Tengo 32 años, soy actriz porno y gano 5 cifras al mes: así es mi trabajo

Rain dice que a los 32 es considerada una veterana en la industria del porno.
Rain dice que a los 32 es considerada una veterana en la industria del porno.

Romi Rain

  • Romi Rain (no es su nombre real) es una estrella de cine para adultos de 32 años que vive y trabaja en el sur de California.
  • Comenzó a trabajar como modelo haciendo desnudos a los 19 años antes de convertirse en bailarina exótica en un club de striptease. A partir de ahí, comenzó a usar cámaras web y, a los 25 años, firmó con una agencia para actuar en películas para adultos.
  • Dado que la pornografía no es una "carrera para siempre", Rain dice que muchos artistas de este ámbito encuentran formas de generar ingresos extra al subir contenido a páginas web como OnlyFans.
  • Graba y edita su propio contenido, que puede ir desde elaboradas grabaciones de video hasta simplemente reproducir videojuegos en vivo en Twitch. Durante la pandemia dice que está ganando al menos 5 cifras al mes.
  • Esta es su historia, escrita por Jenny Powers.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La industria del porno no está regulada, por lo que no se produjo un cierre oficial cuando llegó el COVID-19. Las grabaciones se detuvieron en California la tercera semana de marzo, pero fue más como sugerencia, ya que no se nos considera parte del Gremio de Actores de Pantalla y por tanto sus restricciones no nos afectaban de manera directa. Aún así, está claro que no era el mejor momento para seguir grabando películas.

18 famosos que se niegan a hacer escenas de desnudos

La media de vida de una mujer en la industria del cine para adultos es de 2 a 5 años

Si te pasas de ese tiempo se te considera veterana, como a mí. Tenía 25 años cuando comencé a hacer porno, una edad que ya se considera avanzada, y ahora tengo 32.

Cuando tenía 19 años trabajé como modelo independiente de desnudos para una agencia llamada Model Mayhem. Me encantaba modelar y bailar tanto que literalmente me desperté un día y fui a una audición en un club de streptease llamado 4Play en Los Ángeles, donde me convertí en bailarina exótica. Agradezco mis primeros días en el club por haber aprendido lo importante que puede ser una conversación e influir en un estado de ánimo. Personalmente, nunca me senté en el regazo de ningún cliente. Siempre me sentaba al lado de alguien y comenzaba una conversación genuina. Luego, si terminamos en la sala VIP, los límites y el respeto se habían establecido claramente.

Todavía estaba modelando y bailando cuando me llamaron para hacer sketches y juegos para The Playboy Morning Show, lo que me llevó a estar en el set de rodaje de Playboy Live cuando tenía 23 años. Fue muy divertido. A partir de ahí, trabajé para Playboy TV, que fue mi primera experiencia de pornografía suave. Comencé a hacer solos para un par de páginas web y filmé una página central para la revista Hustler que se estrenó en 2013. Para entonces tenía 25 años y me comuniqué con una agencia de la industria conocida para comenzar a representarme. Fue entonces cuando empecé a trabajar haciendo cine para adultos, y el resto es historia.

Me gusta dejar claro lo que estoy y no estoy dispuesta a hacer en mi trabajo

Algunas de mis actividades incluyen estar suspendida en el aire o permitir que alguien me abofetee repetidamente. También tengo una lista de los únicos 20-30 chicos con los que estoy dispuesta a trabajar. Me consideran una diva en la industria, pero realmente, solo me estoy protegiendo. El movimiento #MeToo y las redes sociales nos han dado la capacidad de decir no más a menudo y han ayudado a que la industria sea más segura al echar a la gente por su mal comportamiento.

Rain posando con su póster como modelo para Cam4, una página web para adultos.
Rain posando con su póster como modelo para Cam4, una página web para adultos.

Romi Rain

No me arrepiento de haberme incorporado al negocio; me ha llevado a una vida mejor de la que esperaba. Presenté los premios AVN de 2019, conocidos como los "Oscar de la pornografía", tengo mi propio merchandising (Fleshlight desarrolló un juguete sexual masculino con funda encajada moldeado directamente a partir de mis propias partes femeninas, y cobro una pequeña cantidad mensual de las ventas).

Dado que la pornografía no es una carrera para siempre, la creación de contenido es nuestra red de seguridad

Más que nada, esta pandemia ha demostrado nuestra valía como creadores de contenido. Dirijo mi propia página web para mayores de 18 años y soy embajadora de la marca Cam4. También estoy en Pornhub, OnlyFans, MiniVids, Clips for Sale e incluso juego s videojuegos y hago directos en Twitch. Yo sola me encargo de la creación de contenido: hago mi propia filmación, edición y carga. Es un momento increíble para interactuar con la gente directamente y nos ha ayudado a humanizarnos más como artistas. Mi arma secreta como artista para adultos es mi don de la palabra. Me encanta charlar y las charlas "sucias" definitivamente requieren cierto grado de habilidad y creatividad.

La gente se sorprende al saber que la pornografía con una jornada laboral diaria

Como cualquier otro trabajo, lo que siembras es lo que recoges, y si te diviertes demasiado, quizás no estés siendo todo lo profesional que deberías.

Como actores, somos responsables de obtener y pagar una revisión completa de análisis de orina y sangre cada 14 días para asegurarnos de que estamos sanos. Cuesta 165 dólares (unos 138 euros) cada vez y el seguro no lo cubre. En la mayoría de los casos, también somos responsables de pagar nuestro vestuario. Un hombre puede usar exactamente la misma camisa en una docena de escenas, pero las mujeres necesitan de la cabeza a los pies todo nuevo en cada escena, por lo que tenemos muchos más gastos generales.

Rain dice que las artistas femeninas tienen muchos más gastos que los hombres, como uñas, cabello, maquillaje y compra de vestuario.
Rain dice que las artistas femeninas tienen muchos más gastos que los hombres, como uñas, cabello, maquillaje y compra de vestuario.

Romi Rain

Antes del COVID-19, un día laboral normal implicaba levantarse temprano para ducharse, depilarse y arreglarse. Al llegar a la casa de rodaje, hay papeleo que completar, luego normalmente te maquillas. Después, participas en una sesión de fotos con el resto de artistas. Las escenas de sexo en sí son muy técnicas y cada posición tarda en rodarse entre 2 y 5 minutos. Después, puede haber más fotos, y luego para cerrar la sesión, muestras tu identificación para verificar tu edad y nombre legal, y das tu consentimiento verbal de que has actuado por su propia voluntad y que has sido tratada de manera justa.

Mi rodaje más largo fue de 8 días para un largometraje, y algunos de esos días superaron las 10 horas de trabajo

A los artistas se les paga una tarifa fija por escena.

A las mujeres se les paga un poco más por escena (de unos 600 a unos 2.500 euros dependiendo de lo que requiera la escena) pero los hombres pueden trabajar más porque hay más mujeres para elegir. Es un trabajo duro físicamente para un hombre, pero si puede llegar a tiempo y controlarse, su carrera podría duras más años que la de una mujer, a menos que desarrolle una reputación terrible.

No he filmado ninguna escena dura con otra persona en más de 6 meses y, honestamente, no sé cuándo volveré a hacerlo. Además, he ganado más dinero en los últimos 6 meses grabando contenido usando OnlyFans y la cámara web que lo que hice durante todo mi primer año de rodaje de pornografía trabajando casi 5 días seguidos a la semana.

En estos días, las horas de la semana que trabajo realmente dependen de si tengo un proyecto o una meta financiera en mente. Podría trabajar todos los días todo el día o tener varios días libres. A veces es tan fácil como hacerme una foto con el móvil o encender mi cámara web. Las sesiones caseras más elaboradas y detalladas pueden tardar horas en configurarse, desglosarse, cargar y editar.

Es bueno y malo poder trabajar tanto o tan poco como quiera porque algunos días siento que podría estar haciendo más, pero es increíblemente importante hacer descansos.

Mis ingresos mensuales son de 5 cifras; lo altas que sean ya depende de mí. Siento que la pandemia hace que los clientes estén aún más ansiosos por el contenido a todas horas del día y de la noche, porque están ansiosos y aburridos y quieren dejar de pensar en el estado del mundo.

No estoy segura de cuándo, pero no tengo ninguna duda de que la industria del porno se recuperará. Quiero decir, casi una cuarta parte de las búsquedas en Internet desde el móvil son de contenido pornográfico. Millones de personas consumen nuestro contenido a diario y, a pesar de ser tabú en la sociedad, es seguro que a la gente le gusta el porno. De lo contrario, no tendría trabajo.

Otros artículos interesantes:

Este joven de 28 años pasó de la indigencia a conseguir un trabajo como ejecutivo de una startup valorada en 1.500 millones de euros

Así es trabajar en algunas de las empresas más flexibles de España: desde teletrabajo a días libres por tu cumpleaños

Así es trabajar en el área de innovación de Inditex según un ex responsable de proyectos de innovación del gigante gallego