Las tecnológicas chinas están utilizando una tecnología de vigilancia conocida como 'Tercer Ojo' para asegurarse de que sus trabajadores cumplen los duros turnos de trabajo de la cultura '9-9-6'

Un chip con la bandera de China.
Un chip con la bandera de China.

Steven McDowell/Science Photo Library

  • Varias tecnológicas chinas están recurriendo a tecnologías de vigilancia extrema para asegurar la productividad de sus trabajadores.
  • Muchos de los empleados chinos del sector tecnológicos cumplen turnos de 12 horas conocidos como '9-9-6' —de 9 de la mañana a 9 de la noche 6 días de la semana— que ahora hacen bajo la vigilancia del Tercer Ojo.
  • Los informes de eficiencia que genera esta tecnología revelan cuánto tiempo pasa cada trabajador en una web, entre otros muchos datos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En su último trabajo, Jiang Yi, un trabajador de 32 años nacido en Pekín, sabía que estaba siendo vigilado desde el momento en el que ingresó su contraseña en su intranet laboral.

El motivo es que su empleador, una compañía media del sector tecnológico en la capital china, utiliza la tecnología de vigilancia DiSanZhiYan (conocida como Tercer Ojo) para tener a todos los trabajadores bajo su vigilancia.

"Trabajaba de 12 a 16 horas diarias escribiendo código. Alcancé el punto de saturación cuando mi jefe vino un día sacudiendo un folio y preguntándome por qué vi dos vídeos en lugar de hacer mi trabajo", asegura Jiang.

Parecido a otras tecnologías de monitorización de los empleados utilizadas en otros países, como CloudDesk, este sistema recogía datos sobre las webs visitadas y el tiempo. Pero el Tercer Ojo va un paso más allá. Además de recoger datos de los chats en tiempo real para indicar lo que está haciendo cada trabajador, el servicio alerta al empleador cuando alguien de su personal está viendo vídeos en streaming o entrando en páginas de empleo.

China está aumentando la vigilancia en el país en medio de la pandemia de coronavirus poniendo cámaras en las casas de algunos residentes

Según Jiang, cada semana sus supervisores tenían "informes de eficiencia" que ofrecían un análisis al minuto de lo que estaba mirando cada empleado en su ordenador, categorizado por sitio web o aplicación.

"Este sistema se basa en mantener a los trabajadores aterrorizados. Saben que están siendo observados durante sus 12 horas de turno. La vida '9-9-6' ya era suficientemente miserable sin el miedo", recalca Jiang, en referencia a la acelerada cultura de las compañías chinas, en las que los empleados de oficina trabajan 12 horas diarias, de 9 de la mañana a 9 de la noche, 6 días a la semana.

Algunos de sus compañeros incluso se han visto presionados a trabajar '007', como se denomina a estar conectado las 24 horas del día.

Según la web de esta empresa, el sistema es "todopoderoso, controlador y estable" y se peude "adaptar a cualquier forma de vigilancia". En ella se recogen miles de clientes, desde compañías estatales a empresas tecnológicas.

Los sistemas de vigilancia orwelliana no son nuevos en China. En 2018, se desarrolló la aplicación móvil de vigilancia Zhongduantong para tener la localización de los trabajadores en tiempo real. Hasta el momento, utilizan la aplicación 347 compañías, que pueden controlar desde el tiempo que los empleados están en el servicio hasta dónde están exactamente durante sus horas de trabajo.

Sangfor Technologies, una empresa especializada en sistemas de vigilancia, desarrolló otra tecnología para vigilar el historial del navegador móvil de sus empleados y su uso de aplicaciones móviles, siempre y cuando estén utilizando la señal wifi de la empresa, según un informe de la agencia Nikkei.

Según esta información, la compañía —que tiene entre sus clientes a compañías como Alibaba, Bytedance, Xiaomi o la propietaria de Weibo, Sina Corp— permite a las compañías incluso bloquear algunas aplicaciones que pueden afectar a la productividad, como Weibo, el Twitter chino.

Así vigilan las empresas chinas las emociones de sus empleados con esta tecnología militar

Esta vigilancia podría extenderse pronto a lo que sienten los empleados. Un artículo de la publicación con sede en Hong Kong Week in China del pasado noviembre revelaba que Canon China estaba poniendo en marcha una cámara de seguridad que solo admite a trabajadores que muestren una sonrisa durante un escaneo facial diario.

"Esperamos que el ambiente aburrido provocado por la pandemia se relaje con sonrisas", aseguró a este medio Ehara Taisei, vicepresidente de Canon China.

Jia Kai, profesor asociado de la Universidad de Ciencias Electrónicas y Tecnología de China se preguntó en declaraciones a la agencia Nikkei si podía confiarse la gestión de la sociedad humana a programas informáticos, cuando bajo su punto de vista los sistemas tecnológicos solo pueden captar "una versión simplificada de los comportamientos humanos".

"Por ejemplo, si un trabajador tiene un resfriado, ¿podrán estos programas detectar eso y darle más tiempo para acabar su trabajo? La respuesta es no", afirmó Jia.

Otros artículos interesantes:

Así vigilan las empresas chinas las emociones de sus empleados con esta tecnología militar

China está aumentando la vigilancia en el país en medio de la pandemia de coronavirus poniendo cámaras en las casas de algunos residentes

El mundo de '1984' de Orwell podría llegar en 2024, según el presidente de Microsoft: la Guerra Fría tecnológica de la IA entre China y Estados Unidos