Pasar al contenido principal

Tesla sufre el robo de documentos confidenciales de su coche autónomo que acaban en manos de un rival chino

'Dunno where this bs came from': Elon Musk slams claims that Tesla Model 3 cancellations are outpacing deposits
Lucy Nicholson / Reuters
  • Tesla ha demandado a un exingeniero que habría robado más de 300.000 archivos del código fuente de su tecnología AutoPilot antes de unirse a la rival china Xiaopeng Motors.
  • Esta compañía tiene un largo historial de demandas por robo de propiedad industrial: Apple ya presentó una denuncia similar en el pasado.
  • Tesla también ha presentado otra demanda por robo de información confidencial y secretos comerciales por parte de cuatro exempleados que se unieron a la norteamericana Zoox.

Los robos de propiedad industrial están a la orden del día y prácticamente no hay multinacional que no haya sufrido esta clase de incidentes en algún momento de su historia. Pero el sector del coche autónomo supera, con creces, cualquier registro histórico al respecto de esta clase de prácticas ilegales.

Hace un tiempo, fue un ingeniero de Waymo, Anthony Levandowski, quien se llevó consigo más de 14.000 archivos del vehículo sin conductor de Google a Uber. Un escándalo que contribuyó a la caída en desgracia del CEO de esta última, Travis Kalanick, que acabaría dimitiendo del cargo, y que finalmente se saldó con un acuerdo de 245 millones de dólares y el 0,34% de las acciones de Uber en favor del popular buscador.

Pues bien, ahora es Tesla la que se ha visto afectada por un incidente similar. Según consta en la denuncia que la empresa de Elon Musk ha presentado este jueves, un exingeniero de la firma habría copiado el código fuente de su AutoPilot justo antes de unirse a una empresa china de coches autónomos.

Leer más: La guerra de Uber y Waymo por la conducción autónoma llega a juicio

En concreto, el ingeniero, Guangzhi Cao, copió supuestamente más de 300.000 archivos relacionados con el código fuente del piloto automático de Tesla mientras se preparaba para fichar por Xiaopeng Motors Technology Company este pasado enero. Esta compañía, desconocida en Occidente, es el principal actor de la industria en el Gigante Asiático y cuenta con el apoyo financiero de colosos como Alibaba o Foxconn.

Además, el historial de Xiaopeng Motors es cuanto menos de discutible trayectoria. En la actualidad, la firma emplea nada menos que a cinco exempleados de Tesla, tal y como recoge la denuncia. Pero es que, además, Apple ya denunció en el pasado a un extrabajador suyo de robar secretos comerciales relacionados con el coche autónomo antes de unirse a Xiaopeng.

Pero como las malas noticias no suelen venir solas, Tesla también ha presentado otra demanda por robo de información confidencial y secretos comerciales relacionados con sus técnicas de almacenamiento, logística y control de inventario. En esta ocasión, según recoge Reuters, su departamento jurídico acusa a cuatro exempleados de estos delitos, que habrían cometido antes de unirse a una nueva compañía de coches autónomos norteamericana llamada Zoox.

Y además