¿Qué tipos de arroz que existen y cuál es mejor para cada plato? Esto es lo que dicen los expertos

arroz

Arroces hay muchos y en función del plato que quieras cocinar deberás escoger un tipo u otro. 

Este popular cereal se coloca como uno de los más consumidos en el mundo. Cultivado en todos los continentes, salvo en la Antártida, se estima que existen más de 40.000 variedades de arroz ( la especie Oryza sativa).  

Lo que puede explicar en buena medida por qué te sientes tan abrumado ante las numerosas opciones que puedes encontrar en los lineales del supermercado. Sin embargo, todos ellos pueden agruparse según sus características. Lo que hace que saber escoger el tipo de arroz adecuado en función del plato o la cocción sea una operación más sencilla.

Hay 2 subespecies principales de arroz que representan la gran mayoría de las variedades cultivadas: Indica y Japonica, explican desde la The Rice Association (Asociación del Arroz). Las variedades de arroz Indica se clasifican como de grano largo, mientras que las variedades Japonica pueden ser de grano medio o corto. Dentro de los 2 grupos también hay arroces de especialidad y aromáticos.

Cómo se cocina cada tipo de arroz: guía para conseguir risottos, paellas o sushi perfectos

La longitud del grano es indicativa de la textura del arroz y como tal de su preparación y uso. De ahí que también sea una característica útil para clasificar los distintos tipos de arroz.

De forma resumida podría decirse que el arroz de grano corto se cocina suave y queda más apelmazado. El de grano largo, más delgado, tiene menos almidón, por lo que queda ligero y esponjoso, siendo perfecto cuando necesitas un arroz que mantenga bien su forma. El grano medio, como su nombre indica es el término medio.

Y si te preguntas por la diferencia entre arroz blanco e integral, estos no son variedades sino que su nombre refiere al tipo de grano. El integral, más saludable contienen más fibra, vitaminas y otros beneficios para la salud. El arroz blanco, sin salvado ni germen aporta menos nutrientes, pero se cocina más fácil y tiene un sabor menos contundente.

Tipos de arroz según su grano

comer arroz blanco o integral

Arroz de grano largo

El arroz de grano largo tiene una longitud de tres a cinco veces su ancho. Uno de los arroces de grano largo más populares es el basmati, pero también el jazmín y el Rojo o Rosematta.

De acuerdo a la publicación especializada Bon Appétit todos tienen un contenido de almidón relativamente bajo, por lo que deben quedar ligeros y secos, con granos sueltos. "Lo que los convierte en la mejor opción para pilaf, biryani, mujadara, tachín", o cualquier elaboración en la que el objetivo sea lograr "granos discretos que no se pegan a tu utensilio ni a tus manos".

Arroz de grano corto

Se trata de un arroz con forma más redondeada y con mayor cantidad de almidón.  Como explica el medio estos granos cocidos tienden a apelmazarse en grumos. Es el tipo de arroz idóneo para comer con palillos o con las manos lo que incluye variedades de japónica o el glutinoso usado para la elaboración de mochis y otros dulces asiáticos.

Arroz de grano medio

A medio camino se encuentra el arroz de grano medio, más corto y húmedo que el largo, pero sin tanto almidón como el corto. Esponjoso al inicio, tiende a acumularse a medida que se enfría. 

El arroz japónica de grano medio suele ser el típico “arroz de mesa” en China, Corea y Japón. También se enmarcan aquí el arroz bomba, usado tradicionalmente en la paella, o las variedades Carnaroli o Vialone Nano para hacer risotto.

Con esto en mente te resultará más fácil saber escoger el mejor tipo de arroz según lo que quieras cocinar. No obstante, tomando como referencia la lista de The Rice Association aquí van  algunas de las variedades más populares.

  • Basmati: arroz aromático de grano muy largo y delgado que se cultiva sobre todo en la zona del Himalaya en India y Pakistán. Es el arroz que se usa con frecuencia en los platos de comida india. El arroz basmati integral tiene un mayor contenido de fibra y un aroma aún más fuerte que el basmati blanco.
  • Bomba: se cultiva en diferentes regiones de España, principalmente en Valencia y Delta del Ebro. Puede absorber 3 veces su volumen en líquido, pero se expande solo a lo ancho y no a lo largo. Por ello es idóneo para la paella, pero también es muy utilizado en sopas. 
  • Carnaroli: cultivado en el norte de Italia, conlleva un mayor contenido de almidón y una fibra más firme. Su contenido particularmente alto de amilosa ayuda a mantener su forma, al mismo tiempo que le da la rica cremosidad por lo que es la opción perfecta para preparar risotto.
  • Glutinoso: se cultiva principalmente en el sudeste asiático. Se caracteriza por lo pegajoso que se vuelve  al cocerlo, debido a la elevada concentración de amilopectina (componente principal del almidón) que presenta.
  • Japónica: de grano corto o medio agrupa diversas tipos en variedad de colores, incluyendo rojo, marrón y negro. Se utiliza en las cocinas japonesa y caribeña debido a su característica naturaleza pegajosa, húmeda y firme cuando se cocina.
  • Jazmín: también bastante aromático, pero de sabor algo menos pronunciado que el basmati. Tiene su origen en Tailandia. Se diferencia de otros arroces de grano largo en que tiene una textura suave y ligeramente pegajosa cuando se cocina. Muy usado en la comida china y del sudeste asiático.

Otros artículos interesantes:

Desde bacterias a sustancias tóxicas: todos los riesgos que entraña para tu salud cocinar mal el arroz

Estos son los tipos de carbohidratos y así afectan a tu cuerpo, según los expertos

Cómo hacer el arroz con leche perfecto, según expertos

Te recomendamos