¿Por qué tienes ojeras si no estás cansado? 7 razones que nada tienen que ver con dormir

ojeras, piel, rostro

Las ojeras pueden aparecer por falta de sueño. Sin descanso, los vasos sanguíneos tendrán más color, ya que no circulará bien la sangre de esa zona, acumulándose una mayor concentración en la misma.

Pero esas marcas oscuras bajo tus ojos no siempre se deben a una falta de descanso. Es más ni siquiera siempre se trata de ojeras.

“Cuando la gente habla de ojeras, parece que se refiere a algo muy general”, explica a la edición estadounidense del HuffPost la doctora Shari Lipner, dermatóloga en Nueva York. 

“Algunas personas en realidad se refieren a una pigmentación oscura en la zona debajo de los ojos y otras personas hablan más bien de inflamación o edema o simplemente de decaimiento o incluso arrugas”. 

Así es cómo puedes eliminar las ojeras, según varios dermatólogos

Por lo que si te preguntas por qué tienes ojeras a pesar de no estar cansado y dormir bien, puede ser debido a alguna de esta otras razones.

Genética

Como tu peso corporal o el riesgo de algunas enfermedades, ese tono oscuro bajo tus ojos puede ser debido a la genética.

Así lo explica al medio la doctora Maryam Zamani, cirujana oculoplástica en Londres, afirmando  las personas del Sudeste Asiático, o descendientes de esa región, suelen tener más predisposición a este tipo de pigmentación oscura que puede dar aspecto de ojeras

Para saber si es tu caso, la doctora comparte un sencillo truco coge la piel del párpado inferior con el dedo para moverla.

“Si tu problema es la pigmentación, cuando muevas la piel, independientemente de cómo lo hagas, seguirá siendo del mismo color”, apunta.

Enfermedades inflamatorias de la piel

El eczema y la psoriasis son enfermedades inflamatorias que pueden provocar oscurecimiento de la piel, explica Lipner. “Además, como generan picazón, la gente se rasca y el efecto en la piel se exagera”.

Además esta pigmentación puede permanecer aunque el problema esté controlado.

“Esto depende más de tu piel”, indica la dermatóloga. “La gente con la piel más clara tiende a recuperarse antes de los cambios postinflamatorios, mientras que a la gente con la piel más oscura le suele durar el pigmento un poco más”.

Frotarse los ojos en exceso

Este gesto puede terminar generando lo que te parecen ojeras, al afectar tanto a la pigmentación como a los vasos sanguíneos de la zona.

Cuando te restriegas los ojos, la piel suele ponerse más gruesa y más oscura, es parte del sistema de defensa de la piel”, explica Lipner.

Frotarse en exceso también puede romper pequeños capilares, lo cual lleva a un oscurecimiento que se hace visible por lo fina que es la piel en esta parte del cuerpo, añade la también dermatóloga Devika Icecreamwala.

Alergia

Tu alergia estacional puede incluir entre sus síntomas la dilatación de los vasos sanguíneos bajo los ojos, a consecuencia del elevado nivel de histaminas en tu cuerpo. Dando como resultado lo que a ti te parecen ojeras, aunque en realidad no lo son, destacan desde el portal médico de la Universidad de Harvard.

“Se le llama ojo morado alérgico”, explica Zamani, “porque parece que te han dado un puñetazo en el ojo”. Según la especialista como la piel de los ojos es tan fina —“se puede ver a través”— y cuando los vasos sanguíneos se dilatan, los párpados inferiores se quedan “morados y oscuros”.

Deshidratación

Icecreamwala afirma que la deshidratación generada por el alcohol juega un papel importante en las marcas similares a ojeras que aparecen en el rostro.

“Cuando bebes, pierdes líquidos y electrolitos, y esa pérdida de líquido se produce también bajo los ojos, que parecen más huecos". Como no hay mucho tejido entre la piel y la estructura ósea de esa zona, esa oscuridad aparente puede deberse a una sombra y no a la pigmentación en sí.

“Si tu piel retiene la humedad, esa zona de la piel se hace un poco más espesa, y por tanto no se ven tanto los vasos dilatados y tortuosos bajo la piel”, añade Zamani.

Disminución de volumen

“Mucha gente cree que tiene los ojos hinchados, pero en realidad lo que tiene es una disminución de volumen”, aclara Zamani.

Cuando somos pequeños, hay poca diferencia entre el párpado y la mejilla, pero cuando nos hacemos mayores esa línea se va haciendo más marcada. Apareciendo las poco estéticas sombras.

“Cuando ocurre esto, básicamente se ve lo que la gente llama ojeras o bolsas, pero... es sólo el estiramiento de la unión párpado-mejilla”, argumenta. "El problema es que la sombra da una apariencia de bolsa”.

Envejecimiento general

A medida que se van cumpliendo años la piel cambia y se hace más fina. Lo que también incluye la zona ocular.

Como consecuencia, los vasos sanguíneos subyacentes se hacen más visibles y pueden parecer ojeras.

Otros artículos interesantes:

Cómo eliminar las ojeras: 6 alimentos que incluir en tu dieta para combatirlas

Por qué tu piel envejece y qué puedes hacer para evitarlo, según los expertos

6 rasgos físicos característicos de un bebedor empedernido, según expertos: desde pelo dañado hasta manchas en la piel

Te recomendamos