Tengo 25 años y gano un salario de más de 90.000 euros como asistente virtual: así lo he conseguido

Lauryn Haas
| Traducido por: 
Andrea Laird, asistente virtual
Andrea Laird, asistente virtual

Cedida por Andrea Laird

Este artículo se basa en una traducción de una conversación transcrita con Andrea Laird, una asistente virtual de 25 años de Brooklyn, Nueva York, sobre su carrera. Se ha editado para darle mayor extensión y claridad.

Me licencié en psicología y fui a un curso de psicología industrial-organizativa que me hizo enamorarme del aspecto de la psicología relacionado con el desarrollo profesional. Luego hice un máster en psicología de la empresa, concretamente en recursos humanos. 

Cada vez que tenía una pasión, pensaba que lo mejor era servir a alguien que hiciera lo que yo quería hacer. Ahora, llevo unos 6 años en el sector, siempre ayudando a alguien y siempre aprendiendo de él.

Así empezó todo

Mi primera pasión fue el sector inmobiliario, así que en 2016 empecé como asistente inmobiliaria en una agencia ganando unos 20.000 dólares al año. Luego me enamoré de la parte de recursos humanos y quise hacer nóminas. Y empecé a ganar unos 45.000 dólares al año en 2018. Este ha sido el único puesto que he tenido en el que no he trabajado para un ejecutivo.

Luego fui más allá y quise dirigir mi propio negocio, así que comencé a trabajar como asistente ejecutiva del CEO de una compañía multimillonaria en 2019. Solicité el puesto y no paré hasta conseguir una entrevista.

Actualmente, gano 91.000 dólares anuales con mi puesto de trabajo y luego tengo mi negocio y mi sitio web, así que ahora mismo estoy ganando más de 6 cifras.

Cuando miraba a mi alrededor y veía a mis amigos y era un poco descorazonador ver que se conformaban con trabajos mal pagados en tiendas de comida rápida o centros de llamadas. 

Entonces conocí el oficio de asistente virtual, en el que no se necesita mucha experiencia y aprendes mucho.

Me enamoré  también de la difusión de cierta información, algo que me encanta de las redes sociales en general. Ahora creo contenido y tengo 76.000 seguidores en TikTok, lo cual es una locura.

El primer vídeo que hice fue en diciembre, y hablé sobre el software de seguimiento de candidatos. Tuvo unas 20.000 visitas, y me sorprendió que 20.000 personas no lo conocieran.

Seguí adelante. Fui constante en el aprendizaje de las nuevas tendencias, y uno de mis vídeos explotó y obtuvo un millón de visitas. Me sentí abrumada durante el proceso, pero no lo hago por la fama. Cuando veo a la gente a la que sirvo, me siento muy bien.

 

Trabajar todo el día, todos los días

También tengo mi propia empresa llamada What if You Knew que empecé en 2019. 

Trabajo 40 horas a la semana en mi trabajo asalariado, unas 20 horas a la semana para clientes freelance, y luego 20 horas a la semana en mi empresa. Básicamente trabajo todo el día todos los días.

La mayor parte de mis ingresos provienen de mi trabajo por cuenta ajena, y mi segunda mayor fuente de ingresos proviene de mis clientes freelance. Estoy empezando a centrarme más en la enseñanza y la tutoría, así que un día mi empresa ocupará la mayor parte de mis ingresos.

Un proyecto para ayudarte a buscar tu pasión

En mi empresa, ofrezco un par de servicios, entre ellos un proyecto de currículum y un cuestionario para identificar tus habilidades, pasión e intereses. Utilizo las respuestas del cuestionario para recomendar los servicios que puedes ofrecer. 

Creo que muchas veces la gente no sabe cómo empezar como autónomo porque ni siquiera sabe qué servicio podría ofrecer, así que quería eliminar ese primer freno a la hora de emprender.

También tengo una guía de 8 pasos sobre cómo lanzar tu negocio de principio a fin y cómo encontrar clientes, y proporciono plantillas sobre cómo llegar a los posibles clientes. Son las mismas cosas que usé para conseguir mi primer cliente de asistente virtual en 7 días cuando empecé. También tengo un plan de salida para dejar tu trabajo actual, y ofrezco llamadas individuales.

Al fin y al cabo, el mayor tiempo lo pasamos en el trabajo. Si odias tu trabajo, vas a odiar tu vida. La vida es demasiado corta para odiar lo que haces. 

“No compres lo que puedas alquilar” y otros 3 mandamientos que han hecho rico a este millonario

No dejo mi trabajo por cuenta ajena porque me encanta

Amo mi trabajo. Podría trabajar solo como freelance y ganar la misma cantidad de dinero porque he construido un gran sistema, pero el aprendizaje y la enseñanza que recibo de mi otro trabajo  son incomparables.

Gran parte de mi trabajo consiste en programar. Los empresarios están muy ocupados. No tienen tiempo para sentarse y programar reuniones, pero las reuniones son la forma de ganar dinero. Hago muchas actas, elaborando elementos de acción, y también mucho tráfico de correo electrónico. 

Para uno de mis clientes, gestiono completamente su bandeja de entrada. Preparo una actualización semanal del cliente. También ayudo a preparar las próximas reuniones de la junta directiva o del consejo de dirección.

Considero que mi función principal es facilitarles la vida, así que cualquier cosa que necesiten siempre estoy dispuesta a ayudar. Si me contrataban para fines administrativos y necesitaban ayuda con las redes sociales, no había problema.

ricofeliz

Para mí, es muy gratificante ser asistente. Mi experiencia nunca ha sido la que se ve en las películas, como recoger las cacas de los perros, correr a por café o recibir un trato horrible. 

Todas las personas a las que he servido me han tratado con el máximo respeto, me han considerado una compañera, me han orientado y me han proporcionado una experiencia increíble. Elige algo y podrás empezar a servir a alguien que te enseñará, te ayudará a crear redes y a ganar mucho dinero.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.