NVIDIA está construyendo un gemelo digital de la Tierra para combatir el cambio climático mediante la predicción del futuro

Gemelo digital

Greg Rosenke/Unsplash

  • NVIDIA construirá la supercomputadora de inteligencia artificial más poderosa del mundo dedicada a predecir el cambio climático. 
  • Su sistema creará un gemelo digital del planeta llamado Tierra-2 (Earth-2), que simulará modelos climáticos para explorar el impacto del calentamiento global en diferentes lugares del mundo. 
  • Comprender estos cambios a lo largo del tiempo ayudará a la humanidad a planificar y mitigar estos cambios a nivel regional.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Toda ayuda es poca para comprender, ralentizar y combatir el cambio climático. La humanidad vive tiempos catastróficos, extremadamente cálidos y atravesados por una crisis ecológica sin precedentes. 

Cada día se extinguen 150 especies, el 2020 fue el año más caluroso jamás registrado según la NASA, y para 2050 más de 5.000 millones de personas podrían tener problemas de acceso al agua.  

La tecnología es una gran aliada para predecir el futuro por delante, activar mecanismos de defensa ante los desastres climáticos y mejorar las estrategias de adaptación frente a las altas temperaturas, la sequía, las inundaciones o las tormentas que se han convertido en la norma en muchos lugares del mundo. 

A diferencia de la predicción del tiempo a corto plazo, los modelos climáticos son simulaciones de varias décadas basadas en las leyes básicas de la física, la química y la biología de la atmósfera, las aguas, el hielo, la tierra y las actividades humanas.

Un gemelo digital del planeta para hacer frente al cambio climático

Hasta hace poco no existía tecnología para hacer modelos climáticos de alta resolución, capaces de predecir cambios en el clima extremo regional: NVIDIA creará Tierra-2, un gemelo digital del planeta destinado predecir el futuro y luchar contra el cambio climático. 

El sistema funcionará gracias a la supercomputadora más avanzada del mundo, desarrollada por la compañía. En Omniverse, la plataforma de NVIDIA para crear y simular mundos virtuales en 3D compartidos que obedecen a las leyes de la física, podrá visualizarse esta réplica de la Tierra.

Desde su blog, la empresa explica que para acelerar millones de veces los avances informáticos y conseguir una inaudita potencia de cálculo combinan tres tecnologías: computación acelerada por GPU; aprendizaje profundo y avances en redes neuronales, junto con grandes cantidades de datos y modelos de los que aprender. 

Este cóctel innovador hará posible el salto de mil millones de veces necesario para realizar modelos climáticos de ultrarresolución. Gracias a ellos países, ciudades y pueblos podrían recibir alertas tempranas para adaptarse y hacer más resilientes sus infraestructuras. 

El sistema sería la contraparte del cambio climático de Cambridge-1, la supercomputadora de inteligencia artificial más poderosa del mundo para la investigación de la salud, presentada a principios de año en el Reino Unido.

Las nuevas aceleraciones informáticas se conocen como Million-X y sus potenciales aplicaciones van mucho más allá de la creación de modelos climáticos: también prestará servicio para el descubrimiento de nuevos fármacos.

En este ámbito los investigadores de NVIDIA, CalTech y la startup Entos combinaron el aprendizaje automático y la física para crear OrbNet, acelerando las simulaciones moleculares, lo que permite acelerar el descubrimiento de medicamentos hasta en 1.000 veces, terminando en 3 horas lo que hubiese llevado más de 3 meses.

Otra vía para la supercomputación de NVIDIA es la construcción de gemelos digitales físicamente precisos de ciudades y fábricas. 

Otros artículos interesantes:

Aquellos maravillosos corales: la mitad de los arrecifes han desaparecido desde 1950 por la sobrepesca, el cambio climático y la contaminación

Más del 70% de la población mundial respira aire contaminado: este mapa interactivo muestra la situación de España y el resto de países

Las olas del mar, el canto de los pájaros o la corriente de un río: los sonidos de la naturaleza pueden aliviar el dolor, según un estudio

Te recomendamos