Pasar al contenido principal

Tesla: los desafíos en la producción del Model Y en medio de las dudas sobre el mercado automovilístico nublan su potencial en bolsa a medio plazo

Elon Musk, CEO de Tesla
Elon Musk, CEO de Tesla. REUTERS/Hannibal Hanschke
  • Las acciones de Tesla están de dulce durante el conjunto del año, pese a los efectos de la crisis del COVID-19.
  • Con un enfoque de corto y medio plazo el análisis es distinto: la compañía ha acelerado cuantiosamente su rumbo alcista y eso podría hacer que el valor corrigiera sobre el parqué cuando tenga que presentar sus resultados trimestrales.
  • Esto se ha podido canalizar con la previsión de los analistas de Goldman Sachs, que en un último informe que recoge la agencia Bloomberg, rebajaron la calificación sobre Tesla, al menos en el medio plazo, después de que las acciones superasen su precio objetivo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las acciones de Tesla están de dulce durante el conjunto del año, pese a los efectos de la crisis del COVID-19. Desde enero se han revalorizado más de un 120%, mientras que desde los mínimos del 19 de marzo se han incrementado cerca del 170%. Estos meteóricos porcentajes han planteado numerosas cuestiones sobre si la compañía se encuentra sobrevalorada y si puede descender durante los próximos meses.

Tomando como referencia la opinión media de los analistas, la mayoría piensa que en la próxima década tiene una gran capacidad de crecimiento. Sin embargo, con un enfoque de corto y medio plazo el análisis es distinto. La compañía ha acelerado cuantiosamente su rumbo alcista y eso podría hacer que el valor corrigiera sobre el parqué cuando tenga que presentar sus resultados trimestrales. 

Esto se ha podido canalizar con la previsión de los analistas de Goldman Sachs, que en un último informe que recoge la agencia Bloomberg, rebajaron la calificación sobre Tesla, al menos en el medio plazo, después de que las acciones superasen su precio objetivo.

Pese a que los analistas de la entidad bancaria estadounidense liderados por Mark Delaney siguen siendo positivos con las acciones de la empresa de vehículos eléctricos de cara al largo plazo, los recientes recortes de precios y los desafíos en la producción del Model Y nublan “las perspectivas en un horizonte temporal de medio alcance” del fabricante de coches eléctricos. 

Delaney redujo la recomendación sobre Tesla en bolsa desde “sobreponderar” hasta “neutral”, aunque aumentó su precio objetivo hasta los 950 dólares. De este modo, Goldman Sachs espera ahora que las ventas mundiales de automóviles desciendan 14,5% este año. Eso sí prevé que la demanda en Estados Unidos y Europa se mantenga “mejor de lo previsto anteriormente”, como se ha podido observar con los datos de China.

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

Cifras poco claras para el 2020

Se trata de un análisis que va muy en consonancia de otros expertos. Gordon Johnson, analista de GLJ Research argumenta en un informe distribuido a sus clientes que las subidas de Tesla en bolsa “son prematuras” y, de hecho, las cifras que presenta son “engañosas”.

A su modo de ver, el volumen de ventas de China de mayo de 2020 publicados por la Asociación China de Automóviles para Pasajeros (" CPCA ") son “una estimación”, y no “han sido confirmados”. Por ese motivo, habría una euforia desmedida sobre las acciones de la empresa.

Según Johnson, las cifras a tener en cuenta son las publicadas por el Centro de Investigación y Tecnología Automotriz de China (CATARC) o la Comisión Reguladora de Banca y Seguros de China (CBIRC). Unas instituciones que aún no han publicado nada y que dejan dudas sobre la recuperación del sector.

Eso provoca, a su modo de ver, que “la recuperación de Tesla en bolsa haya sido demasiado exagerada” y que, posiblemente, en el corto y medio plazo “tenga que corregir ese movimiento tan fuerte”.

Leer más: 3 cosas que debes entender sobre invertir para ganar dinero en bolsa

La “exuberancia irracional” para las acciones de Tesla

Por su parte, Michael Hartnett, principal estratega de inversiones del Bank of America, explicaba en un informe al que accedió Business Insider que las acciones de Tesla se habían movido con una gran "exuberancia irracional" inspirada en una ola sin precedentes de dinero fácil por parte de los bancos centrales. El exceso de liquidez para combatir la deflación continúa “alimentando burbujas” en los escasos activos de crecimiento, aseguraba el experto.

En definitiva, parece que los analistas de Wall Street son muy pesimistas sobre Tesla para este 2020. A pesar de que las fábricas de la compañía son más que capaces de superar las 500.000 unidades de producción de vehículos este ejercicio, las estimaciones de ingresos, de media, implican que las entregas de la compañía podrían no cosechar ese volumen

Y además