Tesla busca analistas para un nuevo negocio: comercializar energía utilizando su red de baterías

Imagen del Hornsdale Power Reserve, la planta de baterías en Australia creada por Tesla.
Imagen del Hornsdale Power Reserve, la planta de baterías en Australia creada por Tesla.

REUTERS/David Gray

  • Tesla busca nuevos negocios en la gestión de su red de baterías.
  • La compañía de Elon Musk ha publicado una vacante para un analista de mercados de energía.
  • En la primera mitad de 2021, Tesla facturó unos 1.300 millones de dólares en ventas y leasing de baterías.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tesla sigue buscando nuevos negocios anexos a la venta de coches eléctricos o las suscripciones de sus asistentes de conducción. Si hace unas semanas la compañía de Elon Musk solicitó una licencia para vender energía en el mercado minorista de Texas (Estados Unidos), ahora está buscando analistas para explotar su red de baterías en todo el mundo.

La compañía tiene publicada en su web oficial una vacante para un puesto de analista comercial senior de mercados de energía (Senior Energy Trading Analyst, en inglés) que trabajaría en su sede de Palo Alto (California, EEUU).

El negocio energético es una vía al alza para Tesla, que en la primera mitad de 2021 facturó 1.036 millones de dólares en generación de energía y ventas de baterías, más que duplicando los 398 millones que obtuvo por esa misma actividad en la primera mitad de 2020. A eso añadió otros 259 millones en el leasing de baterías entre enero y junio de 2021, una cantidad similar a la del año anterior.

La compañía de Elon Musk necesita encontrar alternativas a los créditos regulatorios, el dinero que recibe de vender su cuota por contaminar a otros fabricantes que aún dependen de las ventas de vehículos de combustión, que en esta primera mitad de año le reportaron aún 872 millones de dólares. Conforme sus rivales se pasen al vehículo eléctrico, esa fuente de ingresos desaparecerá.

Los analistas dudan de la rentabilidad de Tesla: su primer año en positivo se debió más a los créditos de emisiones que a la venta de coches

Este profesional estaría encargado de dirigir la explotación comercial de las baterías que Tesla tiene desplegadas por el mundo, utilizando la plataforma Autobidder, una herramienta desarrollada por la empresa estadounidense que permite a sus usuarios monetizar sus baterías de forma autónoma y obtener un mayor beneficio, según la página de la compañía de Elon Musk.

Una de las instalaciones que utiliza esta tecnología es el Hornsdale Power Reserve, un centro de almacenamiento de energía surtido con baterías de Tesla situado junto a un parque eólico en Australia y que cuenta con una parte de financiación pública, procedente de la Australian Renewable Energy Agency (Arena). Con este software se puede optimizar el uso de esa reserva de energía, según Tesla.

La oferta de trabajo de la empresa californiana explica que este analista se encargaría de ofrecer la red de baterías de Tesla en los mercados de la energía desarrollando estrategias comerciales, buscando "oportunidades de mercado" y desarrollando herramientas para analizar el uso de las baterías.

Entre los requerimientos que pide la empresa están contar con más de 3 años de experiencia directa en el mercado eléctrico, especialmente en el estadounidense, el europeo o el australiano; además de experiencia con lenguajes informáticos como Python y SQL, aplicaciones como Git y Docker, o sistemas operativos como Linux. 

Otros artículos interesantes:

La última aventura de Tesla ya está en marcha: la venta de electricidad

El antiguo gurú de las baterías de Elon Musk detalla su plan para convertir su startup en la próxima Tesla dentro de un sector emergente multimillonario

Cómo Tesla consiguió resolver su primer gran problema: las explosiones de baterías

Te recomendamos