El CSIC diseña un innovador test serológico que distingue entre personas vacunadas e infectadas por COVID-19 con una fiabilidad superior al 99%

El CSIC diseña un test serológico que distingue entre personas vacunadas e infectadas por COVID-19, con una fiabilidad de más del 99%

Laboratorio del CNB-CSIC / César Hernández (CSIC Comunicación)

  • Un nuevo test serológico diseñado por el CSIC en colaboración con Inmunostep es capaz de distinguir entre una persona vacunada y otra que ha padecido el COVID-19, con una fiabilidad del 99%.
  • Esta prueba detecta también 3 tipos de anticuerpos, clave para conocer el momento de la infección en el que se encuentra el paciente.
  • Está previsto que las unidades de investigación, los laboratorios clínicos y los hospitales españoles puedan disponer en mayo de este test, que tiene una duración de 2 horas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Después de la vacunación contra el COVID-19 se producen anticuerpos, proteínas del sistema inmune que luchan contra el virus. De similar forma, una vez infectada una persona con el coronavirus, su organismo también genera anticuerpos, que pueden ser detectados en un test serológico.

Ahora, un nuevo test serológico diseñado por el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) es capaz de distinguir entre una persona vacunada y otra que ha padecido el COVID-19 —a diferencia de la mayoría de los tests comercializados— y lo hace, además, con una fiabilidad de más del 99%.

Un equipo de investigadores del centro, en colaboración con los laboratorios en Salamanca de Inmunostep, empresa de investigación y diagnóstico, ha desarrollado "un nuevo test de anticuerpos capaz de identificar, cuantificar y diferenciar los anticuerpos producidos por la vacunación e infección natural de COVID-19", informa el CSIC en un comunicado.

PCR, test serológico o de antígeno: cuántos tipos de prueba hay y para qué sirve cada una

Además de su alta fiabilidad, este nuevo test serológico, basado en la técnica de citometría de flujo y desarrollado para su uso en diagnóstico, aporta la novedad de poder detectar distintos anticuerpos frente a diferentes antígenos en un único tubo.

Asimismo, se trata de un método muy eficiente, ya que obtiene mucha información de la respuesta inmunitaria frente al virus a partir de una pequeña muestra de sangre o plasma. "Es de esperar que en el futuro también se valide su uso con muestras de saliva", aclara la nota de prensa.

Está previsto que las unidades de investigación, los laboratorios clínicos y los hospitales españoles puedan disponer en mayo de este test, que tiene una duración de 2 horas y se puede automatizar.

"Tras la vacunación solo se producen anticuerpos frente a la proteína empleada en la vacuna (la proteína Spike y su dominio RBD), mientras que en una persona que ha sufrido la infección también se generan anticuerpos contra las proteínas Mpro y la NP", explica José Miguel Rodríguez Frade, investigador del CNB-CSIC.

La vacuna española del CSIC contra el coronavirus estará lista a finales de 2022

Esta prueba puede detectar esas 4 proteínas del virus SARS-CoV-2 al mismo tiempo, lo que permite diferenciar entre personas vacunas y personas que han padecido el coronavirus.

Además, el test detecta también 3 tipos de anticuerpos, clave para conocer el momento de la infección en el que se encuentra el paciente: la IgM (inmunoglobulina M) indica que el individuo está iniciando la respuesta a la enfermedad; la IgG (inmunoglobulina G) se produce en un momento más avanzado de la infección y puede perdurar en el tiempo, informando hasta meses después de que una persona ha padecido la enfermedad, y la inmunoglobulina A (IgA), que se encuentra más localizada en las superficies mucosas como las vías respiratorias, aunque se detecta también en el suero del paciente.

La mezcla de diferentes vacunas aumenta los casos de efectos secundarios leves, según un estudio

Desde Inmunostep señalan que hasta el momento no tienen conocimiento de un test tan completo en el mercado internacional, con la capacidad de aportar una cantidad semejante de información simultánea sobre la respuesta inmunitaria del virus.

"Este ensayo supone una herramienta esencial para el seguimiento de la respuesta inmunitaria contra el SARS-CoV-2 [coronavirus] tras la etapa de vacunación, y para el conocimiento exhaustivo de las características de la respuesta en diferentes individuos, así como de su duración en el tiempo", concluye el comunicado.

Otros artículos interesantes:

La vacuna española del CSIC contra el coronavirus estará lista a finales de 2022

Así son las nuevas mascarillas del CSIC que inactivan el coronavirus en un 97% en apenas 2 horas

PCR, test serológico o de antígeno: cuántos tipos de prueba hay y para qué sirve cada una