Tesla deja de utilizar radares para sus sistemas de asistencia al conductor y lo apuesta todo a las cámaras para la conducción autónoma

Radar en un Tesla Model S fotografiado en 2015
Radar en un Tesla Model S fotografiado en 2015

Reuters/Beck Diefenbach

  • Tesla dejará de utilizar radares en los nuevos Model 3 y Model Y que venda en Norteamérica.
  • La empresa de Elon Musk ha anunciado que a partir de ahora sus sistemas de asistencia al conductor (Autopilot y Full Self-Driving) dependerán de las cámaras y el sistema de inteligencia artificial que las opera, Tesla Vision.
  • Los servicios de conducción asistida de Tesla siguen envueltos en la polémica y el escrutinio de las autoridades.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tesla deja de utilizar radares en los dos vehículos más asequibles de su gama, el Model 3 y el Model Y, los cuales ya está entregando en Norteamérica sin estos dispositivos, claves para sus sistemas de asistencia a la conducción, Autopilot y Full Self-Driving, que a partir de ahora van a depender exclusivamente de su sistema de cámaras, Tesla Vision.

"Estos serán los primeros vehículos de Tesla que dependerán de la visión a través de cámaras y del procesamiento de redes neuronales para ofrecer Autopilot, Full Self-Driving y otras funciones de seguridad", revela la compañía en un comunicado en su web oficial, cuyo título ya es en sí una declaración de intenciones: "transición a Tesla Vision".

Esta medida, explica la compañía de Elon Musk, provocará que funciones como Autosteer, que permite el movimiento automático del volante, o el servicio que vigila que el conductor se mantiene en el carril, estarán desactivadas temporalmente o limitadas. Según Tesla, se irán reactivando con actualizaciones inalámbricas. El fundador de la compañía auguró que en 2 ó 3 semanas habrá una nueva versión de Full Self-Driving que utilizará solamente las 9 cámaras de los Tesla.

La decisión de Tesla no es sino la constatación de lo que la compañía de vehículos eléctricos ya venía anunciando. En sus resultados del primer trimestre de 2021 ya lo dejó claro. "Creemos que un sistema solo de vídeo es lo que es verdaderamente necesario para la autonomía total. Nuestra arquitectura de software basada en inteligencia artificial cada vez depende más de las cámaras, de manera que el radar se está haciendo innecesario antes de lo que esperábamos", anunció Tesla en el documento de resultados del primer trimestre.

Tesla vuelve a superar las expectativas de Wall Street con sus beneficios del primer trimestre, en el que batió su récord de coches entregados

La medida, de momento, está circunscrita a esos dos modelos (Model 3 y Model Y) y al mercado norteamericano, mientras que dos vehículos de gama más alta, los Model S y Model X, que van a ser rediseñados próximamente, y los que se venden fuera de ese mercado, mantendrán los radares y las funcionalidades relacionadas con ellos, mientras la compañía decide "el tiempo apropiado para la transición de esos vehículos a Tesla Vision".

Tesla fía todo a las cámaras, aunque recientemente ha probado sensores LiDAR

El anuncio sorprende después de que Tesla haya firmado recientemente un contrato con Luminar Technologies, una empresa especializada en los sensores LiDAR, que funcionan de forma similar al radar: emiten pulsos de luz con cuyo rebote genera una imagen tridimensional del entorno, y cada vez son más utilizados por los fabricantes de automóviles.

Lo curioso es que Musk se había mostrado muy crítico con este tipo de sensores, calificándolos como "caros" e "innecesarios".

El sistema Full Self-Driving de Tesla ha afrontado no pocas críticas desde su lanzamiento. Desde su lanzamiento, cuando fue promocionado prácticamente como un sistema de conducción autónoma, se conoció que realmente la compañía pedía en su web al conductor que mantuviera "las manos en el volante durante todo el tiempo" y que siempre tuviera "el control y la responsabilidad sobre el vehículo".

Un hombre detenido por viajar en la parte trasera de un Tesla sin nadie al volante sale de la cárcel, compra otro coche y vuelve a ser detenido por el mismo delito

La Agencia Nacional de Seguridad en el Tráfico estadounidense (NHTSA) confirmó en marzo que está investigando hasta 23 accidentes de vehículos de Tesla, varios de ellos relacionados con Autopilot. Este mismo mes de mayo un hombre de San Francisco (California, Estados Unidos), fue arrestado por viajar en el asiento trasero de su vehículo Tesla mientras el coche circulaba por la carretera sin conductor al volante. Lo curioso es que, al día siguiente lo relató en una cadena de televisión, a la que llegó sentado en otro Tesla.

Otros artículos interesantes:

Tesla estaría probando sensores LiDAR, aunque Elon Musk dijo que eran "caros" e "innecesarios"

Los expertos ponen nota a los sistemas de conducción autónoma de Amazon, Tesla, Waymo y otras empresas del sector

Un hombre detenido por viajar en la parte trasera de un Tesla sin nadie al volante sale de la cárcel, compra otro coche y vuelve a ser detenido por el mismo delito