Tesla podría superar un histórico 2020 con un monumental 2021 recaudando más capital, comercializando más vehículos y expandiéndose a China

Elon Musk, fundador de Tesla, tras un lanzamiento de SpaceX en Cabo Cañaveral

REUTERS/Jonathan Ernst

  • Tesla ha tenido un año espectacular en la bolsa con una revalorización de sus acciones de más del 700%.
  • El lanzamiento de nuevos modelos, su expansión en China, o los nuevos incentivos fiscales son catalizadores que le podrían llevar a alcanzar cotas más altas en los mercados en 2021.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si hay una compañía que ha triunfado en 2020 en los mercados esa ha sido Tesla.

Las acciones del fabricante de vehículos eléctricos se han disparado casi un 700% en la bolsa, gracias a una mejora progresiva de sus previsiones, pero también a una política que ha conseguido captar una mayor entrada de inversores minoristas, como fue la decisión de hacer un split sobre sus títulos

La empresa, superando todo tipo de hitos, fue incluida en el S&P 500, índice de referencia de Wall Street y consiguió cuajar unas alzas tras otras al revelar nuevos avances sobre sus baterías y el inicio de construcción de 2 nuevas fábricas, en Alemania y Texas. 

Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

Con estos mimbres, el interrogante principal es si Tesla puede aminorar la velocidad de crecimiento sobre el parqué o si está a las puertas de dar entrada a un 2021 en el que puede ampliar su rally alcista

En este sentido, hay algunos analistas que apuntan que hay algunas razones por las que pensar que la firma automovilística va a seguir cosechando éxitos en la bolsa estadounidense.

Tesla tiene una tendencia alcista sólida, aunque puede suavizarse su empuje

Hasta la fecha, los títulos de Tesla se han disparado más de un 13.000% desde que saliese a bolsa en el año 2010, consiguiendo una capitalización bursátil superior a los 600.000 millones de dólares. Eso le ha llevado a ser la empresa automotriz más valiosa del planeta. 

De ahí, a que muchos puedan pensar que el rally de Tesla se vea mermado en 2021. ¿Será así? “Tesla ha alcanzado cotas realmente espectaculares en el corto plazo, pero es cierto que su posicionamiento tecnológico y su mejora de previsiones le permiten tener más potencial de cara al nuevo año”, señalan los expertos de Jefferies en una reciente nota. 

Tesla se unió al S&P 500 a finales del 2020, preparando el escenario para un 2021 en el que las acciones de la compañía tornen menos volátiles, con una apreciación al alza más suave, a medida que los inversores institucionales aumenten su aversión al riesgo y comiencen a tomar más posiciones en el valor.

Los especuladores bajistas han tirado la toalla, al menos de momento

Otro factor que puede llevar a la compañía fundada por Elon Musk a conquistar niveles más altos en los mercados es el cierre de posiciones cortas de muchos hedge funds. Los vendedores en corto han perdido no solo la batalla con Tesla, sino que podrían haber perdido la guerra.

5 conceptos básicos que conocer para comenzar a invertir en bolsa

Los jugadores bajistas, como Jim Chanos (que recientemente cerró su posición corta), han concluido en gran medida que no pueden ganar dinero en estos momentos.

Eso sí, ahora podría tener más sentido son los microcortos apostando por pequeños movimientos a la baja en el precio de los títulos de Tesla, en la línea de lo que también ha sucedido con otros valores como Apple.

La compañía puede usar Wall Street como su cajero automático

Tesla ha conseguido recaudar otros 5.000 millones de dólares después de haber ampliado capital en los últimos años. Después del aumento del precio de sus títulos en 2020, vender nuevas acciones a inversores representa una dilución mínima de los accionistas que ya están invertidos. Por eso, cabría esperar que Tesla use Wall Street como su cajero automático hasta 2021.

Curiosamente, la compañía ha reforzado tanto su balance que cuenta con una cantidad histórica de liquidez: casi 20.000 millones de dólares, aproximadamente, después de poner en marcha su última ampliación. Así, con cerca de 15.000 millones en deuda total, el valor empresarial de la empresa se ha alineado con su capitalización de mercado.

La ambición de expandirse a China: un catalizador a tener en cuenta

Nadie en la industria automotriz cree que se producirá un crecimiento robusto de los vehículos eléctricos en Estados Unidos o Europa. En esos mercados, las ventas de vehículos eléctricos deberían reemplazar las ventas de combustión interna, aunque a un ritmo incremental. 

No obstante, en el gigante asiático se podrían producir 40 millones en esta nueva década. Eso se traduce en que, con una fábrica en Shanghái, Tesla podría ver que sus ventas de 2021 en el país asiático superen las de Estados Unidos.

Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

Según apuntaba en un informe Dan Ives, analista de Wedbush, la demanda de China es el "eje del éxito" para Musk y Tesla. “En resumen, el éxito en China seguirá cambiando el paradigma en la historia de penetración de los vehículos eléctricos en la próxima década”, opina Ives.

La vuelta de los incentivos fiscales en Estados Unidos

Los incentivos fiscales impulsan las ventas de vehículos eléctricos, pero Tesla ha cruzado el umbral de 200.000 coches vendidos. Antes de esa marca, los compradores podrían aprovechar el generoso crédito fiscal 7.500 dólares, a través de un programa de la era de Obama. Esta medida fue eliminada por Trump, pero ahora se podría retomar.

Muchos de los principales fabricantes de automóviles han presentado ambiciosas estrategias de electrificación, por lo que los incentivos no son solo atractivos para Tesla. Si los compradores estadounidenses presencian una devolución o extensión del crédito de 7.500 dólares, la compañía no debería tener problemas para vender más de 500.000 vehículos en 2021.

Los nuevos Model S y Model X, además de la llegada del Cybertruck

El Cybertruck supone la llegada de uno de los vehículos más rompedores que un fabricante de automóviles se ha propuesto producir y vender al público. En 2021, con los grandes fabricantes de camionetas pickup con una lista completa de vehículos en el mercado y con camiones eléctricos como el Hummer EV, Tesla debería acaparar una gran cuota de mercado.

Por otra parte, la compañía lanzó su primer diseño, el sedán Model S, en 2012. El SUV Model X, con sus exóticas puertas de "ala de halcón" fue el siguiente, en 2015. Ambos coches estaban destinados al mercado de vehículos eléctricos de lujo, y fueron desarrollados para resistir al paso del tiempo. Por el contrario, parece que ya habrían quedado algo obsoletos.

En este sentido, Musk ha señalado que la empresa debería apoyarse en el Model 3 y el Model Y para generar un mayor volumen de pedidos, pero que 2021 podría traer actualizaciones atrasadas, renovaciones en los exteriores, para el S e Y.

Asimismo, el New Roadster, presentado 2017, entrará en producción, lo cual puede estimular aún más el entusiasmo por la marca. 
 

LEER TAMBIÉN: "Sí, esto va a ser una carrera contra Tesla": Volkswagen anuncia una inversión de 73.000 millones de euros en eléctricos y tecnología

LEER TAMBIÉN: 'Colgando de un hilo': los correos electrónicos filtrados de Tesla cuentan la historia de un fallo de diseño descubierto en 2012 en la batería del Model S que podría provocar averías e incendios

LEER TAMBIÉN: 10 predicciones desorbitadas para el 2020: Apple compra Disney, Tesla se asocia con Hyundai, o los ataques de drones que provocarían la subida del petróleo

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica