Un tercio de los ejecutivos del Ibex cobró más en 2020, aunque las retribuciones cayeron un 7,4% de media

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona
Reuters
  • Un tercio de los primeros ejecutivos del Ibex-35 aumentó su retribución en 2020 respecto al año anterior, en la mayoría de los casos por extraordinarios, según Cinco Días.
  • El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, fue el mejor pagado del selectivo, con 35,3 millones, de los cuales 30 se deben a un plan de incentivos.
  • En conjunto, el Ibex redujo un 7,4% las retribuciones, con Endesa, Repsol y Meliá como las que más recortaron en sueldos de los consejeros en el año de la pandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uno de cada tres primeros ejecutivos del Ibex 35 aumentó su retribución en el año 2020, la mayoría de ellos debido a incentivos extraordinarios, aunque en el conjunto de las empresas del selectivo español las retribuciones cayeron un 7,4%, según Cinco Días, que ha recogido la mayoría de las retribuciones de los primeros ejecutivos de las principales cotizadas españolas en 2020, a falta de los informes de gobierno corporativo de la constructora ACS y la ingeniería Indra.

Según los datos recopilados por el periódico económico, el presidente y el vicepresidente de Acciona, José Manuel y Juan Ignacio Entrecanales, lideran la retribución del año con 35,3 millones y 19,47 millones, respectivamente. En ambos casos, este incremento de retribución, que supone multiplicar por 7 la retribución de 2019 para José Manuel Entrecanales, y por 10 para Juan Ignacio Entrecanales, se debe a un pago de un plan de incentivos a largo plazo, correspondiente al acumulado entre 2014 y 2019, y sin ese plan sus retribuciones habrían sido de 5,08 millones y 1,32 millones.

Tras ellos figura el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, con una remuneración de 12,2 millones que supone un 17% más que en 2019, pero donde se recogen también un bono estratégico relativo al periodo 2017-19. 

A continuación, y como primera mujer de la lista, está la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, que ganó 6,8 millones de euros, un 31,5% menos que en 2019, cuando recibió 9,95 millones en un año en el que fue la ejecutiva mejor pagada de las empresas del selectivo español. La mayor parte de esa reducción se debe a los bonus, que en 2019 fueron de 6,5 millones y este 2020 se redujeron a 1,6.

Los consejeros y directivos españoles mejor pagados del Ibex 35 en 2019

El consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez, es el quinto mejor remunerado del Ibex en 2020, con 6,02 millones, un 27,2%. Tanto Botín como Álvarez anunciaron al inicio de la pandemia que reducían a la mitad sus retribuciones fijas y variables para afrontar la crisis provocada por la pandemia.

En los primeros lugares también figuran el presidente de Inditex Pablo Isla, que cobró 5,89 millones (un 5,2% menos), el de Telefónica José María Álvarez-Pallete (5,19 millones, un 6,2% menos) o el del BBVA Carlos Torres (4,09 millones, un 43,8% menos).

Endesa, Repsol y Meliá, las que más redujeron las retribuciones de sus consejeros

Entre las compañías que más redujeron las retribuciones de sus consejeros está Endesa, que gastó un 73,4% menos en sus ejecutivos, aunque este descenso se debe a que el 2019 pagó 14,79 millones de euros a Borja Prado por su salida; y Repsol, donde las retribuciones cayeron un 65,2% por un efecto similar: los 19,62 millones que le pagaron en 2019 a Luis Suárez de Lezo, según Cinco Días.

La hotelera Meliá, situada en uno de los sectores más afectados por la pandemia, redujo un 56,6% los pagos a sus consejeros, después de cerrar el año con pérdidas de 425,9 millones de euros, consecuencia de una merma de ingresos del 70,7% por la paralización el mercado turístico debida al COVID-19.

Otros artículos interesantes:

Los consejeros y directivos españoles mejor pagados del Ibex 35

Los bancos del Ibex 35 pagaron menos a los consejeros y más a los directivos en el primer semestre

Las empresas del IBEX 35 pierden más de 9.000 millones de euros en 2020: turismo y banca, los sectores más perjudicados