James Russell Lowel, poeta romántico de Estados Unidos, decía lo siguiente sobre la transferencia de conocimiento: "Los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra". Aunque Russell habría reformulado esa pregunta de no haber nacido en el siglo XIX.

Ahora, los libros han pasado a un segundo plano, al menos según lo que reflejan las encuestas de hábitos culturales en España. En 2019, un 65,8% de la población, según el INE (Instituto Nacional de Estadística), reconocía que había leído un solo libro durante el último año.

Todo ello ante el auge inevitable de las comunidades virtuales, cuya práctica se dirige mayoritariamente hacia las redes sociales. En España, según el informe Digital 2022 de Hootsuite y We Are Social, casi 41 millones de habitantes utilizan las redes sociales.

Curiosamente, el 75% de las personas encuestadas aseguraron que su objetivo en internet son los de buscar información, seguido de mantenerse informado sobre noticias y eventos (64,6%), y buscar tutoriales (63,4%).

En este contexto, durante la pandemia, TikTok se vio expuesta a un crecimiento asombroso, con una cantidad de descargas inusual hasta el momento para cualquier red social.

Aquel "polen" de Russell se había convertido en algo digital, algo que transmitir mediante conexiones a plataformas y redes sociales que hicieran brotar la creatividad y la autenticidad.

¿Qué asignatura tendría que haberse impartido que te hubiera ayudado a afrontar tu vida laboral? 61 empresarios, inversores, directivos e investigadores revelan qué echaron en falta y qué cambiarían 

TikTok pudo llenar ese hueco, con un formato que atraía rápidamente a creadores y usuarios. Un formato que, aunque ha sufrido modificaciones desde su comienzo, aún mantiene su esencia: entretener y educar.

Muchas personas que acuden a las últimas etapas de la escuela o que ya han accedido a la universidad sienten que las aulas resultan escasas. En este preciso instante surge TikTok, para ayudar desde la tecnología a la educación y la divulgación.

Y TikTok ya está recogiendo los frutos de aquello que sembró durante la pandemia y, poco a poco, en su seno nacen casos de éxito referidos a este ámbito, el de educar.

TikTok, el espacio virtual que no sustituye la formación presencial

Siempre que se piensa en TikTok, al no utilizar la aplicación, es que lo primero que te aparecerá serán bailes. por el contrario, la plataforma ya ha demostrado en algunas ocasiones que esa premisa queda totalmente desautorizada.

En su interior se encuentran casos de éxito que combinan redes sociales, nuevas tecnologías y aprendizaje. Tal es el caso de Paloma Escamilla Fajardo, profesora de Expresión Corporal, y Samuel López-Carril, con contrato postdoctoral en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM).

Ellos son los responsables de haber diseñado un plan para que TikTok y la educación sean buenos aliados. En definitiva, han podido acercarse a temas educativos gracias a TikTok. Y, además, han publicado su caso de éxito en un estudio publicado en Journal of Hospitality, Leisure, Sport & Tourism Education.

"Conectar con los alumnos es algo esencial", asegura Paloma. "El punto de partida fue increíble ya que cuando compartimos con ellos la utilización de TikTok en la asignatura notamos que era algo que les podía motivar". 

Esto se debe a una estadísticas simple que Yasmina Laraudogoitia, responsable de relaciones institucionales en TikTok España, apunta sobre la audiencia de la plataforma.

"A los usuarios de TikTok les gusta aprender. De hecho, en España, el 94% 1 de los usuarios afirma haber aprendido cosas nuevas gracias a TikTok, y el 85,5% de estos usuarios afirma que presta más atención a aquellos vídeos en los que pueden aprender cosas nuevas", destaca.

Es decir, una plataforma de vídeos puede ser el lugar ideal para que alguien comience a interesarse por su propia educación. Entretener para educar es algo que sabe bien hacer TikTok, aunque no podría llevar tal labor sin sus creadores.

Educar para entretener

Física, Química, Biología, Historia... Haz el cálculo y rememora cuánto has aprendido de cada una de ellas. No es algo baladí que a los estudiantes jóvenes –o aquellas personas que no pudieron realizar estudios secundarios– la educación presencial les quede algo obsoleta.

Si hay buenos creadores de contenido en las redes sociales, también es esta una forma de aprendizaje. Y así lo demuestran en su día a día Caroline Franks, profesora y dueña de una academia de inglés, y Adrián García, @speakenglishnow y @elfisicobarbudo, respectivamente en TikTok.

Ambos son parte de la esencia de TikTok. Estos 2 creadores hacen uso de los conocimientos propios con el objetivo de aportar nueva información a seguidores y usuarios aún no alcanzados. Caroline, en inglés.

"Lo que más me permite conectar con mis seguidores en TikTok es la empatía", relata Carloine. "Siempre trato de apoyarles y animarles. Pienso que todo el mundo puede aprender inglés, y más si se hace de forma divertida y original".

Y Adrián desde el conocimiento que le ofrece su trayectoria educativa en el ámbito de la ciencia.

"TikTok me ofrece un alcance enorme y la posibilidad de compartir con los demás el contenido que a mí me gustaría poder ver. Como científico, estoy en deuda con la sociedad y gracias a la plataforma siento que puedo devolver parte de lo que me ha dado a través de la divulgación", asegura.

En resumen, la educación en TikTok es de vital importancia. Las redes sociales siempre están presentes y queda claro que hay creadores de mucho valor que luchan por que estas sean un lugar mejor.