Pasar al contenido principal

Tesla ha creado el mejor anuncio de coches de la historia sin gastarse ni un céntimo en publicidad

Starman y el Tesla Roadster viajan por el espacio.
Starman y el Tesla Roadster viajan por el espacio. SpaceX/Youtube
  • El pasado martes SpaceX lanzó su cohete Falcon Heavy junto a un Tesla Roadster 2008 como prueba de carga.
  • El evento contó con una emisión en directo del Roadster cruzando el espacio, un brillante anuncio de coches que no requirió que se Tesla gastara ni un céntimo.
  • La inclusión del Roadster de Elon Musk en el lanzamiento del Falcon Heavy atrajo la atención de todos los medios de comunicación.

Tesla ha creado el mejor anuncio de coches del mundo sin gastarse ni un céntimo en márketing. En esta ocasión, SpaceX pagó las facturas.

SpaceX, la compañía de exploración espacial de Elon Musk, lanzó el pasado martes al espacio su cohete de mayor envergadura. El Falcon Heavy transportaba un Tesla Roadster 2018, perteneciente a una gama de la compañía de coches eléctricos de Musk, como carga útil.

Con su lanzamiento, la compañía quería demostrar a sus futuros clientes su capacidad para transportar cargas importantes y, con el tiempo, hacer lo propio con personas y suministros con la vista puesta en colonizar Marte.

Lanzar el Roadster al espacio fue una estrategia de márketing impecable

No osbtante, la decisión de Musk de transportar un Roaster en el cohete no fue una coincidencia. A pesar de que Musk asegura haber escogido el Roadster porque sería menos "aburrido" que emplear las cargas de prueba habituales, lo más seguro es hubieran otras razones tras esa decisión.

En los meses previos al lanzamiento del Falcon Heavy, Musk y SpaceX publicaron varias fotos del Roadster meticulosamente ordenadas para dar a entender que el coche –y Tesla por extensión– son símbolos de la ambición humana y del progreso tecnológico.

Las fotos también contribuyeron a dar cobertura en los medios de comunicación al lanzamiento del Falcon Heavy, incluyendo publicaciones automovilísticas que de otro modo no se habrían hecho eco.

Captura del Instagram personal de Elon Musk con información del Falcon Heavy
Instagram / elonmusk

Pero la verdadera recompensa llegó una vez el cohete alcanzó el espacio exterior. Space X obsequió a los espectadores de su emisión en directo con unas imágenes impresionantes de la Tierra, al tiempo que el Roadster ponía rumbo a Marte.

"Parece tan ridículo e imposible", declaró Musk ante los periodistas en una conferencia de prensa posterior al lanzamiento. "Se puede decir que es cierto porque parece tan irreal".

El mensaje que podemos extraer de la lectura de esas imágenes es alto y claro: Elon Musk ha llegado más lejos que cualquier otro hombre de negocios de EE.UU.

Mientras que Tesla ha sufrido importantes retrasos en la producción de nuevos vehículos, la retransmisión en directo les recordó a los espectadores la apuesta de la compañía por un futuro transformador basado en el consumo de coches eléctricos autónomos.

Si bien es cierto que Tesla se ha quedado rezagada con respecto a otros fabricantes de coches en sus esfuerzos por producir autos eléctricos en masa y compite con otras tecnologías de conducción autónoma como la de Waymo, es difícil imaginarse a cualquier otra empresa automovilística montando un espectáculo de esta dimensión.

La estrategia de marketing de Elon Musk se basa en la utilización ingeniosa de las redes sociales.
La estrategia de marketing de Elon Musk se basa en la utilización ingeniosa de las redes sociales. Instagram / elonmusk

Musk siempre ha sido muy intuitivo en materia de marketing 

Por supuesto, esta no ha sido la primera gran maniobra de mercado de Musk, cuya intuición para la teatralidad no tiene parangón entre los ejecutivos del sector automovilístico.

En noviembre convirtió el lanzamiento de una grúa Tesla en un evento que cautivó tanto a los fans de la marca como a los observadores de la industria. Contribuyó al éxito el hecho de que las características de este semirremolque eléctrico fuesen impresionantes. Que utilizara el evento para presentar, a su vez, el nuevo Roadster ni siquiera fue importante y dejó a todos los asistentes boquiabiertos con su aparición: fue expulsado de la parte trasera de un semirremolque.

Musk también ha demostrado su don para generar entusiasmo a través de las redes sociales. Es uno de los pocos CEOs cuya cuenta en Twitter no parece estar gestionada por un equipo de relaciones públicas. Su sinceridad resulta tanto simpática como efectiva: responde a las preguntas y preocupaciones de sus clientes de Tesla, se burla de los próximos accesorios y no duda en bromear, generando una gran difusión de las noticias de sus empresas.

Pero Tesla podría no estar necesitando la publicidad de Musk ahora mismo.

La empresa no ha tenido ningún problema generar demanda de sus productos, sino que más bien necesita necesita ayuda para satisfacerla. Tras no conseguir alcanzar sus objetivos de producción del Modelo 3 por un amplio margen el año pasado, el gran reto de Tesla para este 2018 será el de llevar a cabo con éxito los más de 400.000 pedidos anticipados del coche –una cantidad que, tras el paseo espacial del pasado martes, tiene todas las papeletas para seguir aumentando–.

Te puede interesar