Pasar al contenido principal

Theresa May resiste a la moción de censura de su partido después de prometer que no se presentará a las próximas elecciones

Theresa May
Theresa May, primera ministra del Reino Unido. Reuters
  • May ha superado la moción de confianza de su partido, presentada este miércoles.
  • Seguirá siendo la primera ministra de Reino Unido y líder del Partido Conservador.
  • El enfado de los conservadores euroescépticos contra May y su acuerdo del Brexit ha llevado a votar sobre su permanencia en el cargo.

La primera ministra británica, Theresa May, ha superado la moción de no confianza interna sobre su liderazgo a la que se ha enfrentado en la tarde de este miércoles.

May podría haber sido derrocada si la mitad más uno (es decir, 158 de 315) de los parlamentarios de su formación, el Partido Conservador británico, hubieran votado en contra de ella en la Cámara de los Comunes, lo que la hubiera obligado a dejar no solo el cargo de líder de los tories sino el de primera ministra.

Finalmente, solo 117 de 315 diputados conservadores han votado a favor del no confidence vote (el Parlamento británico cuenta con 650 escaños), que llevado al terreno español equivale a una moción de confianza más que a una moción de censura.

La votación ha tenido lugar después de que 48 diputados conservadores hayan escrito al Comité 1922 de su partido (formado por todos los parlamentarios conservadores) para poner en marcha esta moción de confianza tras los últimos bandazos de la negociación del Brexit, como se ha conocido en la mañana de este miércoles.

A su vez, este gesto de los conservadores euroescépticos se produce tras suspender May este martes la votación que iba a tener lugar en el Parlamento británico para refrendar (o no) el acuerdo sobre el Brexit que ella ha pactado con la UE.

Aparentemente, ella la habría pospuesto al no estar seguro su Gobierno de si iba a sacarla adelante.

Leer más: Theresa May pospone la votación sobre el acuerdo del Brexit para evitar una previsible derrota

En la mañana de este miércoles, May ha asegurado a las puertas de su domicilio en Downing Street que iba a defender todo lo posible su liderazgo, apuntando a que su salida retrasaría aún más el Brexit, especialmente si llevaba a un Gobierno dirigido por el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn.

Al mismo tiempo, advertía de la incertidumbre que crearía tener que elegir a un nuevo líder del partido a estas alturas del acuerdo para salir de la UE.

También ha comunicado a diputados conservadores que está intentando conseguir cambios significativos en el acuerdo del Brexit, que no tiene "intención de presentarse a las elecciones en 2022" y que tampoco convocará comicios anticipados. 

Ahora no puede presentarse otra moción contra la primera ministra británica hasta dentro de 12 meses, como establecen los estatutos del partido. El político conservador Ian Duncan Smith en 2013 fue derrocado mediante este método, aunque él no llegó a primer ministro.

¿Debería May dimitir?

Uno de los argumentos más repetidos por los medios británicos este miércoles es que May podría tener que dimitir si, aunque ganase la moción de confianza, no conseguía demasiados apoyos.

Lo que no estaba tan claro era dónde estaba el límite de votos que debía conseguir para no tener que dimitir.

El periodista británico del Daily Telegraph Christopher Hope comentaba esta noche que de 100 a 120 votos serían suficientes para dañar a la primera ministra seriamente de cara a sus negociaciones con la UE.

En el caso de que dimitiera, habría que celebrar primarias para elegir a su sucesor.

Dominic Raab, Sajid Javid y Boris Johnson han sido los posibles nombres que han sonado para sustituir a May.

Si te interesan las noticias relacionadas con el Brexit, puedes unirte a nuestro grupo de Facebook Brexit Insider, donde encontrarás todas las noticias de última hora y análisis sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea, directamente de la mano de nuestros corresponsales. Únete aquí.