Pasar al contenido principal

Tesla se dispara en Wall Street después de que un informe de Goldman Sachs sugiera que los vehículos eléctricos alcanzarán el 30% de la flota mundial en 2023

Elon Musk celebrando en la fábrica de su compañía en Fremont, California, las primeras entregas del Modelo S.
Elon Musk celebrando en la fábrica de su compañía en Fremont, California, las primeras entregas del Modelo S. Reuters
  • Tesla, que había caído más de un 60% desde sus máximos históricos en bolsa como consecuencia del avance de la pandemia del Covid-19 ha iniciado su proceso de recuperación, después de doblar su cotización en menos de un mes. 
  • Un último informe desarrollado por el equipo de Goldman Sachs, parece que ha brindado el balón de oxígeno que necesitaban este tipo de empresas al señalar que este tipo de compañías pueden ofrecer una oportunidad para los inversores por su “potencial de crecimiento en el largo plazo”. 
  • El banco de inversión estadounidense, aunque señala que la automovilística fundada por Elon Musk es la que mejor posicionada se encuentra dentro de la industria, cree que el conjunto del sector puede salir altamente posicionado de este abaratamiento de valoraciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La crisis del coronavirus se ha llevado por delante a la industria del automóvil en el corto plazo. Las ventas de coches, solamente en el mes de marzo, se desplomaron un 70% a nivel mundial y con las restricciones de los movimientos y la crisis económica que se avecina, surgen las dudas de si las empresas del sector que apuestan por la sostenibilidad en el futuro, como las que producen vehículos eléctricos, pueden recuperarse en los mercados tras las caídas que han sufrido hasta ahora o no. 

Por lo pronto, en los últimos días se ha producido un cambio de paradigma bastante importante. La compañía más importante del segmento de coches eléctricos, Tesla, que había caído en bolsa más de un 60% desde sus máximos históricos en bolsa como consecuencia del avance de la pandemia del Covid-19 ha iniciado su proceso de recuperación, después de doblar su cotización en menos de un mes

Pero lo mismo ha sucedido con otras empresas del sector, aunque en menor medida, como la compañía china Nio, que ha repuntado más de un 25% en el parqué neoyorkino desde los mínimos de marzo. 

¿Qué ha cambiado para que los inversores recobren el apetito por este tipo de compañías? Un último informe desarrollado por el equipo de Goldman Sachs, parece que ha brindado el balón de oxígeno que necesitaban este tipo de empresas al señalar que este tipo de compañías pueden ofrecer una oportunidad para los inversores por su “potencial de crecimiento en el largo plazo”

El banco de inversión estadounidense, aunque señala que la automovilística fundada por Elon Musk es la que mejor posicionada se encuentra dentro de la industria, cree que el conjunto del sector puede salir altamente posicionado de este abaratamiento de valoraciones. También, de las previsiones de crecimiento que tienen de cara a los próximos meses y años. 

Los analistas esperan que los precios de compra de los automóviles eléctricos sea “cada vez más atractivo con el paso del tiempo” a medida que descienden los costes de las baterías y que las exigencias con los vehículos de combustión sean cada vez más duras por “los niveles de emisiones de gases”. 

El equipo de expertos especializado en el segmento de automoción de la firma norteamericana prevé que la penetración de automóviles eléctricos aumente a casi el 15% para 2030, desde el 2% con el que cerró en 2019.

Leer más: 5 productos que Tesla quiere lanzar al mercado en 2020

La ventaja de Tesla sobre el resto

Los analistas de Goldman Sachs explican en el informe que Tesla tiene una ventaja significativa sobre otros fabricantes de automóviles eléctricos y se espera que mantenga una “posición sólida en el mercado”

La compañía cuenta con la ayuda de su sólida marca, su integración vertical y ventaja inicial en una industria “con ciclos de desarrollo generalmente largos en los que se necesitan de 2 a 4 años para lanzar nuevos modelos”. En este sentido, el Modelo Y ayudará a Tesla a tener más ventas en el importante mercado de los SUV, ya que el precio es más bajo que el del Modelo X", añaden. 

En general, Goldman Sachs espera que 2020 sea un año con muchos desafíos para la industria automotriz debido a los importantes problemas relacionados con la oferta y la demanda debido al coronavirus. Con todo, prevén una recuperación parcial en las ventas de automóviles de Estados Unidos “en 2021 a 15 millones”. 

Así, las acciones de la compañía tendrían capacidad para subir por encima de los 800 dólares durante los próximos meses, una vez que se empiece a digerir el impacto del Covid-19 y empiece a desarrollarse la recuperación. 

Leer más: 9 coches eléctricos que rivalizarán con el Tesla Model 3

El ejemplo de la industria del automóvil en China

Este análisis puede cobrar aún más sentido si se observa a China como espejo. Después de la paralización de la industria, los consumidores han vuelto a comprar coches en masa. ¿Cuál es la explicación? Los vehículos personales tienen un nuevo atractivo debido a que la población temen por la seguridad en el transporte público

Por tanto, la recuperación de la demanda de la compra de coches China podría ser una bendición para los fabricantes de los vehículos eléctricos.

Ipsos, firma de análisis del mercado, encuestó a compradores vehículos por primera vez en marzo. El barómetro reveló que el 41% de esos nuevos compradores tienen preferencia por los coches eléctricos.

Durante el pico de la crisis pandémica, las ventas de automóviles en China disminuyeron hasta un 96%. En marzo, todavía estaban bajos, pero se habían recuperado al 40% por debajo del año anterior. Un ejemplo que puede servir para descifrar el avance del consumo durante los próximos meses y que repercute sobre su atractivo en bolsa. 
 

Y además