Pasar al contenido principal

Es oficial: Tesla elige Texas para construir su nueva gigafábrica de 1.000 millones de la que saldrán los Cybertruck

Austin (Texas)

  • Tesla ha avanzado este miércoles que ubicará su nueva fábrica en Austin, Texas.
  • Austin, Tulsa (Oklahoma) y otras ciudades han competido ferozmente en los últimos meses para ganar esta inversión de más de 850 millones de euros.
  • La factoría hará los Tesla Cybertruck y contratará a 5.000 personas, ha asegurado la compañía.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Es oficial. La cuarta fábrica de vehículos de Tesla —y la segunda en EEUU— estará en Austin, Texas.

El CEO de la compañía, Elon Musk, ha hecho el anuncio en la presentación de los resultados del segundo trimestre. La elección llega después de una feroz competición entre ciudades como Tusla (Oklahoma), entre otras. Finalmente, el acuerdo con el Condado de Travis y el distrito escolar local, que incluye un descuento de 56 millones de euros en impuestos, ha decantado la balanza.

"Va a estar cerca de Austin", apuntó Musk. "A cinco minutos del Aeropuerto Internacional de Austin y a 15 minutos del centro de la ciudad".

Leer más: España podría ser el lugar elegido por Musk para la nueva fábrica de Tesla en Europa

Lo que ahora mismo es una planta de hormigón en una parcela rural al sudeste de Austin será pronto una fábrica de un millón y medio de cuadrados que ensamblará los Tesla Cybertruck, Semi truck y los Model 3 e Y. La compañía espera contratar a 5.000 personas con un salario inicial de 15 dólares (casi 13 euros) la hora para los trabajos menos cualificados.

El terreno es "un paraíso ecológico" cerca del Río Colorado, ha defendido Musk, y permanecerá abierto al público para los vecinos que quieran pasar el día al aire libre.

Pero la decisión no está exenta de polémica, como tantas maniobras de Musk y Tesla. En reuniones públicas con las autoridades del condado, muchos vecinos alegaron a las mismas algunos de los problemas legales que la compañía ha protagonizado en el pasado, tanto por sus relaciones laborales como por su seguridad en el trabajo, libertad sindical e impacto ambiental.

En Austin, Tesla se unirá a un grupo grande y consolidado de compañías tecnológicas que llegaron a la zona en la década de los 70, liderados por Dell, IBM o 3M. A medida que las firmas siguieron asentándose en el área, la ciudad ha experimentado un rápido crecimiento demográfico. Un clima favorable para los negocios, sin impuestos sobre la renta para residentes, y trabajadores formados, han confirmado a Austin como un buen lugar para cientos de compañías, tanto tecnológicas como locales.

Leer más: Tesla está haciendo algo que no hemos visto desde principios del siglo XX: construir rápidamente una nueva industria

La valoración en el mercado de Tesla sigue creciendo a medida que su producción anual aumenta poco a poco. Aunque Tesla es una de las fabricantes de vehículos más valoradas, solo produce una fracción del parqué que vende la vieja guardia de Detroit, como Ford o General Motors. Esto podría cambiar pronto si Tesla mantiene en Austin las ratios de fabricación que ha conseguido en sus otras plantas, como la de Berlín, Pekín y Fremont (California).

Las autoridades de Oklahoma se mostraron decepcionadas por no conseguir atraer la nueva fábrica de Tesla, pero también apuntaron que seguirán apoyando a los distribuidores del a firma dado la cercanía de su estado con Texas.

"En los últimos meses, los ciudadanos de Tulsa y Oklahoma han enseñado a todo el país y al mundo que nuestro estado se merece ser uno de los dos finalistas para una compañía innovadora y disruptora como Tesla", ha defendido el gobernador Kevin Stitt en un comunicado. "El evidente esfuerzo realizado por el Estado de Oklahoma, por la Ciudad de Tulsa y por la Cámara Regional de Tulsa demuestra que Oklahoma sigue siendo un destino ideal para negocios y para la industria automovilística a pesar de la decisión de hoy".

Y además