Pasar al contenido principal

Theresa May pospone la votación sobre el acuerdo del Brexit para evitar una previsible derrota

Theresa May, entrando en Downing Street
Theresa May, entrando en Downing Street. Reuters
  • Theresa May pospone la votación sobre el acuerdo del Brexit en el Parlamento británico, prevista para este martes.
  • El aplazamiento se produce tras conocerse que su gobierno no confía en sacar adelante la votación, según Business Insider Reino Unido.
  • A partir de este momento, el escenario es imprevisible, ya que incluso existe posibilidad de dar marcha atrás unilateralmente, tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE de esta mañana.

Theresa May ha suspendido, al menos temporalmente, la votación prevista para este martes en el Parlamento británico con la que la primera ministra pretendía refrendar el acuerdo sobre el Brexit pactado con la Unión Europea, tal y como ha anunciado en la tarde de este lunes la primera ministra.

Según Business Insider Reino Unido, el aplazamiento se produce tras conocerse que su gobierno no confía en sacar adelante la votación, en la que necesitaría sacar 320 votos favorables, a pesar de contar solo con 316 miembros de su partido en la cámara.

De hecho, el gran problema es que la división interna en el seno del partido conservador respecto al acuerdo alcanzado con la UE pone en serio riesgo sacar adelante la votación. Al menos con estos términos sobre la mesa, ya que hasta la fecha 111 diputados tories han declarado que votarán en contra de la propuesta de la primera ministra.

La votación estaba prevista para este martes por la tarde y suponía la aceptación o el rechazo del plan propuesto por Theresa May —y acordado con la UE— para salir del mercado único.

Sin embargo, tal y como señala Business Insider Reino Unido, la primera ministra ha explicado a su gabinete que pospondrá la votación.

Escenario incierto

Durante los últimos días, los medios británicos habían especulado con una suspensión temporal o permanente de la votación sobre el acuerdo del Brexit, debido a la evidente falta de apoyos de la primera ministra.

A eso se le suma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la UE de esta mañana, que entiende que la legislación comunitaria permite que Reino Unido frene su proceso de la salida sin pedir la aprobación del resto de miembros.

Ante este escenario, se abren varias vías posibles. En primer lugar, una posible renegociación con la UE del acuerdo, que contemple mejores términos para Reino Unido, tal y como exigen los detractores del plan de Theresa May.

Leer más: La justicia europea determina que Reino Unido podría frenar unilateralmente el Brexit

En segundo lugar, May podría aprovechar la sentencia de la justicia europea para frenar unilateralmente el proceso del Brexit. También existe la posibilidad de un segundo referéndum, algo que por el momento solo ha planteado una parte del espectro político británico y que la propia May ha descartado porque podría dividir aún más al país.

Por otra parte, May también podría intentar negociar con los 27 un aplazamiento de la fecha prevista para la salida de la UE, el 29 de marzo de 2019. Esto daría algo más de tiempo para una renegociación de los términos o para la celebración de un segundo referéndum.

Te puede interesar

Lo más popular