Tesla estuvo "a un mes de la bancarrota" cuando prometieron aumentar la producción del Model 3, según ha confesado Elon Musk

Elon Musk
Joe Skipper/ Reuters
  • Elon Musk ha reconocido que Tesla estuvo a solo un mes de declararse en bancarrota cuando prometieron una mayor producción de su Model 3.
  • Los peores momentos se vivieron entre 2017 y 2019, aunque Musk no ha aprendido la lección: este año ha prometido entregar 500.000 vehículos y solo llevan 318.000.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El CEO de Tesla, Elon Musk, ha reconocido en su cuenta de Twitter que la compañía de vehículos eléctricos estuvo a tan solo "un mes" de declararse en bancarrota. Sucedió entre mediados de 2017 y mediados de 2019, cuando la compañía atravesaba, en palabras de Musk, "un infierno de producción y logístico".

En esa época, la firma se vio al límite cuando tuvieron que aumentar la producción de sus Tesla Model 3. Que la compañía ya estuvo a punto de quebrar ya se sabía: lo reconoció el propio Musk en una entrevista con Axios hace 2 años. Entonces detalló que había estado solo "a unas semanas" de la quiebra, pero ahora es en un tuit cuando ha asegurado que solo faltó "un mes".

Esto es lo que cobran los empleados de Tesla, desde los ingenieros de software a los responsables de producto

Musk ya había hablado del "infierno logístico" que atravesaron cuando aumentó la producción del Model 3, pero sin detallar tanto lo poco que faltó para la bancarrota.

En su entrevista con Axios hace dos años el controvertido CEO de la compañía aseguraba que la empresa se "desangraba a lo loco" y que él se vio obligado a trabajar los siete días de la semana en diversos ámbitos de la producción. "Trabajé en el taller de pintura, en la asamblea general o en la división de carrocería", explicó.

A principios de 2019, recuerda la CNBC, Tesla producía menos de 63.000 Model 3 por trimestre. Musk defendió en un evento que la compañía sería capaz de colmar las expectativas y la demanda del mercado automovilístico y posteriormente lo concretó aludiendo a que lo resolvería con el flujo de caja con el que contaba la compañía.

El momento más duro tuvo lugar a principios de 2018, cuando la firma no paraba de "quemar dinero". Llegaron a presentar un saldo negativo en el flujo de caja libre de cerca de 1.000 millones de dólares, recogía entonces La Información. La decisión de aumentar la producción fue "un infierno" para Musk, tensó el balance de la firma y también a los trabajadores. El CEO llegó a explicar en Axios que "la gente no debe trabajar tan duro".

Por qué mentes brillantes como Steve Jobs y Elon Musk defienden que no hay que dividir las empresas en departamentos

Atrás quedaron esos difíciles momentos. La semana pasada la firma anunció que habían registrado su trimestre más rentable de la historia, con ingresos cercanos a los 7.400 millones de euros.

Sin embargo, no parece que aprendiese la lección. Musk mantiene el objetivo de que Tesla entregue 500.000 vehículos antes de que acabe 2020. Hasta el tercer trimestre, solo había entregado 318.000.

LEER TAMBIÉN: Por qué mentes brillantes como Steve Jobs y Elon Musk defienden que no hay que dividir las empresas en departamentos

LEER TAMBIÉN: Elon Musk llegó a convocar una reunión con todos sus empleados en la madrugada de un domingo: qué dicen sus ejecutivos sobre su exigente estilo de liderazgo

LEER TAMBIÉN: La última actualización del sistema de conducción autónoma de Tesla no es tan autónoma: pide al conductor que mantenga las manos en el volante

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día

    Más:

  1. Tesla
  2. Motor
  3. Empresa
  4. Elon Musk
  5. Trending
  6. Top