Tesla se enfrenta a una investigación penal en EEUU por sus afirmaciones sobre sus vehículos autónomos

Elon Musk sostiene un micrófono frente a un cartel rojo con el logotipo de Tesla.

Nora Tam/South China Morning Post via Getty Images

La afirmación de Tesla de que sus vehículos eléctricos son "capaces de autoconducirse" está siendo ahora objeto de una investigación penal federal. Una investigación que comenzó el año pasado, según informaReuters.

Muchos fabricantes de automóviles equipan ahora sus vehículos con tecnologías de asistencia al conductor diseñadas para mantener un vehículo en su carril y evitar colisiones frontales. 

Pero Tesla va un paso más allá. La compañía afirma que una versión opcional de su tecnología Autopilot proporciona "capacidades autónomas completas", incluso cuando instruye a los conductores a mantener las manos en el volante en todo momento.

Esta afirmación es ahora objeto de una investigación por parte de los fiscales del Departamento de Justicia de EEUU, según detalla Reuters tras hablar con 3 fuentes anónimas familiarizadas con el asunto. La investigación, que en última instancia podría desencadenar cargos penales contra los ejecutivos de Tesla, se centra en si esa afirmación constituye una estafa a los consumidores.

La utopía de los coches totalmente autónomos: ¿funcionarán algún día sin intervención humana?

Una representación de un coche autónomo circulando por la calle.

Sin embargo, las fuentes explican que no es seguro que se presenten cargos a raíz de la investigación, en parte porque Tesla matiza sus afirmaciones sobre el Autopilot, señalando que sus vehículos no son autónomos. Ni el Departamento de Justicia ni Tesla han querido hacer declaraciones a Business Insider.

A pesar de las afirmaciones de Tesla, su capacidad opcional de autoconducción está todavía en fase beta, lo que significa que no se considera un producto definitivo. En la última llamada con inversores, el consejero delegado de Tesla, Elon Musk, admitió que, a pesar del nombre, "no estamos diciendo que esté del todo listo para no tener a nadie al volante".

A principios de este año, los legisladores de California aprobaron un proyecto de ley que prohibiría a Tesla y a otros fabricantes de automóviles utilizar el término "autoconducción total", con el argumento de que el término es engañoso y potencialmente peligroso.

"¿Vamos a esperar a que se mate otra persona en California?", reflexiona la senadora estatal Lena González a Los Angeles Times. "La gente en California piensa que la conducción autónoma completa es totalmente automatizada cuando no lo es".

Otros artículos interesantes:

¿Quién tiene la culpa en un accidente con un coche autónomo? Reino Unido decide que la tendrá el fabricante

Pruebo el Autopilot de Tesla por primera vez: realmente hace más soportable el viaje, siempre que recuerdes lo que no puede hacer

La llegada de los robotaxis a España aún no tiene fecha: la legislación ralentiza su puesta en marcha

Te recomendamos