Test visual: el primer animal que veas en la imagen te revelará el lado indomable de tu personalidad

Test visual animales
  • ¿Te apetece probar un test visual de personalidad que revelará el lado más animal de tu forma de ser?
  • Esta prueba se basa en la premisa de que, dependiendo del animal que elijas inconscientemente, tus rasgos de personalidad se parecerán a los de dicho animal. Para bien y para mal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Alguna vez han comparado tu fiereza con la de un tigre? ¿O tu nobleza con la de un águila? ¿O tu agilidad con la de una ardilla?

De forma natural, en el día a día se usan muchas metáforas y comparaciones con animales para definir o explicar los rasgos de los demás.

Lo que quizás no sabías es que, a veces, estos símiles esconden más verdad de lo que crees. ¿Quieres comprobarlo? Ponlo a prueba con este ameno y rápido test de personalidad visual.

Este test se basa en la premisa de que, dependiendo del animal al que inconscientemente te veas reflejado, tu personalidad se parecerá a dicho animal.

Esta identificación no solo te ayudará a ver las partes buenas de tu forma de ser (que son muchas); también te ayudará a descubrir aquellos rasgos más indomables de tu personalidad, los que te ponen en más de un problema o te impiden progresar profesional o socialmente.

¿Te atreves entonces a descubrir tu lado más fiero

Cómo descubrir el animal que domina tu personalidad

Test visual animales

¿Listo para probar este test visual de personalidad? Las instrucciones son muy sencillas: observa la imagen de arriba y quédate con el primer animal que veas, ¡sin hacer trampas! Luego, lee la explicación de abajo para descubrir las fortalezas de tu personalidad así como ese lado más indomable que necesita que vigiles más de cerca.

Recuerda que estos tipos de test no dejan de ser un divertimento así que no te lo tomes muy en serio. Ahora bien: si lees algo sobre ti que te ha sorprendido o crees que apunta hacia un rasgo de tu esencia que habría que pulir, toma nota de ello. Puedes desarrollarlo con ejercicios de escritura automática en una libreta, meditando o simplemente hablándolo con tus amistades.

1. Tigre

Si has visto este animal primero, desprendes la energía y el poder del tigre. Tu carácter, fuerte e inquebrantable, te ha llevado lejos y te ha ayudado a cumplir grandes objetivos y ambiciones. Y si jamás ha ocurrido algo así, en cuanto encuentres la motivación descubrirás que te resulta muy sencillo dar los primeros pasos y mantener la disciplina.

El problema de las personas tigre es que pueden ver a todos los demás como una amenaza, como alfas potenciales que quieren quitarle el protagonismo. Es importante que aprendas a confiar en los demás porque es imposible triunfar en soledad; necesitas apoyo, gente que sepa cómo redirigir tu energía, y, sobre todo, consejos sabios que amansen un poco a la fiera que llevas dentro.

2. Águila

El águila es un animal noble y ambicioso. Así que si has reconocido primero a este animal seguramente consigues atraer muchas miradas y concentrar mucha envidia ajena. Además, eres de los que se fijan metas elevadas y vuelan bien alto para lograrlas con una majestuosidad que hace pensar que lo has logrado de forma fácil. Pero detrás de todo éxito siempre se esconde un gran esfuerzo.

El problema de las personas águila es que se encuentran tan obcecadas en observar el plan desde lo alto que se olvidan de tocar pies a tierra para descubrir detalles e imprevistos que pueden desbaratarlo todo. Asimismo, esa nobleza se te puede subir a la cabeza y enfadar con tus aires a personas queridas, o convertirte en el seriote de tu círculo social.

3. Perro

Los perros representan la fidelidad más pura y desinteresada. Así que si has visto primero al sabueso de la imagen, todo apunta a que eres una persona noble, tanto en el trabajo como entre amigos, con un elevado y prácticamente inquebrantable sentido de la justicia. Además, cuentas con una inteligencia muy orgánica que algunos confunden con suerte o pura potra.

El problema de las personas perro es que les cuesta entender que no todos son como ellas. Si alguien se pasa de la raya o, según tus parámetros, te traiciona, te enzarzas en una metafórica pelea de ladridos o le enseñas los dientes cada vez que le ves. Los humanos no son perfectos y a veces cometen errores. ¡No te forjes tantos enemigos y aprende a perdonar!

4. Elefante

Se dice que el paso lento, pero potente del elefante se debe a la inmensa cantidad de sabiduría que carga en su cuerpo. Si te sientes identificado con este animal, seguramente eres la persona a la que acuden todos tus amigos, familiares y compañeros de trabajo en busca de consejo. Además, eres cauto. Das pocos pasos al día en pos de tus objetivos, pero, cuando los das, aciertas al 100%.

El problema de las personas elefante es que pecan de ser muy pesimistas. Al vivir tanto tiempo en sus mentes, son expertas en analizar y recrear los peores escenarios posibles. Eso puede provocar que te estés perdiendo grandes oportunidades, laborales y personales. Al igual que los pájaros más pequeños arrancan los bichos a los elefantes, deja que tus amigos optimistas te arranquen las ralladas.

5. Ardilla

Las ardillas son animales ágiles, eficientes y previsores. Pese a la rapidez de sus movimientos, todos ellos están calculados para obtener el mejor resultado posible. Si lo primero que viste fue la ardilla, seguro que tu personalidad extrovertida y energética te hace ser el alma de las fiestas, y además tienes la facilidad de cumplir las 1000 tareas diarias pese a tener la agente hasta los topes.

El problema de las personas ardilla es que aunque quieran ser eficientes, deben aprender a detenerse de tanto en cuanto para no malgastar tiempo y energía. ¿Cuántas bellotas realmente necesitas guardar para el invierno? ¿Cuántos encuentros sociales realmente necesitas para mantenerte conectado con los demás? Aprende a darte un respiro y verás que, más descansado, tus planes quedan más claros.

6. Rana

La rana no tiene prisa alguna. Puede quedarse horas en un estado relajado y tranquilo, pues sabe que, tarde o temprano, la comida vendrá revoloteando hasta estar al alcance de su lengua. Si te identificas con este animal, posiblemente eres la persona más paciente de tu grupo social. Todos quieren que les escuches y, cuando van estresadas, quedan contigo para que les pegues tu actitud apaciguada.

Esta forma lenta de vivir te conecta con el inconsciente y la intuición, así que se te ocurren grandes ideas. El problema de ser una persona rana es que muchas veces dejas que estas ideas caduquen, desaparezcan. No das oportunidad a que se cumplan. Y es una pena porque, cuando te pones a trabajar, no hay nadie que te desconcentre hasta que acabas lo que habías venido a hacer.

7. Pez

Parte del éxito en la vida radica en saber dejarse llevar por las corrientes del presente, aceptar el flujo de los acontecimientos tal y como te vienen y seguir esa dirección aunque no sepas hacia donde irás a parar. Como un pez. Por eso, si viste este animal primero, tienes una gran capacidad de estar anclado en el presente, y suficiente determinación como para acabar con distracciones.

Los peces además son seres misteriosos. Al fin y al cabo, ¿cómo saber qué les pasa por la cabeza si siempre tienen la misma expresión? El problema de ser una persona pez es que tanto misterio puede ser cargante para tus personas cercanas. Y a veces conviertes tu capacidad para fluir en el presente en un misticismo hiperbólico que te convierte en alguien extravagante. ¡No es para tanto!

Otros artículos interesantes:

Este test visual revela si tienes bien la vista o sufres de miopía

Test visual: esto es lo que la forma y temperatura de tus manos revela sobre tu personalidad

¿Temes ser narcisista? Descubre tu actual grado de conexión hacia los demás con este test visual

Te recomendamos