El equipo del servicio de entrega con drones de Amazon vive meses de agitación por los retrasos en el lanzamiento, la contratación de nuevos ejecutivos o la alta tasa de rotación de trabajadores, del 20%

JORDAN STEAD/ Amazon
JORDAN STEAD/ Amazon

JORDAN STEAD/ Amazon

  • La plantilla del equipo del servicio de entrega con drones de Amazon, Prime Air, vive una oleada de tensiones entre los trabajadores antiguos y las nuevas incorporaciones.
  • En una reunión de trabajadores en marzo, varios empleados expresaron su frustración respecto a los nuevos ejecutivos contratados de empresas como Boeing.
  • Los gerentes de esta área han tenido que afrontar preguntas sobre la falta de transparencia, la alta rotación de personal o el retraso del lanzamiento del servicio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El equipo de Amazon Prime Air, el servicio de entrega con drones de la multinacional estadounidense de comercio electrónico, continúa con problemas internos importantes provocados por la alta rotación de trabajadores y los retrasos en el lanzamiento del que es uno de los proyectos más importantes de Amazon: la entrega de paquetes con aeronaves no tripuladas.

Estas tensiones marcaron un máximo en una reunión con trabajadores en marzo, en la que los líderes de Prime Air tuvieron que responder preguntas planteadas y votadas por los empleados. Las cuestiones se centraron en varios asuntos polémicos, incluyendo las disparidades entre los empleados antiguos y las nuevas contrataciones procedentes de empresas de la industria aeroespacial, hasta la sensación de que el proyecto iba yendo demasiado despacio. También se puso sobre la mesa la alta rotación de personal, que fue del 20% en 2020, según pudo saber Business Insider.

La pregunta que recibió más votaciones por parte de los empleados apunta a un choque cultural entre los nuevos ejecutivos y la estructura previa de la compañía, según una transcripción obtenida por este medio.

"Un compañero destacó que en el último año cuatro personas en su cadena de mando han sido reemplazadas por ejecutivos expatriados de Boeing", señalaba la pregunta, en referencia a los múltiples cargos que han llegado a Amazon procedentes de Boeing en el último año. "¿Qué va a hacer la compañía para preservar la cultura de Amazon y sus principios en Prime Air si se construye la organización con líderes ya establecidos en la industria?", añadía la cuestión.

David Carbon, vicepresidente de Prime Air y exejecutivo de Boeing que reemplazó al vicepresidente y fundador de la sección, Gur Kimchi, en 2020, consideró que hablar de ellos como "expatriados" es "ridículo", y lo compara con evitar contratar personas de Microsoft cuando necesitas expertos en software.

"La experiencia en software procede de empresas como esa. De la misma manera, la experiencia en la industria aeroespacial procede de compañías como Boeing", respondió Carbon, según la transcripción de la reunión. "En palabras de Jeff (Bezos), somos una organización aeroespacial que necesita subir peldaños en los métodos de esta industria para asegurar la seguridad de nuestros productos. El secreto es unir eso con lo que es mejor de Amazon", añadió.

Carbon también dijo que no iba a "pedir perdón por ninguna de las contrataciones" y tampoco por "dirigir Prime Air más cerca de Amazon".

Este intercambio entre trabajadores y ejecutivos es el último síntoma de los problemas dentro de Prime Air, el último y más ambicioso proyecto de Amazon para su actividad logística, que pretende entregar paquetes a usuarios con drones eléctricos. Comunicado en 2013 por primera vez, Prime Air ha sufrido para cumplir con sus propias expectativas, en parte por la falta de foco, años de conflictos internos y obstáculos regulatorios, de los que ya informó Business Insider. Estas tensiones y las mencionadas en el encuentro del mes de marzo, continúan, según aseguran varios empleados de la división

Los secretos de la gran ambición de Jeff Bezos: Prime Air, el servicio de entregas con drones de Amazon, intenta despegar tras innumerables retrasos y cambios de responsables

El equipo ha sufrido repetidos retrasos en sus fechas de lanzamiento, y ahora pretenden hacer un primer lanzamiento en el tercer trimestre de 2022, según fuentes cercanas a la empresa.

Las diferencias culturales entre los trabajadores antiguos de Amazon y las nuevas contrataciones son un problema cada vez mayor dentro de la compañía, conforme Amazon continúa su expansión incorporando a personas que proceden de negocios más grandes y más maduros, una tendencia que varios empleados ya avanzaron a Business Insider asegurando que se trata del mayor cambio de ejecutivos de la historia de la compañía.

Un portavoz de Amazon aseguró en un correo electrónico a Business Insider que la tasa de retención de trabajadores en el área de Prime Air ha mejorado en los últimos meses.

"Prime Air tiene ahora un nuevo liderazgo y es normal que varios miembros del equipo tengan nuevas funciones conforme el programa acomete la transición de la investigación y el desarrollo al foco en operaciones", aseguró este portavoz.

Un dron de Amazon Prime Air
Un dron de Amazon Prime Air

Amazon Prime Air

El área de entrega con drones de Amazon tiene un 20% de rotación de personal

La tensión entre el talento que ha crecido en Amazon y los nuevos empleados formados en el sector de la aviación —al menos 4 de los principales ejecutivos de Prime Air han sido reemplazados por personas procedentes de Boeing— ha sido una fuente constante de conflictos, según varios empleados actuales y antiguos de este equipo.

Muchos ingenieros de Amazon prefieren hacer una aproximación "ágil" al desarrollo de software lo que les permite tener más flexibilidad e ir iterando los proyectos por el camino conforme encuentran errores en el sistema. Pero el desarrollo aeroespacial tradicional suele ser un proceso más estructurado y regulado, conocido como de "cascada", según los empleados consultados.

Esa diferencia ha creado múltiples desencuentros en el equipo de entregas con drones de Amazon, en la parte del diseño y de las aprobaciones regulatorias, lo que ha provocado repetidos ajustes en los tiempos de los proyectos, afirman estos trabajadores. De hecho, en el encuentro de marzo al que se hacía referencia anteriormente, varios empleados preguntaron sobre los retrasos. Un empleado asegura que varias de esas decisiones supusieron "quemar puentes" y eso ha provocado que el equipo pierda su capacidad de cumplir los objetivos previstos.

Otra pregunta del encuentro reclamaba "un liderazgo claro en la parte técnica del proyecto", y otro trabajador preguntó qué ocurriría si Prime Air no consigue cumplir su último plazo, marcado internamente para el tercer trimestre de 2022.

"Digamos que, en el peor de los escenarios, no conseguimos hacer un lanzamiento alfa en el tercer trimestre de 2022. ¿Qué ocurriría entonces? ¿Retrasaríamos el objetivo otros 2 años?", preguntó este trabajador.

El equipo directivo no respondió directamente a la mayoría de estas cuestiones, según los empleados consultados. Pero en una de ellas Carbon pasó un largo rato discutiendo qué hacer con la alta rotación de personal de Amazon Prime Air. Dijo que en 2020 fue del 20%, un número alto incluso comparado con otras áreas de Amazon. El área de robótica tuvo una rotación del 16% el último año, y el área de operaciones del 14%, según Carbon.

Amazon Prime Air.
Amazon Prime Air.
Amazon

Los empleados que dejaron el equipo en 2020 no querían esperar 2 años al lanzamiento de Prime Air, o no estaban de acuerdo con los planes a largo plazo de los responsables de la sección, según dijo Carbon, que añadió que miraba los datos de contrataciones y salidas 3 veces por semana.

"La buena noticia es que hemos tenido progresos sólidos pese a la rotación. No podemos mantener este 20%, matará a nuestros trabajadores", reconoció.

Actualmente, la rotación en el equipo de Prime Air ha caído al 16%, según fuentes cercanas a la compañía.

No está claro hacia dónde transitará el desarrollo de Amazon Prime Air. Una previsión interna a la que accedió Business Insider el año pasado consideraba que el servicio se lanzaría en agosto de 2020. Ese mes Amazon recibió autorización del Gobierno de Estados Unidos para usar drones autónomos en operaciones comerciales.

Amazon recibe autorización en Estados Unidos para utilizar una flota de drones como servicio de entrega

Varios empleados de Prime Air aseguran que no tienen una imagen clara sobre el progreso de la sección. Uno de ellos dijo que hay "una confusión significativa" entre los equipos de ingeniería y las unidades de negocio sobre lo que será el futuro del servicio, y añade que "la ambigüedad es un riesgo enorme" para el desarrollo del área de drones de la compañía. Otros trabajadores pidieron más sesiones conjuntas para saber "en qué están trabajando otros equipos" y reconocen que no saben por qué se ha reducido la presencia del área en Reino Unido o París.

"No tengo ni idea de lo que hemos conseguido como organización en 2020 para acercarnos al objetivo de hacer entregas a clientes", escribió otro empleado en una pregunta en el encuentro interno de trabajadores de Amazon Prime Air.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime

Otros artículos interesantes:

Los secretos de la gran ambición de Jeff Bezos: Prime Air, el servicio de entregas con drones de Amazon, intenta despegar tras innumerables retrasos y cambios de responsables

Amazon despide a decenas de trabajadores de Prime Air tras externalizar la producción de sus drones de reparto a una empresa austriaca y otra española

Drones para inspeccionar embarcaciones, transportar cargas y velar por la seguridad de la tripulación: por qué estos robots son clave en el sector logístico y medioambiental