Tesla batió su récord de producción de coches en el último trimestre, pero aun así lo tiene muy difícil para alcanzar el objetivo que se puso para 2020

Fábrica de Tesla en Shangai (China).
Fábrica de Tesla en Shangai (China).

REUTERS/Aly Song

  • Tesla batió en el tercer trimestre su récord de producción, con 139.300 vehículos entregados entre julio y septiembre, un 53% más que los tres meses anteriores.
  • Con este dato histórico, la empresa de Elon Musk ya ha entregado más de 318.000 coches en lo que llevamos de 2020, pero está aún muy lejos de los 500.000 que prometió cuando presentó sus resultados del año anterior.
  • La compañía de vehículos eléctricos, que ha cuadruplicado ampliamente su valor en bolsa en el último año, tiene el reto de justificar su capitalización en los mercados con datos de producción que la acerquen a las grandes marcas de automoción.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tesla produjo más de 145.000 coches eléctricos en el tercer trimestre de 2020 y entregó 139.300, un récord en la trayectoria de la compañía de Elon Musk por encima de las expectativas de los analistas, pero aun así tendrá muy complicado alcanzar los resultados que se propuso para este año, en el que la pandemia de coronavirus obligó al cierre de fábricas tanto en China como en Estados Unidos, medidas contra las cuales su fundador se mostró muy crítico.

Los datos, que suponen un incremento de vehículos entregados del 53% respecto al trimestre anterior y del 45% frente al mismo periodo de un año antes, muestran por primera vez el nivel de producción que podría alcanzar Tesla con su nueva factoría de Shanghái (China) y su fábrica de Fremont (California) trabajando a tiempo completo, ya que la fábrica china tuvo que parar en el primer trimestre por la pandemia, y la californiana hizo lo mismo entre marzo y mayo.

Aunque el dato es histórico para la empresa de vehículos eléctricos, que había logrado en su mejor trimestre, el último de 2019, entregar 112.000 vehículos, no le servirá para alcanzar las 500.000 entregas que aspiraba conseguir durante el año 2020 en sus estimaciones del final del año pasado. "Durante el año 2020, las entregas de vehículos deberían cómodamente superar las 500.000 unidades", preveía la compañía, apalancada en los crecimientos de la producción del Model 3 en Shanghái y del Model Y en Fremont. 

En los tres primeros trimestres del año, acumula 318.350 vehículos entregados, por lo que debería superar los 180.000 entre octubre y diciembre para llegar a su objetivo esperado.

Tesla no alcanzará las 500.000 unidades prometidas, pero se quedará cerca

Una trabajadora en la planta de Tesla en Fremont (California, Estados Unidos)Una trabajadora en la planta de Tesla en Fremont (California, Estados Unidos)
Una trabajadora en la planta de Tesla en Fremont (California, Estados Unidos)

REUTERS/Stephen Lam

Según los analistas, Tesla no se quedará muy lejos de su objetivo del medio millón y podrá llegar a alcanzar los 462.000 vehículos, a juicio del analista de Cowen & Co Jeffrey Osborne en declaraciones a Bloomberg, en las que considera que la compañía de Musk podría entregar entre 140.000 y 150.000 vehículos más antes de final de año.

Otros consideran que es difícil que llegue a estas cifras. "El crecimiento en entregas debería ser el más alto de los últimos cinco años para que Tesla alcance su objetivo de 500.000 unidades en 2020", apunta a Bloomberg el analista de Bernstein Toni Sacconaghi.

Musk ya anticipó en el pasado Battery Day, en el que anunció un nuevo diseño de baterías con el que esperan obtener un mayor almacenamiento de energía que se traduzca en más autonomía y rendimiento, así como fabricar un eléctrico barato por 25.000 dólares, que cerrarían el año en un "crecimiento probablemente entre el 30 ó 40%" respecto al anterior, un dato muy relevante al conseguirse en plena pandemia. "Cuando el resto de la industria ha caído, Tesla está creciendo", dijo Musk.

El reto de Tesla: justificar su valor en bolsa con producción

Cisne Gris 7: Tesla se asocia con HyundaiCisne Gris 7: Tesla se asocia con Hyundai
Getty Images

La empresa californiana, que en el último año ha vivido un crecimiento espectacular hasta cuadruplicar su valor en los mercados desde los 86 dólares por acción a los que cotizaba a principios de enero a los 415 dólares por título actuales —incluyendo en esa evolución un split por el que cambió cada acción por 5 nuevas a finales de agosto— sigue teniendo sobre sí el reto de justificar su tremenda capitalización bursátil, superior a los 386.000 millones de dólares, con unos niveles de producción acordes a su tamaño.

El valor de Tesla en los mercados supera la suma de la capitalización bursátil de General Motors (43.500 millones de dólares), Ford (27.000), Volkswagen (84.300) y Toyota (182.000), pero su producción anual en 2019 fue de 367.500 vehículos, frente a los millones que generan sus competidores.

Para mejorar ese nivel de producción, Tesla planea abrir más fábricas, con las próximas aperturas previstas en Berlín (Alemania), donde espera fabricar 1.000 Tesla Model 3 a la semana y prevé crear 10.000 empleos, y Austin (Texas), en la que se fabricará la furgoneta Cybertruck, los camiones Semi truck y los Model 3 e Y, con 5.000 trabajadores.

LEER TAMBIÉN: Elon Musk presenta en el 'Battery Day' de Tesla un nuevo diseño de baterías con el que quiere fabricar un coche eléctrico de 25.000 dólares

LEER TAMBIÉN: Elon Musk reconoce que las acciones de Tesla tienen un precio alto, pero piensa que valdrán "mucho más" en 5 años

LEER TAMBIÉN: 2025 será el año clave para los coches eléctricos: los expertos esperan que igualen precios con los de combustión y alcancen el 30% de las ventas

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido