Tesla prioriza los datos de Elon Musk y otros conductores 'VIP' para entrenar su software de conducción autónoma

Grace Kay
| Traducido por: 
Ilustración Elon Musk coches Tesla IA conducción autónom
  • Tesla da un trato especial a los datos de personas VIP, incluido Elon Musk, a la hora de entrenar su IA de conducción autónoma.
  • Algunos antiguos y actuales empleados afirman que se les dijo que trabajaran en las rutas que conducía Musk, así como en las de otros influencers.
  • Los expertos dicen que esto significa que los recursos de Tesla destinados a los vehículos autónomos se están distribuyendo de forma desigual.

Los coches autónomos de Tesla parecen una maravilla del aprendizaje automático.

Pero en realidad, la empresa confía en un pequeño ejército de "anotadores de datos" humanos que mejoran continuamente la conducción de los coches revisando las grabaciones de las cámaras de miles de conductores de Tesla y enseñando al vehículo a comportarse como un conductor humano, como decidir cuándo es apropiado utilizar un intermitente o identificar un cono de carretera.

Business Insider ha descubierto que esos anotadores centran sus esfuerzos en dos categorías de conductores de renombre: Elon Musk, CEO de Tesla, y un selecto grupo de conductores "VIP".

Business Insider ha hablado con más de una docena de empleados y extrabajadores de Tesla, todos menos uno bajo condición de anonimato, y afirman que las imágenes y los vídeos de los Teslas de Musk reciben un análisis minucioso, mientras que los datos de conductores de renombre, como por ejemplo youtubers, reciben un tratamiento "VIP" a la hora de identificar y solucionar problemas con el software de conducción autónoma. El resultado es que los sistemas de software de Autopilot y Full Self Driving (FSD) de Tesla pueden navegar mejor por las rutas utilizadas por Musk y otros conductores famosos, haciendo que sus viajes sean más fluidos y sencillos.

Esto significa, según los expertos, que los recursos de Tesla se están distribuyendo de forma desigual y podrían servir de distracción para la meta de la empresa de lograr una conducción verdaderamente autónoma.

Cada Tesla está equipado con nueve cámaras, y los propietarios pueden optar por compartir el vídeo de esas cámaras para mejorar los sistemas de Tesla.

La legión de anotadores de datos de Tesla examina los vídeos compartidos con Tesla y utiliza las imágenes para entrenar al sistema para que ejecute correctamente un giro a la izquierda o identifique una señal de stop (y se detenga ante ella). Los trabajadores también revisan las situaciones en las que el sistema no responde correctamente y el conductor tiene que retomar el control del vehículo.

Los anotadores etiquetan los vídeos en los que el sistema funcionó correctamente y los casos en los que funcionó mal. Al identificar los problemas, el equipo de anotación de datos puede actualizar la base de datos global de Tesla con nueva información para aclarar cualquier confusión a otros Teslas que se enfrenten a las mismas situaciones. 

El análisis de los datos de los vehículos de Musk ha sido una prioridad desde el inicio del programa, según aseguran varios trabajadores.

Ocho trabajadores han recordado haber marcado datos relacionados con el multimillonario. Dos trabajadores dicen que etiquetaron una ruta en 2021 que entraba y salía de la entrada de una mansión en Hillsborough, California, que más tarde descubrieron que pertenecía a Musk. El CEO de Tesla vendió la casa en noviembre de 2021 por 32 millones de dólares.

Varios trabajadores afirman que dedicaron una cantidad significativa de tiempo a etiquetar las rutas de entrada y salida de las fábricas de Tesla en Austin y Fremont, California, así como la oficina de SpaceX en Hawthorne, California.

Aunque los anotadores podrían haber estado viendo los datos de otros empleados de Tesla o de trabajadores de SpaceX que poseían Teslas, dicen que no prestaron la misma atención a otros aparcamientos de fábricas u oficinas en California o en otros lugares. Además, uno de ellos recuerda haber etiquetado una serie de vídeos de finales de 2022 y principios de 2023 en los que aparecía la sede de Twitter en San Francisco. El trabajador dice que se pidió al equipo que se centrara en los datos de las áreas cercanas a la sede de Twitter durante el mismo período de tiempo en que Musk tomó el control de la red social.

Elon Musk ha dicho que dos personas han tenido "aspiraciones" de asesinarle en los últimos meses.

John Bernal, antiguo analista y piloto de pruebas del sistema Autopilot, y otros tres antiguos trabajadores han contado a BI que les explicaron que estaban trabajando con datos del coche de Musk y que les dijeron específicamente que debían tratar los vídeos con cuidado. A pesar de que los trabajadores de las plantas de etiquetado de datos suelen ser evaluados por la rapidez con la que pueden anotar los datos, Bernal y otros dos trabajadores señalan que les dijeron que se tomasen más tiempo con los datos de los vehículos de Musk, y además les indicaron que los clips también pasarían por una ronda adicional de control de calidad.

"Parece bastante claro que la experiencia de Elon es mejor que la de cualquier otra persona", explica un antiguo empleado. "Él ve el software en su máximo esplendor".

Otro trabajador dice que la iniciativa les causó cierto recelo.

"Parecía que estábamos mejorando su coche a propósito para que el Autopilot pareciera diferente de lo que era", apunta otro exempleado. "Parecía algo deshonesto".

Otros cuatro trabajadores explican que creen haber etiquetado rutas asociadas a Musk, pero que no los supervisores no se lo comunicaron expresamente. Cuando los anotadores ven los datos, pueden ver una marca de tiempo de la fecha en que se recogieron las imágenes y la geolocalización, pero no ven nada que identifique explícitamente el vehículo o el conductor en concreto. En su lugar, los anotadores afirman que pueden basarse en pistas contextuales, sobre todo en las rutas y lugares visitados por el vehículo.

Algunos trabajadores señalan que el coste de no etiquetar correctamente los datos de Musk puede ser elevado. Dos antiguos trabajadores recuerdan un incidente en el que un anotador de datos fue despedido poco después de etiquetar un clip que creían que procedía del coche de Musk. El trabajador fue escoltado fuera de las instalaciones de Tesla en Buffalo (Nueva York), según los trabajadores, después de que el etiquetador de datos no etiquetara correctamente una señal de salida de la autopista. Un antiguo trabajador asegura que es muy inusual que alguien que se dedica a la anotación de datos sea despedido sin previo aviso y que normalmente se avisa a los empleados si no están cumpliendo con sus métricas.

Un extrabajador relata a BI que recuerda haber etiquetado una ruta en 2020 desde una casa en Los Ángeles hasta la sede de SpaceX en Hawthorne, donde el software tuvo problemas para identificar las líneas de la carretera hacia una salida. El software Autopilot de Tesla ha tenido problemas para seguir marcas de carril irregulares en el pasado. En la biografía de Walter Isaacson sobre Musk, el autor dijo que al principio del programa Autopilot, Tesla persuadió a un "fan de Musk" en el Departamento de Transporte de California para repintar las líneas en la autopista interestatal 405 después de que Musk experimentara problemas con Autopilot como resultado de la atenuación de las marcas del carril.

Sin embargo, el extrabajador dice que no hay forma de que ninguno de los etiquetadores sepa con certeza si el vídeo pertenece a un conductor en particular, y añade que cualquiera que piense que conoce al propietario del coche estaría basándose en "pura especulación."

Los portavoces de Tesla y Musk no han respondido a las preguntas planteadas por BI.

Los influencers de Tesla también reciben atención extra

Musk no es el único conductor que recibe un trato especial.

Desde que se lanzó el FSD en 2020, los fanáticos y detractores de Tesla se han lanzado a las redes sociales para compartir videos de la tecnología, teniendo éxito y fracasando, con videos en los que navega por rutas difíciles sin intervención humana y otros videos de errores que muestran al automóvil atropellando a maniquíes del tamaño de un niño pequeño o confundiendo la luna con una luz de freno.

Estos vídeos no han pasado desapercibidos para el personal de Tesla. De hecho, la empresa creó un sistema para dar prioridad a los datos de los conductores más propensos a compartir su experiencia en internet, según han explicado a BI tres actuales y antiguos trabajadores con conocimiento directo del caso. A estos conductores se les denomina internamente usuarios "VIP" y sus datos se ponen a veces en colas VIP, según los trabajadores.

Los datos recopilados de los usuarios VIP, incluidos los conductores de Tesla famosos que publican en YouTube, se examinan más a fondo y es más probable que sean etiquetados, según tres antiguos y actuales trabajadores. Según ellos, los jefes de sus equipos les dijeron específicamente que trabajaban con "datos VIP" y les pagaron horas extras para que trabajaran con los datos antes de las actualizaciones del FSD.

"Anotábamos todas las áreas por las que circulaban coches con regularidad", añade uno de los extrabajadores, que afirma que su jefe le dijo que trabajaba con datos de "influencers de Tesla". "Nos fijábamos en dónde vivían y etiquetábamos todo lo que podíamos a lo largo de esa ruta".

Bernal cuenta que Tesla envió a numerosos conductores de prueba a rutas por las que habían circulado youtubers, incluyendo rutas conducidas por Raj Balwani y Chuck Cook, dos youtubers que a menudo analizan el software de Tesla.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees? Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Bernal afirma que él fue uno de los ocho o nueve conductores de pruebas que se desplazaron a Lombard Street (la famosa calle con pendiente sinuosa de San Francisco) para buscar una solución, después de que Balwani, también conocido por su cuenta de YouTube Tesla Raj, publicara un vídeo en el que el FSD intentaba desviarse repetidamente de una carretera famosa por sus curvas. La compañía acabó introduciendo barreras invisibles en el sistema para solucionar el problema específicamente en Lombard Street, según Bernal. (Bernal fue despedido en 2022. Dice que fue resultado de compartir varios vídeos en su canal de YouTube sobre el mal funcionamiento de su Tesla personal mientras usaba el FSD).

Balwani explica a BI que ningún empleado de Tesla se ha puesto en contacto con él en relación con sus vídeos, pero que considera que el hecho de que la empresa se centre en los comentarios en internet es una señal positiva.

"Creo que esto sólo significa que sus equipos están supervisando y están comprometidos en las áreas que necesitan estar", dice Balwani.

"Para gran parte de lo que he registrado sobre FSD, casi todo se ha resuelto, lo cual es bastante increíble", añade.

En 2022, Musk felicitó a Cook en Twitter por dar a Tesla un "caso difícil de resolver" después de que el fabricante de automóviles lanzara una actualización destinada a abordar un problema con los giros a la izquierda que Cook había señalado en sus vídeos.

Cook explica a BI que es muy consciente de la atención que Tesla presta a su contenido; de hecho, afirma que ve conductores de prueba en su barrio todas las semanas. El youtuber asegura que ha intentado ponerse en contacto con los ingenieros del sistema Autopilot a través del correo electrónico y las redes sociales, pero que nunca le han respondido y que los pilotos de pruebas de su barrio se han mostrado muy "herméticos" sobre su trabajo.

Cook asegura que envió un correo electrónico en 2020 a una cuenta para probadores beta de FSD preguntando si Tesla estaba realmente examinando sus datos.

"Enviaron una captura de pantalla de lo que mi cámara estaba viendo en mi coche solo 30 minutos antes", asegura.

Cook considera que Tesla se centra menos en seleccionar a dedo a influencers y más en recopilar los mejores datos para el entrenamiento, asegura.

"Saben que no me dedico a chismorrear y a hacer de fanboy o a criticar en exceso", explica Cook. "Soy justo".

Un trabajador al tanto del tema apunta que el sistema VIP no se diseñó para dar un trato preferente, sino que servía como método adicional para que Tesla mejorara el FSD para todos los conductores.

Los youtubers están "saliendo y tratando constantemente de romper el sistema", afirma el trabajador, y añade: "Están identificando dificultades que podrían trasladarse a otras rutas y llamando la atención sobre ellas".

"En cierto modo, son un segundo nivel de conductores de prueba", apostilla.

Pero el hecho de que Tesla se centre en Musk y los usuarios VIP podría ir en detrimento de los esfuerzos de la empresa por lograr una conducción verdaderamente autónoma, según Missy Cummings, una antigua asesora de seguridad de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos.

"Va a ser difícil conseguir un coche de conducción autónoma para las masas si sólo funciona bien alrededor de la casa de Elon", resume Cummings a BI.

La cuestión se reduce a si el enfoque de Tesla hacia los usuarios VIP contribuye a mejoras de nicho como los parches de Lombard Street o a otras que beneficiarán a toda la comunidad, explica a BI Philip Koopman, experto en ingeniería informática de la Universidad Carnegie Mellon.

"Supongo que existe una fuerte presión desde el punto de vista del marketing para que los conductores VIP tengan una buena imagen en sus vídeos, y es difícil saber cuánto de eso es puro teatro y cuánto es realidad sin que Tesla revele la cantidad de mejoras de seguridad que supone cada cambio", afirma Koopman.

Ilustración China coche eléctrico vs Tesla Musk

La conducción autónoma de Tesla, en el punto de mira regulador

Tesla ha sido objeto de un creciente escrutinio por parte de los organismos reguladores en lo que respecta al software de conducción autónoma y a la comercialización del servicio por parte de la empresa. En abril, la investigación de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras de Estados Unidos sobre el sistema Autopilot y la conducción autónoma total de Tesla lo vinculó a cientos de accidentes y decenas de muertes, aduciendo medidas inadecuadas para garantizar la atención del conductor.

Además, el Departamento de Justicia de Estados Unidos está investigando si Tesla cometió fraude bursátil o electrónico por afirmaciones según las cuales habría engañado a inversores y consumidores sobre las capacidades de conducción autónoma de sus vehículos eléctricos.

Mientras tanto, Musk ha dicho en repetidas ocasiones que Tesla está cada vez más cerca de su objetivo de conducción autónoma, incluidos planes para presentar su servicio de robotaxis a finales de este año.

Musk considera que los sistemas Autopilot y FSD tienen una importancia existencial para Tesla. La conducción autónoma, aseguró en una entrevista de 2022, es "realmente la diferencia entre que Tesla valga mucho dinero o valga básicamente cero".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.