Pasar al contenido principal

Theresa May pide a la UE una prórroga para el Brexit hasta el 30 de junio

Theresa May y Donald Tusk
Theresa May y Donald Tusk. Reuters
  • Theresa May ha solicitado este miércoles una prórroga de 3 meses para el Brexit.
  • La primera ministra de Reino Unido ha escrito una carta al presidente de la Comisión Europea, Donald Tusk, pidiendo retrasar la salida de la UE hasta el 30 de junio.
  • De este modo, renuncia a su plan anterior de solicitar una prórroga más larga.
  • La UE decidirá el jueves si acepta la petición.

Theresa May ha escrito a la UE este miércoles solicitando una extensión de 3 meses del Artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que significa que el Brexit no podría llevarse a cabo hasta el 30 de junio.

La primera ministra de Reino Unido ha escrito al presidente de la Comisión Europea, Donald Tusk, el miércoles por la mañana, solicitando el retraso y rechazando la posibilidad de una prórroga más larga.

May ha explicado que, aunque "confía en que el Parlamento británico procederá a ratificar" su acuerdo, "es obvio que no lo hará antes del 29 de marzo de 2019".

Al anunciar su decisión al Parlamento británico, May ha resaltado que no está preparada para aceptar una extensión más larga.

Leer más: Cómo se pospone el Brexit: así funciona el Artículo 50 de la UE

"No estoy preparada como primera ministra para retrasar el Brexit más allá del 30 de junio", ha anunciado May en un comunicado a los comunes.

"El resultado de una prórroga prolongada sería el de interminables horas y días para que esta Cámara contemplase su futura relación con Europa", ha explicado May a los parlamentarios.

"Esta Cámara se ha entregado a Europa durante demasiado tiempo. Es hora de que la Cámara entregue el Brexit al pueblo británico", ha añadido.

Los líderes de otros 27 países de la UE se reunirán este jueves y decidirán si aceptan la solicitud.

La primera ministra, en un principio, tenía la intención de escribir al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el miércoles para solicitar tanto una extensión corta de alrededor de 3 meses como una extensión más larga, de hasta 2 años.

El Parlamento británico aprobó una moción la semana pasada que incluía la promesa de exigir una extensión más larga para finales de esta semana si los parlamentarios no habían respaldado un acuerdo.

Downing Street había planeado buscar también una extensión más prolongada como parte de un plan para persuadir a los parlamentarios conservadores proBrexit para que respaldasen su acuerdo antes de que finalizase el período de transición original del Artículo 50, que expira el próximo 29 de marzo.

Leer más: Los 3 escenarios del Banco de España de cara al Brexit: España sufrirá efectos significativos "pero probablemente no desmesurados"

Cualquier extensión más prolongada requeriría que el Reino Unido participase en las elecciones europeas de mayo y habría supuesto el riesgo de que la UE impusieses condiciones estrictas, como la demanda de que Reino Unido aceptase un Brexit más suave o celebrase un segundo referéndum.

Es probable que una extensión más prolongada hubiese desencadenado una serie de dimisiones en el gabinete de May por parte de los principales ministros proBrexit, muchos de los cuales ya han mostrado su descontento por la incapacidad de la primera ministra para garantizar que Reino Unido abandonará en la fecha límite original estipulada cuando se invocó el Artículo 50.

La primera ministra había estado considerando celebrar una tercera votación sobre su acuerdo del Brexit esta semana, a pesar de que su texto hubiera sido rechazado por segunda vez a principios de este mes.

Sin embargo, este plan se fue al traste después de que John Bercow, Mr. Speaker en la Cámara de los Comunes, dictaminase el pasado lunes que la primera ministra no podía seguir sometiendo a votación su acuerdo en la Cámara de los Comunes, a menos que el Gobierno presentase cambios significativos en el texto.

Te puede interesar