Una nueva terapia que previene que las personas con coronavirus enfermen acaba de iniciar sus ensayos

Coronavirus

anyaivanova/Getty Images

  • Científicos de Reino Unido están desarrollando un nuevo estudio sobre anticuerpos que podría brindar protección contra el desarrollo del COVID a las personas que hayan estado expuestas a la enfermedad. 
  • Los investigadores también están analizando en un segundo ensayo cómo podría funcionar este método para personas que no se pueden vacunar por motivos médicos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Científicos de Reino Unido acaban de reclutar a los primeros participantes para formar parte de un nuevo estudio de anticuerpos de acción prolongada. 

Si el tratamiento es efectivo, podría brindar protección contra el desarrollo de COVID-19 a quienes ya han estado expuestos al SARS-CoV-2, tal y como recoge ScienceAlert. 

"Sabemos que esta combinación de anticuerpos puede neutralizar el virus", explica Catherine Houlihan, viróloga del University College London Hospitals. "Esperamos constatar que administrar este tratamiento mediante una inyección puede conducir a una protección inmediata contra el desarrollo de COVID-19 en personas que han estado expuestas y a las que ya sería demasiado tarde vacunar".

No obstante, este no es el primer tratamiento de este tipo que se conoce, ya que Donald Trump recibió anticuerpos monoclonales cuando contrajo la enfermedad. Además, en Estados Unidos, 2 tratamientos similares, casirivimab e imdevimab, recibieron la aprobación de emergencia en noviembre.

La diferencia es que esos tratamientos con anticuerpos se administran a pacientes con COVID-19 leve o moderado que corren el riesgo de progresar a una versión grave de la enfermedad.

"En un ensayo clínico de pacientes con COVID-19 se demostró que casirivimab e imdevimab, administrados juntos, reducen la hospitalización o las visitas a la sala de emergencias relacionadas con el COVID-19 en pacientes con alto riesgo de progresión de la enfermedad dentro de los 28 días posteriores al tratamiento en comparación con el placebo", explicó la FDA en un comunicado de prensa.

Cómo se compara el desarrollo de la vacuna del coronavirus con otras vacunas en la historia

Esta nueva terapia de anticuerpos, llamada AZD7442 y desarrollada por UCLH y AstraZeneca, es un poco diferente.

AZD7442 es una combinación de dos anticuerpos monoclonales, AZD8895 y AZD1061, que se dirigen ambos al dominio de unión al receptor de la proteína de pico SARS-CoV-2.

"Al apuntar a esta región de la proteína de pico del virus, los anticuerpos pueden bloquear la unión del virus a las células humanas y, por lo tanto, se espera que bloqueen la infección", explicó el equipo. 

Los anticuerpos son pequeñas proteínas en forma de Y que se adhieren a una sección en particular llamada antígeno de un virus, bacteria u otro patógeno y lo etiquetan para que sea atacado por el sistema inmunológico o bloquean directamente al patógeno para que no invada las células.

Mientras que el cuerpo produce anticuerpos normales después de una infección, los anticuerpos monoclonales se clonan en un laboratorio y se pueden inyectar en una persona ya infectada para ayudar al sistema inmunológico a luchar.

Los investigadores esperan que AZD7442, que acaba de comenzar el estudio Storm Chaser (el nombre de su ensayo de fase 3), brinde protección para aquellos que han estado expuestos al virus pero que aún no presentan síntomas. 

"Si estás lidiando con brotes en entornos como residencias de ancianos o si tienes pacientes que están en riesgo de contraer COVID grave como los ancianos, esto podría salvar muchas vidas", explicó el experto en enfermedades infecciosas Paul Hunter a The Guardian.

Asimismo, esperan que sea eficaz a largo plazo, durante un período de 6 a 12 meses, lo que significa que las personas que no pueden recibir la vacuna por razones médicas tienen otra opción para mantenerse a salvo de la enfermedad.

Los investigadores están analizando cómo podría funcionar esto para las personas con sistemas inmunológicos "comprometidos" en un segundo ensayo llamado PROVENT.

"Queremos reunir a personas mayores o en cuidados a largo plazo que tengan afecciones como el cáncer o el VIH que pueden afectar la capacidad de su sistema inmunológico para responder a una vacuna", dijo a The Guardian Nicky Longley, consultor de enfermedades infecciosas de UCLH.

"Queremos asegurarle a cualquiera para quien una vacuna no funcione que podemos ofrecer una alternativa que es igualmente protectora", concluyó. 

Otros artículos interesantes:

Cuándo te van a poner la vacuna del coronavirus

España inicia la campaña de vacunación masiva contra el COVID-19

Pfizer pospone un día la entrega de vacunas a España por problemas logísticos