Tesla rompe otro techo con el mejor dato de facturación trimestral de su historia, mejora sus beneficios un 43% respecto al cierre de 2021 y presume del 'efecto Super Bowl'

Elon Musk, en una visita a la gigafactoría de Tesla en Shangái (China).
Elon Musk, en una visita a la gigafactoría de Tesla en Shangái (China).

REUTERS/Aly Song

Tesla lo ha vuelto a hacer. Pese a los problemas que están teniendo todos los fabricantes con la cadena de suministro, empeorada por la invasión rusa de Ucrania, el fabricante estadounidense de coches eléctricos ha vuelto a batir su récord trimestral de facturación (18.756 millones de dólares, 17.200 millones euros) y beneficios al ganar 3.318 millones de dólares (3.046 millones de euros).

El resultado de la compañía estadounidense supone un incremento más que notable, un 43% más, respecto al anterior trimestre, el último de 2021, cuando ganó 2.321 millones de dólares (2.130 millones de euros) y multiplica por más de 7 veces, un 658% más, al de hace un año (438 millones de dólares, 402 millones de euros).

Este incremento se ha debido, fundamentalmente, a que Tesla ha sido capaz de entregar más vehículos (310.048) que el trimestre anterior (308.650) y casi el doble que el Q1 de 2021 (184.877) pese a haber producido algo menos que en el final del año pasado: fabricó 305.407 coches eléctricos y entre octubre y diciembre había elaborado 305.840 unidades.

Tesla logra un récord en entregas de vehículos durante el primer trimestre de 2022, a pesar de los problemas de suministro y los rebrotes en China

An aerial view of Tesla Shanghai Gigafactory on March 29, 2021 in Shanghai, China.

"Ha sido un trimestre de récord en muchos niveles, con el mayor número de entregas, beneficio y margen operativo. Esto se logró pese a muchos problemas con la escasez de chips, bastantes desafíos logísticos y un trimestre en general difícil", valoró el fundador de la compañía, Elon Musk, en la conferencia con analistas, según recoge Seeking Alpha.

El dato es aún más destacado si se tiene en cuenta que durante este trimestre Tesla se ha visto obligada a cerrar su fábrica de Shanghái (China) por la oleada de la variante ómicron en el país. "Han tenido desafíos significativos por el confinamiento por el covid y no hemos podido entregar un número tremendo de vehículos. Pero ya estamos de vuelta y funcionando", ha dicho Musk.

De hecho, Tesla reconoce en su presentación de resultados que los problemas tanto de suminstro como derivados de la pandemia han afectado a su actividad. "Además, los precios de algunas materias primas han aumentado en varias veces en los últimos meses", se quejan desde la compañía. Pese a ello, su margen bruto mejoró hasta el 32,9% y el operativo creció al 19,2%.

"El impacto de la inflación en nuestra estructura de costes ha provocado aumentos en los precios de nuestros productos, pese el foco en reducir los costes de producción lo más posible", admite Tesla, que hace casi un año subió los precios de sus dos modelos más asequibles, el Model 3 y el Model Y, debido a los problemas de suministros

Como consecuencia de los precios de las materias primas, Tesla confirma en su informe de resultados que está haciendo "una diversificación de los componentes de las baterías" y desvela qeu "cerca de la mitad" de los coches que produjo en este primer trimestre utilizaron baterías de litio ferrofosfato, una composición que le permite no utilizar níquel, cuyo precio se ha disparado, ni cobalto.

Estos son los principales datos de los resultados del primer trimestre de 2022 de Tesla:

  • Vehículos entregados: 310.048 unidades, un 68% más que el mismo trimestre de 2021 (184.877) y prácticamente igual (0,4% más) que el anterior trimestre.
  • Facturación total: 18.756 millones de dólares, un 81% más que hace un año (10.389 millones) y un 5,8% más que el último trimestre de 2021 (17.719 millones).
  • Resultado neto ajustado (ebitda): 5.023 millones de dólares, un 173% más que en el primer trimestre de 2021 (1.841 millones) y un 22,8% más que el Q4 de 2021 (4.090 millones).
  • Resultado neto: 3.318 millones de dólares, un 658% más que hace un año (438 millones) y un 43% más que en el trimestre anterior (2.321 millones).

A la mejora de sus resultados también contribuyeron los créditos regulatorios —las cuotas que tienen los fabricantes en Estados Unidos para contaminar, que Tesla no utiliza al hacer eléctricos, y vende a otros fabricantes— una fuente de ingresos que Tesla estaba aparcando y que se duplicó en este trimestre: de los 314 millones de dólares del Q4 de 2021 a 679 millones en el arranque de 2022.

Tesla presume frente a la competencia del "efecto Super Bowl"

Gráfico del 'efecto Super Bowl' que incluye Tesla en sus resultados del Q1 de 2022

La compañía estadounidense incluye en su presentación de resultados un gráfico en el que revela cómo las reservas de sus vehículos se disparan el 14 de febrero respecto a la media de los anteriores días, en un gráfico que la compañía estadounidense titula como el "efecto Super Bowl", en referencia a la final de la liga de fútbol americano en Estados Unidos (NFL).

Sin embargo, Tesla no hizo ningún anuncio en la final en la que se impuso Los Ángeles Rams frente a Cincinatti Bengals. ¿Por qué habla de un "efecto Super Bowl"? Porque muchos de sus competidores sí lo hicieron: BMW, General Motors, Kia, Hyundai, Polestar e incluso la marca española de cargadores para coche eléctrico Wallbox compraron spots en la gran noche de la NFL.

Por lo tanto, la empresa de Elon Musk aprovecha este gráfico para dar un mensaje sobre el impacto de la competencia, que a día de hoy no le resta atractivo de cara a los consumidores, sino todo lo contrario, que se hable de coches eléctricos estimula el interés por sus vehículos. Musk no hizo ninguna referencia a este gráfico en la conferencia con accionistas.

Tesla espera aumentar producción un 50% con las nuevas plantas de Berlin y Texas, a expensas de la crisis de suministros

Los resultados de este trimestre están basados prácticamente solo en la producción de las plantas de Fremont (California) y Shangái (China), pero en las últimas semanas han entrado en acción las dos nuevas gigafactorías de Tesla: las de Berlín (Alemania) y Texas (EEUU).

El fabricante de coches eléctricos no aclara cuál es la capacidad instalada de ninguna de sus nuevas factorías —aunque cuando abrió la de Berlín habló de 500.000 vehículos al año, más de lo que produce hoy Shangái—, aunque sí explica que la de Berlín estará centrada en el Model Y con diferentes packs de baterías, tanto las denominadas 2170 como las nuevas 4680 que está preparando Panasonic.

Con esas dos fábricas, Tesla espera aumentar sus entregas un 50% anual, aunque advierte que eso dependerá de "la estabilidad de la cadena de suministro". "Nuestras propias factorías han estado funcionando por debajo de su capacidad durante varios trimestres por los problemas la cadena de suministros, que se esperan que continúen durante el resto de 2022", anuncia la empresa.

"Confiamos en un crecimiento del 50% en producción respecto a 2021", aseguró Musk a los accionistas. Esto supondría rozar los 1,4 millones de vehículos producidos en 2022, teniendo en cuenta que el año pasado salieron de las fábricas de Tesla 930.422 unidades.

Otros artículos interesantes:

Tesla logra un récord en entregas de vehículos durante el primer trimestre de 2022, a pesar de los problemas de suministro y los rebrotes en China

Tesla impulsa el desarrollo de Optimus, su robot humanoide, con una decena de ofertas de empleo para ingenieros y especialistas en inteligencia artificial

La escalada del precio del níquel está castigando a todo el sector del automóvil, pero Tesla podría evitar la peor parte gracias a varios movimientos inteligentes hechos en los últimos años

Te recomendamos