Pasar al contenido principal

El Tribunal de la Unión Europea rechaza la devolución de 13.000 millones de euros en impuestos de Apple a Irlanda

Tim Cook

Reuters

  • El Tribunal General de la Unión Europea ha anulado una decisión de la Comisión que exigía a Apple devolver 13.000 millones de euros en impuestos.
  • La tecnológica devolvió ese dinero a la Hacienda irlandesa en 2018, que desde entonces lo guarda en un fondo de garantías a expensas de la resolución judicial que se ha conocido este miércoles.
  • La Comisión Europea entendía que con dos resoluciones tributarias, Irlanda había consentido beneficios fiscales a la firma de Cupertino. El TGUE cree que la Comisión llegó a una conclusión errónea.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Comisión Europea (CE) no demostró con éxito que Apple se beneficiara de ayudas fiscales ilegales en Irlanda, y por lo tanto ha anulado la devolución de 13.000 millones de euros en impuestos que la firma de Cupertino ejecutó en 2018.

En una sentencia que se ha conocido este miércoles, el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) advierte que la Comisión concluyó erróneamente que las autoridades fiscales irlandesas hubiesen beneficiado a Apple.

En agosto de 2016 la Comisión Europea impugnaba dos resoluciones del organismo tributario irlandés que permitía a Apple asignar beneficios a dos de sus filiales, Apple Sales International (ASI) y Apple Operations Europe (AOE), ambas radicadas en Cork (Irlanda). La primera resolución estuvo activa entre 1991 y 2007. La segunda, a partir de 2007, que estuvo vigente hasta que la multinacional modificó su estructura societaria.

Leer más: Apple presiona a sus proveedores en China para evitar retrasos en el lanzamiento de los nuevos iPhone compatibles con 5G

Así las cosas, la CE entendía en el verano de 2016 que estas resoluciones tributarias habían concedido de facto a la tecnológica una ayuda fiscal ilegal de hasta 13.000 millones de euros, por lo que se ordenó a la Hacienda irlandesa recuperar esa cuantía.

Apple ejecutó el pago de 14.300 millones (13.000 millones más intereses) a la misma, si bien las autoridades irlandesas confirmaron en 2018 que ese dinero quedaba resguardado en un fondo de garantía a expensas de esta resolución judicial.

El recurso irlandés, que se interpuso en noviembre de 2016 y puedes consultar aquí en español, ya advertía que las decisiones esenciales tanto de ASI como AOE se adoptaban en EEUU, y sus rendimientos económicos, por tanto, no eran computables a sus sociedades en el país europeo.

En su sentencia, que también puedes consultar (de momento, solo en inglés), el TGUE lamenta la "naturaleza incompleta e inconsistente" del impuesto discutido, también abunda en que la Comisión no demuestra con éxito que la actividad económica a tasar fuese resultado del ejercicio de las sociedades irlandesas.

Del mismo modo, también detalla que no ha demostrado que las resoluciones tributarias irlandesas que se impugnaron en 2016 fuesen "discrecionales" en favor de Apple.

El diario El País recuerda que Apple ubicó su sede fiscal en Irlanda ya que allí se disfruta de uno de los impuestos de Sociedades más bajos de la Unión, de tan solo el 12,5%. La CE constató entonces que las resoluciones tributarias permitían a la firma de Cupertino acogerse a una sustanciosa rebaja, con la que en 2003 solo tributó el 1%, un porcentaje que cayó al 0,005% en 2004.

Leer más: Las tecnológicas que más y menos impuestos pagan en España: de los 11 millones de Apple a los 3.200 euros de Netflix

Los 13.000 millones de euros que Apple tuvo que pagar en 2018 son el equivalente al 12% del impuesto de Sociedades irlandés.

La Comisión Europea no descarta recurrir

"Estudiaremos cuidadosamente la sentencia y pensaremos qué pasos serán los próximos". Así lo expone la Comisión Europea en un comunicado firmado por la propia comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

La Comisión incide en que, fruto de las resoluciones tributarias irlandesas que las autoridades europeas impugnaron, en 2011 Apple solo pagó 50 millones de euros impuestos en Irlanda, a pesar de que registró ganancias de 16.000 millones.

"La Comisión sigue respaldando el objetivo de que todas las empresas paguen su parte justa de impuestos. Si los Estados miembros otorgan a las multinacionales ventajas fiscales que no están disponibles para sus rivales, esto es en menoscabo de la competencia leal en la Unión. También priva al tesoro público y a los ciudadanos de fondos para inversiones muy necesarias, cuya necesidad es muy aguda en tiempos de crisis", reza el comunicado.

Irlanda reacciona a la sentencia del TUE

Por su parte, las autoridades irlandesas han dado la "bienvenida" a esta resolución judicial. "Irlanda siempre ha sido clara asegurando que no hubo trato preferente para las dos filiales de Apple. Se recaudó la cantidad correcta de impuestos en función de los reglamentos tributarios irlandeses".

La sentencia es un duro revés para Margrethe Vestager, la comisaria europea de Competencia. Una información de Bloomberg detallaba este martes que esta semana es crucial porque con estas resoluciones judiciales, la Unión Europea podía dar un golpe de efecto en su rol como organismo de control de las multinacionales tecnológicas en el Viejo Continente.

Leer más: Por qué los usuarios de iPhone no pueden suscribirse a Netflix o a Spotify desde las apps oficiales

Tras conocerse la decisión de la CE en agosto de 2016, tanto Dublín como Apple recurrieron en Luxemburgo. Fruto de ese recurso es la anulación de la decisión comunitaria que se ha conocido este miércoles. Las partes tienen dos meses para recurrir ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), que es la instancia superior.

Tanto Dublín como la multinacional tecnológica habían recurrido esta decisión de hace casi cuatro años ante el tribunal de Luxemburgo. En cualquier caso, las partes implicadas disponen de un plazo de dos meses y diez días para presentar un recurso de casación ante el Tribunal de Justicia de la UE, la instancia superior.

Todo esto, en un momento en el que en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sigue buscando las fórmulas para que las tecnológicas paguen impuestos en aquellos países donde tengan actividad y rendimiento económico.

Precisamente en enero de este año, el CEO de Apple, Tim Cook, reconocía en una visita a Irlanda que se debe revisar el sistema mundial de impuestos para las multinacionales. Entonces, defendió estar "esperanzado y optimista" ante las propuestas de la OCDE.

Y además