Pasar al contenido principal

Un informe de los servicios secretos detalla que el sector sanitario y los transportes son "potenciales objetivos" para radicales que quieren esparcir el coronavirus

Control de policía en la frontera de España por la pandemia del coronavirus
Reuters

  • Un informe de los servicios secretos recogen varias amenazas provocadas por teorías de la conspiración o conversaciones entre grupos extremistas y radicales.
  • Desde atacar los nuevos postes de las redes 5G hasta afligir daño a personal sanitario o del sector transportes: estas son algunas de las amenazas que recoge Interior.
  • Al documento ha tenido acceso en exclusiva el diario El Confidencial, y lleva el membrete de la Oficina de Coordinación Cibernética, la OCC.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Exportar productos infectados con COVID-19, destruir las nuevas antenas de 5G, o atacar al sector logístico y al sistema sanitario. Estos son algunos de los escenarios de amenaza que tiene presente el Ministerio de Interior gracias a un informe de los servicios secretos que obra en poder de la Oficina de Coordinación Cibernética (OCC). El Confidencial ha tenido acceso a este documento en exclusiva.

Según el digital, los servicios secretos han registrado potenciales amenazas en foros neonazis, así como en otras organizaciones revolucionarias. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado abundan en este informe en que ha proliferado mucha propaganda cuyo objetivo es "alentar el pánico" por la crisis del coronavirus, según detalla el citado medio de comunicación.

Leer más: Todo lo que debes saber sobre las apps que preparan los gobiernos para desescalar la cuarentena: cómo funcionan y cómo afectarán a tu privacidad

Muchas de estas amenazas se basan en teorías de la conspiración, que se han multiplicado en las últimas semanas a medida que la pandemia avanza. Según varios psicólogos, la gente puede creer y difundir las teorías de conspiración del coronavirus porque tienen miedo y el distanciamiento social —la medida obligatoria para prevenir la propagación del virus— es inconveniente y desagradable.

Teorías que instan a atacar postes del 5G

Desde culpar a judíos y musulmanes por la crisis del COVID-19, hasta teorías pseudocientíficas y de la conspiración que mantienen que el COVID-19 no es una enfermedad, sino una alteración del cuerpo provocada por los campos electromagnéticos generados por los nuevos postes 5G que se están instalando en todo el globo.

Esta última teoría, alimentada por un pseudocientífico estadounidense, ha motivado que compañías como YouTube hayan decidido retirar de su plataforma todos los vídeos que liguen la crisis del coronavirus con el despliegue de las redes 5G. En el Reino Unido varios postes de telefonía fueron atacados e incendiados, por ejemplo, como detallaba la edición internacional de Business Insider.

Leer más: Por qué los precios de tus datos robados en la 'dark web' son tan baratos y qué puedes hacer para que no sea tan fácil que tu información caiga en el mercado negro

Estos ataques ya han tenido lugar en Reino Unido, lo que ha provocado también que se hayan destrozado antenas de 4G e incluso increpado a trabajadores de las operadoras de telecomunicaciones, como detalla Computer Hoy. Desde Vodafone UK apuntaron que esta problemática ya era "una amenaza para la seguridad nacional".

Interior ve probable ataques a transportistas y sanitarios

Los analistas que han redactado el informe de la OCC advierten de que el sector del transporte y el personal médico son potenciales objetivos de riesgo, a la vez que advierten que muchas de estas amenazas se están vertiendo desde organizaciones extranjeras. Una de ellas, cita El Confidencial, es el Movimiento Imperial Ruso, una organización declarada terrorista en Estados Unidos y que en España cuenta entre sus principales aliados a una organización de extrema derecha minoritaria, Democracia Nacional.

Leer más: La OMS se blinda tras detectar un incremento de ciberataques desde que estalló la pandemia de coronavirus, y denuncia que el objetivo de los hackers son sus altos cargos

La OCC es una célula compuesta por expertos del Cuerpo de Policía Nacional y de la Guardia Civil que forma parte del CNPIC, el Centro Nacional de Protección de infraestructuras y Ciberseguridad, una entidad que depende a su vez del Ministerio del Interior.

Y además