El test prenatal de una empresa china ha almacenado datos genéticos de millones de mujeres españolas, alemanas, británicas y otras partes del mundo

Test para detectar COVID-19.

REUTERS/Jose Cabezas

Un test prenatal disponible en España desarrollado por una empresa china ha recopilado información genética de millones de mujeres en todo el mundo, según ha descubierto Reuters.

El test prenatal no invasivo (NIPT, por sus siglas en inglés) es un test en el que se extrae sangre maternal para detectar el riesgo de algunas enfermedades de cromosoma del feto, como el síndrome de Down.

Los tests del grupo chino BGI se venden en más de 52 países, aunque no en Estados Unidos, detalla el medio americano; hasta 13 de estos países son de la Unión Europea, incluyendo a España.

Reuters ha revelado en su investigación basada en comunicados y estudios de la empresa creadora del test, que el grupo BGI no solo capturaba información del feto, sino también de la madre.

Más de 8 millones de mujeres en todo el mundo se han sometido al test. Algunos de los datos que la empresa ha almacenado, según Reuters, incluyen el país de origen, altura y peso de la madre.

BGI no ha informado de cuántas mujeres se han hecho el test fuera de China, pero sí que ha almacenado esos datos en su laboratorio en Hong Kong, donde "se destruyen tras 5 años".

¿Por qué en China no hay segunda ola de coronavirus?

La compañía asiática también ha contestado a la exclusiva de Reuters asegurando que, al contrario de lo afirmado por el medio de comunicación, el test no se ha desarrollado en colaboración con el Ejército de China.

La empresa ha indicado, además, que "colabora con organizaciones académicas y de investigación fuera de China que han dado lugar a importantes avances en la ciencia médica".

Pese a lo sorprendente de la revelación, Reuters afirma que "no hay pruebas de que BGI haya violado reglamentos o acuerdos de privacidad con pacientes", pero avisa de que esos datos son susceptibles de compartirse con el gobierno de China si la información es "directamente relevante para la seguridad nacional".

BGI afirma en su comunicado que ese nunca ha sido el caso. La posibilidad de que esta eventualidad ocurra, no obstante, genera "preocupaciones serias" al Centro Nacional de Seguridad y Contraespionaje de los Estados Unidos, señala Reuters.

China Estados Unidos

Reuters

Supersoldados, minorías étnicas y derechos humanos

El control de los datos en una sociedad hiperconectada es poder, y la gestión que hacen de ellos las empresas e instituciones está fuertemente regulada.

Algunos expertos consultados por el medio estadounidense, no obstante, apuntan a motivos que suenan a ciencia ficción para avisar del peligro que supone la captación de estos datos por parte de un gobierno chino que siempre está en el ojo del huracán en cuanto a su respeto por los derechos humanos.

El test NIPT recopila una décima parte del genoma de las madres, pero recopilando suficientes muestras de variaciones genéticas a lo largo del mundo, Reuters explica que se pueden identificar vulnerabilidades genéticas de una población y su susceptibilidad a "ataques genéticos a medida".

BGI, además, ha colaborado con el Ejército chino para diseñar programas de mejora de rendimiento de sus soldados, sostiene Reuters.

Otro estudio de BGI que cita el medio utilizó un superordenador militar para analizar datos extraídos de tests NIPT y visualizar la prevalencia de virus en mujeres chinas, distinguiéndolas de las minorías tibetanas y Uyghur —el grupo étnico por el que China ha sido acusada de genocidio—.

Datos compartidos por BGI con otros investigadores chinos, por ejemplo, se han estudiado para ver como las variaciones genéticas "significativamente diferentes" de los Uyghurs afectan a su respuesta ante las drogas, sentencia Reuters en su investigación.

LEER TAMBIÉN: La investigación sobre el origen del coronavirus se complica: las granjas de animales salvajes chinas están vacías

LEER TAMBIÉN: China suspende la app de transporte compartido Didi y prohíbe a las tiendas de aplicaciones que la ofrezcan tras acusarla de robar datos de los usuarios

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”