Qué tipos de contratos de trabajo hay en España en 2024: características, derechos y modelos

Contrato de trabajo, firma

Getty Images

Foto del redactor Carlos Galán Feced
  • ¿Qué es un contrato de trabajo? ¿Qué tipos y modelos de contratos hay y cuáles son las novedades que ha introducido la reforma laboral? ¿Qué diferencia hay entre un contrato indefinido y uno fijo discontinuo?
  • Estos son los distintos tipos de contratos de trabajo que existen en España en 2024: características y modelos de ejemplo.

Un contrato de trabajo es un acuerdo entre una persona empresaria y una persona trabajadora por el que la segunda "se obliga a prestar determinados servicios por cuenta del empresario y bajo su dirección, a cambio de una retribución", según define el SEPE.

Este puede formalizarse por escrito (cuando así lo exija una disposición legal, y cada una de las partes también podrá exigirlo durante la relación) o de palabra, bajo las características y condiciones legales establecidas para cada una de las modalidades existentes, y solo lo pueden firmar los siguientes grupos:

  • Las personas mayores de edad (18 años en España).
  • Los menores de 18 años legalmente emancipados.
  • Mayores de 16 y menores de 18 años si tienen autorización de los padres o de quien los tenga a su cargo: si viven de forma independiente, será necesario "el consentimiento expreso o tácito de sus padres o tutores", aclara el Servicio Público de Empleo Estatal.
  • Personas extranjeras, de acuerdo con la legislación que les sea aplicable.

Todo contrato laboral incluirá aspectos como los derechos (promoción y formación, no discriminación, cobrar la remuneración pactada, vacaciones y descansos, etc.) y las obligaciones (especificaciones concretas de la posición, medidas de higiene y seguridad, cumplir las órdenes e instrucciones del empresario en el ejercicio de su función directiva...) del puesto de trabajo, si hay un periodo de prueba, a qué convenio colectivo pertenece y la duración de la relación laboral, entre otros.

Tras la reforma laboral en España, aprobada a finales de 2021, se han incluido novedades como varias bonificaciones e incentivos a la contratación, la desaparición de un tipo de contrato de trabajo temporal (por obra y servicio determinado) y el refuerzo del contrato fijo-discontinuo, con el objetivo de ofrecer una alternativa más flexible al indefinido e intentar reducir las contrataciones temporales en actividades estacionales, según el Gobierno.

¿Cuáles son los tipos de contrato de trabajo que hay en España en 2024?

Estas son las modalidades de contratos de trabajo que existen en el mercado laboral español tras la entrada en vigor de la reforma laboral, como informan el SEPE y el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Lo hacen en una guía en la que señalan "sus características y las cláusulas específicas que puedan presentar cada uno de ellos, en función de las peculiaridades del trabajador y/o del empresario", con la intención de informar a la ciudadanía, ofrecer conocimiento exacto a los operadores jurídicos y económicos y "facilitar el cumplimiento de las obligaciones que en materia de contratación se exige a las empresas".

Contrato indefinido

Un contrato de trabajo indefinido es aquel que "se concierta sin establecer límites de tiempo en la prestación de los servicios", en cuanto a la duración del mismo.

Puede ser verbal o escrito y se puede celebrar a jornada completa, parcial o para la prestación de servicios fijos discontinuos. Este último debe formalizarse por escrito e indicar la duración estimada de la actividad.

"En el caso de relación laboral indefinida, deberán constar por escrito: las acogidas al programa de fomento del empleo, cuando así lo exija una disposición legal y, en todo caso, los contratos a tiempo parcial, fijos discontinuos y de relevo, los de las personas trabajadoras que trabajen a distancia y los contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero; así como los contratos de los pescadores", enumera el servicio.

"De no observarse la formalización por escrito cuando sea exigible, el contrato se presumirá celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario que acredite su naturaleza temporal o el carácter a tiempo parcial de los servicios", matiza el ministerio.

Este también advierte de que las personas trabajadoras, con independencia de su tipo de contrato, adquirirán la condición de fijas si no han sido dadas de alta en la Seguridad Social, "una vez transcurrido un plazo igual al que legalmente hubiera podido fijar para el período de prueba, salvo que de la propia naturaleza de las actividades o de los servicios contratados se deduzca claramente la duración temporal de los mismos".

Los contratos indefinidos pueden tener incentivos a la contratación en algunos casos o presentar alguna de las numerosas cláusulas específicas existentes: ordinario, de personas con discapacidad, desempleadas de larga duración, en situación de exclusión social, víctimas de violencia de género, que realizan formación práctica en empresas, mayores de 52 años, etc.

Contrato temporal

El contrato temporal es un tipo de contratación que "tiene por objeto el establecimiento de una relación laboral entre la empresa y la persona trabajadora por un tiempo determinado", describe el SEPE.

Eso sí, para justificar esa temporalidad "será necesario que se especifique con precisión en el contrato la causa habilitante de la contratación temporal, las circunstancias concretas que lo justifican y su conexión con la duración prevista", mientras que su uso injustificado o el incumplimiento de las obligaciones lo convertirá en indefinido, advierte.

El contrato de trabajo temporal en España puede celebrarse a jornada completa o parcial y ya solo por circunstancias de la producción o por sustitución de una persona trabajadora, tras la reforma laboral. Además, se formaliza por escrito, aunque puede ser verbal cuando la duración del contrato por circunstancias de la producción sea inferior a cuatro semanas y la jornada completa.

Las causas pueden estar relacionadas con una sustitución o cobertura temporal, incentivo al empleo de algunos colectivos o para impulsar la actividad investigadora, entre otras.

Contrato de formación en alternancia

El contrato para la formación en alternancia busca "compatibilizar la actividad laboral retribuida con los correspondientes procesos formativos en el ámbito de la formación profesional, los estudios universitarios o del catálogo de especialidades formativas del Sistema Nacional de Empleo", explica el Ministerio de Trabajo.

Para ello, la actividad laboral debe complementar, coordinarse e integrarse con la actividad formativa en un programa común, en el marco de los acuerdos y convenios de cooperación suscritos por los centros universitarios o de formación profesional y las entidades formativas acreditadas o inscritas con las empresas y entidades colaboradoras.

Sin embargo, hay un requisito importante que ha de cumplir: "el puesto de trabajo debe permitir la formación complementaria prevista y la actividad laboral desempeñada en la empresa deberá estar directamente relacionada con la actividad formativa que justifica la contratación laboral", apunta el ministerio.

Este tipo de contrato de trabajo —que debe constar por escrito— da derecho a una bonificación de 91 euros al mes, además de a otra de 28 euros/mes en las cuotas de la persona trabajadora a la Seguridad Social y por los conceptos de recaudación conjunta. Si al finalizar se transforma en indefinido, esta cuantía asciende a 147 euros mensuales.

Contrato formativo para la obtención de la práctica profesional

Por último, en los tipos de contratación que hay en España en 2024 se encuentra el contrato formativo para la obtención de la práctica profesional. Como su nombre indica, este tiene como objetivo la formación y la realización de prácticas por parte del trabajador. 

En concreto, persigue "la obtención de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios o de formación objeto del contrato, mediante la adquisición de las habilidades y capacidades necesarias para el desarrollo de la actividad laboral correspondiente al título obtenido por la persona trabajadora con carácter previo".

Puede dar lugar a incentivos a la contratación y debe formalizarse por escrito —si esto no se cumple, se presumirá celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa, salvo prueba en contrario—.

Si las personas con esta modalidad de contrato no han sido dadas de alta en la Seguridad Social o este ha sido celebrado en fraude de ley, adquirirán la condición de trabajadoras fijas. Además, si se celebra a tiempo parcial, el documento debe contener el número de horas ordinarias de trabajo al día, a la semana, al mes o al año contratadas y su distribución.

En los casos de teletrabajo (personas trabajadoras a distancia), en el contrato deberá hacerse constar el lugar en que se realice la prestación del mismo, indica el Ministerio de Trabajo.

Aquí puedes encontrar algunos modelos oficiales de contratos de trabajo en España: para los tipos de modalidad de contrato indefinido, contrato temporal, formación en alternancia, contrato formativo para la obtención de la práctica profesional y contrato de los pescadores; en castellano, catalán, gallego, euskera y valenciano. Sirven como ejemplo de todos los datos y las cláusulas que pueden contener.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.