¿Qué ves en la imagen? El test que revela tu tipo de inteligencia (y cuál es su superpoder)

Árbol llave
  • Los test de personalidad representan una gran oportunidad de descubrir quién eres. En la prueba de este artículo por ejemplo conocerás un poco más tu inteligencia.
  • La prueba es sencilla: mira la imagen y quédate con el primer objeto que identifiques en ella. A continuación, lee la interpretación para saber qué tipo de persona inteligente eres.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"¿Quién soy?" es la pregunta que une a todos los seres humanos, por diferentes y dispares que sean. Si estás preocupado por descubrir tu auténtica personalidad, no te preocupes. Es perfectamente normal tener dudas, sobre todo en estos tiempos tan acelerados.

Una forma de empezar a intuir qué tipo de persona eres consiste en completar algunos test de personalidad. Los hay de todo tipos: los de preguntas con múltiples respuestas, los de desarrollo creativo y los visuales. Más abajo tienes uno de la tercera categoría.

En concreto, este test visual te ayudará a saber más sobre tu inteligencia. Todo el mundo es inteligente, pero cada uno utiliza esta habilidad de forma diferente. Si descubres la fortaleza de la tuya, tendrás más posibilidades para triunfar en la vida, en el trabajo, en el amor...

El test es muy sencillo: mira la imagen de abajo y quédate con la primera figura que veas en ella. Ya está. Sin pensarlo. A continuación, lee la interpretación correspondiente. Y fisgonea la otra si tienes curiosidad.

¿Listo? ¡Adelante!

Árbol Llave

¿Qué has visto primero? ¿La copa del árbol o la forma de la llave? Dependiendo de lo que hayas visto primero, tienes un tipo de inteligencia u otra. Más abajo descubrirás más detalles al respecto.

Ten en cuenta que estos test de personalidad son divertimentos y curiosidades. No te tomes al pie de la letra sus explicaciones, ya que se realizan en un entorno distendido, y sin un experto en la materia que pueda guiarte correctamente. Úsalos como pequeños indicios de partes de tu ser que podrías explorar en calma, creando un momento de pausa para ello.

Llave

'Locke and Key'.
'Locke and Key'.
Netflix

¿Qué emoción aparece cuando piensas en una puerta cerrada al final de un pasillo oscuro? Seguro que no es una sensación agradable. Puede que hasta sientas miedo puro y duro.

Es perfectamente normal inquietarse con las puertas cerradas. En el mundo de la simbología, representan una curiosa dualidad. Por un lado, son lo prohibido, lo desconocido y lo tabú. Al fin y al cabo, si alguien ha cerrado una puerta es porque debe de haber ocultado algo ahí dentro que no debe ser revelado, ¿verdad?

Por otro lado, también representa el deseo. Quizás te produce temor ese portón, y al mismo tiempo descubres tu mano adelantándose para girar el pomo y descubrir qué se esconde al otro lado. Se trata de la relación paradójica entre el miedo y el deseo: temes lo que quieres, temes a la puerta cerrada que al mismo tiempo te gustaría abrir.

Para abrir la puerta, y acceder a lo que se esconde al otro lado, es necesario una habilidad muy ausente hoy en día: el autoconocimiento. Solo si te conoces lo suficiente a ti mismo puedes abrir una puerta prohibida sin sufrir daños por lo que hay al otro lado. ¿Y cómo se representa simbólicamente el autoconocimiento? Con una llave.

Si lo primero que viste en el dibujo es una llave, significa que eres una persona introvertida, que aprecia el tiempo en soledad y en silencio para autocontemplarte, observarte y conocerte. Como resultado, sabes lo que quieres, y conoces tus debilidades así que no caerás en las tentaciones de lo desconocido.

Precisamente para prepararte para lo inesperado eres meticuloso, detallista, responsable con tus acciones e incluso con las de los demás. Y,  te conoces, eres comprensivo con el resto de personas. Sabes perdonar y dar segundas oportunidades.

Tu inteligencia es meditativa, orientada al futuro y al desarrollo personal. Enfócala en estos ámbitos para triunfar con ella.

Árbol

'Pocahontas'.
'Pocahontas'.
Walt Disney Feature Animation

¿Te has fijado alguna vez en la cantidad de árboles que aparecen en mitos y religiones? El Árbol del Conocimiento en el Jardín del Edén. Yggdrasil, el fresno eterno en la mitología nórdica cuyas raíces y ramas mantienen unidos los diferentes mundos (incluido Midgard, la Tierra). El árbol sefirot de la cábala, que representa un mapa con caminos que puedes tomar.

Todos estos árboles, y muchos otros, son en realidad el mismo. Se trata del árbol de la vida, un símbolo que representa cómo todo está conectado con todo. Fíjate en los 3 ejemplos de arriba: el primer árbol esconde toda la sabiduría, el segundo junta a todas las personas y seres vivos y el tercero recopila todas las posibilidades de tu ser.

Por lo tanto, si tu inconsciente ha visto primer el árbol de la imagen, seguramente eres una persona extrovertida y con la capacidad de conectar personas, ideas y futuros. Quizás no te das cuenta, pero muchos recurren a ti en busca de ayuda, inspiración o simplemente para animarse; eres su árbol de la vida particular.

Tus ansías por extender tus raíces y ramas te permiten cultivar eternamente tanto tu inteligencia como tu creatividad. Y a tu alrededor no existe la mala hierba; te encargas personalmente de poder malas relaciones, comportamientos, ideas y actitudes.

Tu inteligencia es expansiva, intuitiva y tiene un impacto tremendamente positivo en el plano social. Sé consciente de ello para ejercitarla en los contextos adecuados.

Otros artículos interesantes:

Hay 7 tipos de personalidades financieras:  estas son las trampas de cada una

Descubre qué personalidad te define, según tus gustos en verano

Así es como tu nombre puede afectar a tu personalidad, según la ciencia

Te recomendamos

Y además