Qué tienes que comer para vivir más, según la ciencia

Ancianos bailando felices.
LightFieldStudios

Getty Images

  • Con el paso de los años el organismo se va deteriorando y cada vez es más complicado reconstruirlo, pero los expertos aseguran que una buena alimentación podría contribuir muy positivamente.
  • Por lo que si quieres vivir más, tienes que prestar especial atención a los alimentos que benefician de un modo u otro a partes tan importantes como el corazón, el cerebro, los huesos o los músculos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada cierto tiempo se ven noticias sobre personas centenarias con un buen estado de salud. Personas que con más de 100 años te dan mil vueltas a ti con 30 o 40 y te preguntas: ¿cómo puede ser eso?

Aunque influyen numerosos factores, uno esencial es la alimentación, ya que como bien dice el dicho "somos lo que comemos". 

El problema es que no siempre resulta fácil comer bien a medida que te haces mayor, ya sea por pérdida de apetito o por el aumento de responsabilidades y el poco tiempo para dedicar a cocinar.

10 alimentos que te ayudarán a recuperarte de las comilonas navideñas depurando tu organismo

También se puede dar el caso de que no sepas qué alimentos consumir para vivir más, por lo que el blog de salud WebMD da unas pautas para saber qué productos comer.

“Las calorías óptimas para la mayoría de los adultos mayores son unas 1.800 al día”, explica Michele Bellantoni, de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. "Pero para un envejecimiento exitoso hay que prestar atención también a órganos específicos".

Cuida tu corazón, músculos, huesos y cerebro

Uno de ellos es el corazón, que ayuda a controlar el peso, ya que un tercio de los mayores de 65 años presentan obesidad que puede desencadenar enfermedades como la diabetes o cáncer.

Por ello, para cuidar de él es necesario ingerir frutas y vegetales, cereales integrales gracias a su fibra que ayuda con la digestión, pescados como el salmón con un alto contenido en ácidos grasos omega-3 que regulan la presión arterial alta, nueces, lácteos bajos en grasa como los yogures y aceites vegetales no tropicales como el aceite de oliva.

Tus músculos y tus huesos son también pilares fundamentales que hay que cuidar a medida que te haces mayor, ya que con la edad cuesta más cuidarlos en caso de lesión.

Por eso, en el caso de los músculos tienes que comer mucho yogur, queso, leche, huevos carnes magras y pescado, para obtener una gran cantidad de proteínas y así favorecer el proceso de reconstrucción de los mismos en caso de rotura.

Cuáles son las mejores y peores dietas de 2021: la mediterránea gana de nuevo, mientras que la Keto queda en último lugar.

"Si no comes suficiente proteína, estarás descomponiendo más de lo que estás reconstruyendo", explica Cheryl Rock, doctora y profesora de medicina familiar y salud pública en la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego.

En cuanto a tus huesos, es fundamental que consumas productos ricos en calcio y vitamina D como los lácteos, pero vigila las cantidades, ya que en exceso podrías sufrir de estreñimiento.

"El riesgo de tener niveles bajos de vitamina D en los adultos mayores supone un gran desafío porque no es que haya muchos alimentos con alto contenido de vitamina D", cuenta Stephen Anton, doctor del departamento de investigación geriátrica y del envejecimiento de la Universidad de Florida.

7 trucos sencillos para acabar con el sedentarismo y empezar a moverte más.

Pero al final todo depende del cerebro, por lo que cuidar este órgano es de vital importancia. Además, con el paso de los años aparecen afecciones como la pérdida de memoria, asociada a la enfermedad del Alzheimer.

Generalmente, se asocia con la falta de vitamina B12, déficit que se puede mejorar consumiendo antioxidantes, carnes, pescado, productos lácteos y cereales durante el desayuno, mientras que alimentos como las patatas fritas o las bebidas azucaradas serían contraproducentes.

“No quisiera identificar un alimento específico que prevenga la pérdida de memoria" explica Adam Drewnowski, director del Programa de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Washington. "Probablemente le diría que si quieres estar sano, algunas frutas y antioxidantes le ayudarán más que un trozo de pastel".

La clave está en compaginar bien estos alimentos de forma equilibrada, ya que consumiendo mucho un solo producto no verás ningún tipo de resultado positivo.

Otros artículos interesantes:

10 alimentos que te ayudarán a recuperarte de las comilonas navideñas depurando tu organismo

Cuáles son las mejores y peores dietas de 2021: la mediterránea gana de nuevo, mientras que la Keto queda en último lugar

7 trucos sencillos para acabar con el sedentarismo y empezar a moverte más

Te recomendamos

Y además