Cómo declarar tu dinero en efectivo en la renta para no tener problemas con Hacienda

Un hombre mete dinero debajo del colchón
Getty

El dinero en efectivo cada vez está más en desuso, sobre todo gracias a aplicaciones como Bizum, pero eso no significa que tengas que prescindir necesariamente de él.

Pero también cierto que Hacienda vigila de cerca los movimientos que haces con dinero en metálico, ya que los considera un pilar importante de la economía sumergida.

Aunque no es ilegal tener billetes y monedas en casa, por ejemplo, en una caja fuerte, sí que conviene tener debidamente justificada su procedencia para que no surjan problemas con la Agencia Tributaria.

Un ejemplo claro es el de los ingresos en efectivo: Hacienda puede preguntar a tu banco sobre la procedencia de cualquier ingreso que hagas por encima de los 3.000 euros.

Cómo hacer la declaración de la renta este 2022: así puedes presentarla online, por teléfono o presencialmente

Otro caso en el que has de tener cuidado es en el uso de billetes de 500 euros, también vigilados de cerca por Hacienda, pues considera que muchas operaciones fraudulentas se efectúan con ellos.

Lo mismo sucede con las operaciones entre autónomos y empresas que superen los 1.000 euros en metálico, y aquí pueden tener problemas tanto el cliente como el empresario.

En cualquier caso, la solución es sencilla: declarar este dinero de manera adecuada en la renta. A continuación, se detalla cómo tienes que hacerlo.

Cómo se justifica el dinero en efectivo en la declaración de la renta

El proceso es sencillo: sólo tienes que declarar la cantidad en metálico que posees en el apartado correcto. Hay un apartado concreto en la declaración para incluir esta información.

Esto último se divide en diferentes opciones: rendimientos del trabajo, capital mobiliario o inmobiliario y actividades económicas.

Debes saber que este dinero no está sujeto a nuevos impuestos o penalizaciones, por lo que el hecho de declararlo no te va a suponer necesariamente pagar más de lo que ya estás haciendo.

El motivo es que la Agencia Tributaria sepa que tienes ese dinero, así que en caso de que hagas un ingreso alto de efectivo o algún movimiento en metálico que pueda ser sospechoso, Hacienda lo tendrá más fácil para saber que es un dinero lícito. 

¡Cuidado! Si haces uno de estos ingresos de dinero en efectivo podrías tener problemas con Hacienda

Pero mucho ojo: si la procedencia de estas cantidades no están justificadas podrán imponerte una sanción de hasta 150.000 euros, según se establece en la Ley de Blanqueo de Capitales.

Por último, debes saber que no existe una cantidad mínima de efectivo que tengas en casas y debas declarar. Tendrás que usar el sentido común y decidir si merece o no la pena hacer esta gestión.

Lo más aconsejable es llevarla a cabo aunque no tengas mucho dinero en efectivo, pues no cuesta nada y te va a ahorrar posibles quebraderos de cabeza.

Otros artículos interesantes:

Modelo 145 de Hacienda: la clave de tus retenciones de IRPF

Cómo facturar sin ser autónomo y no tener problemas con la Seguridad Social y Hacienda

La mayor deducción en la declaración de renta que no te puedes perder

Te recomendamos