ellos una obligación, por lo que se debería llegar a un equilibrio.

"Soy bastante partidaria de que sean los niños, sobre todo en edades más tempranas, los que escojan por ellos mismos dentro de unos márgenes que establezcan los progenitores", considera.

Además puntualiza que si existe un fuerte rechazo no se debería obligar al niño a ir, "ya que generarían una aversión y por tanto, puede provocar una fuente de mayor estrés".

Para minimizar este riesgo Zapico anima a buscar siempre actividades motivantes, "que tengan un aprendizaje diferente al que se les está ofreciendo en las clases. Que se salgan, si es posible, un poco fuera de la norma".

Es decir, que si quieres apuntarle a tu hijo a clases de inglés, y el odia esta asignatura, al menos busca que la forma de aprendizaje no sea estar sentado mirando una pizarra, sino algo mucho más dinámico. 

Que aprenda a través de" actividades cotidianas o ir al parque a jugar con otros niños que hablen todos en inglés", aconseja la psicóloga.

O si no párate a pensar por qué dejaste tú de ir a clases de inglés o al gimnasio.

Otros artículos interesantes:

Por estas razones debes evitar hacerles los deberes del colegio a tus hijos y así es como puedes ayudarlos

Las claves de Smartick, el método español para aprender matemáticas que ha conquistado al MIT

¿Cuánto cuesta la 'vuelta al cole' en el curso 2021-2022? Este es el gasto por hijo según el tipo de centro, comunidad autónoma, material y actividades extraescolares

Te recomendamos

Y además