Infección por adenovirus: síntomas, vías de contagio y prevención del patógeno vinculado a los casos de hepatitis infantil

niño enfermo
  • Casi la mitad de los diagnósticos de hepatitis infantil de origen desconocido detectados han mostrado infección por adenovirus. De estos 18 eran del subtipo F41.
  • Ese patógeno se coloca, hasta la fecha, como una de las principales hipótesis sobre las causas del "misterioso" brote que ya suma 169 casos en 12 países.
  • Los adenovirus son muy comunes en humanos, pueden causar varios tipos de infecciones en vías respiratorias, ojos, intestino, hígado, tracto urinario o adenoides y transmitirse a través del aire, por el agua o mediante contaminación fecal-oral.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

Una de las posibles causas que se están investigando sobre la hepatitis infantil de origen desconocido es que esté relacionada con una infección por adenovirus.

Desde que el pasado 5 de abril Reino Unido notificase por primera vez un aumento significativo e inesperado de hepatitis aguda grave de origen desconocido en niños pequeños, y hasta el 21 de abril, se han detectado 169 casos hasta en 12 países.

La mayoría de ellos han aparecido en el Reino Unido e Irlanda del Norte (114), seguido de España con 13 (8 confirmados y 5 posible), Israel (12), Estados Unidos (9), Dinamarca (6), Irlanda (5), Países Bajos (4), Italia (4), Noruega (2), Francia (2), Rumanía (1) y Bélgica (1).

Si bien la OMS sigue de cerca la situación y trabaja con las autoridades sanitarias de los países afectados, hasta el momento poco se sabe sobre las causas y mecanismos de transmisión. 

Los virus comunes que causan la hepatitis viral aguda (virus de la hepatitis A, B, C, D y E) no se han detectado en ninguno de estos casos. Los viajes internacionales o los contactos no se han identificado como factores.

Los casos tienen entre 1 mes y 16 años, previamente sanos en su mayoría. Aun así un 10% de los casos ha requerido trasplante de hígado y uno de ellos murió. De ahí que  la "principal preocupación" sea la gravedad de la cepa, según declaraciones de Maria Buti, patóloga en Barcelona y presidenta de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL), recogidas por France 24.

España registra los primeros casos de una hepatitis infantil de origen desconocido

El síndrome clínico identificado ha sido hepatitis aguda, es decir una inflamación del hígado. Muchos casos informaron síntomas gastrointestinales que incluyeron dolor abdominal, diarrea y vómitos previos a la hepatitis.

Por el momento todas las hipótesis están abiertas, pero una de ellas parece cobrar más fuerza. Se ha detectado adenovirus en al menos 74 casos, de los cuales hasta 18 han sido identificados como tipo F 41. SARS-CoV-2 se identificó en 20 casos de los que se probaron, mientras que 19 mostraron coinfección por SARS-CoV-2 y adenovirus.

Qué son los adenovirus

Los adenovirus son patógenos comunes que generalmente causan infecciones autolimitadas. Se trata de virus sin envuelta, icosaédricos y con un genoma de ADN lineal de doble cadena, como explica Raúl Rivas, catedrático de Microbiología en la Universidad de Salamanca.

Tienen capacidad para causar enfermedades en las vías respiratorias, los ojos, el intestino, el hígado, el tracto urinario y las adenoides o vegetaciones, escribe Ignasi Calicó Bosch del Servicio de Microbiología de Ciutat Sanitària Vall d’Hebron, Barcelona

En general, la infección de adenovirus se contrae por el contacto con secreciones de una persona infectada o con un objeto contaminado. También puede ser transmitida por el aire o por el agua.

No son estacionarios, por lo que pueden aparecer brotes a lo largo de todo el año. 

¿Cuáles son los síntomas que provoca el adenovirus F41?

En concreto, el serotipo 41 de la especie F de adenovirus detectado en los casos de hepatitis infantil de origen desconocido se asocian con casos de gastroenteritis pediátrica

Entre los síntomas que provoca esta infección se incluyen fiebre, vómitos y diarrea. 

Aunque "la gastroenteritis por adenovirus 40/41 puede causar una enfermedad grave y es una causa frecuente de hospitalización", especialmente en menores de 2 años, remarca Rivas.

Ahora bien, aunque el adenovirus se coloca como una de las hipótesis sobre la causa de los casos de hepatitis grave en niños, no logra explicar por completo la gravedad de la infección.

"Si bien ha habido informes de casos de hepatitis en niños inmunocomprometidos con infección por adenovirus, no se sabe que el adenovirus tipo 41 sea una causa de hepatitis en niños por lo demás sanos", señala la OMS.

Nuevo adenovirus o factores que agraven la infección, otras posibles hipótesis

Por ello, la "hipótesis principal" es una combinación de un adenovirus normal junto con otro factor que lo haga más grave, comenta en France24 Meera Chand, directora de infecciones clínicas y emergentes de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido.

Una posibilidad es que las medidas de confinamiento y mascarillas usadas por los más pequeños en los últimos 2 años por la pandemia hayan iinterferido en su inmunidad frente a estos adenovirus. Haciéndoles más susceptibles.

¿El confinamiento y la mascarilla ha debilitado el sistema inmune de los niños? Así lo ven los expertos

En el Reino Unido, donde se dan la mayoría de casos, las tasas de adenovirus cayeron durante las primeras etapas de la pandemia, pero se dispararon muy por encima de los niveles anteriores desde que se levantaron las medidas, puntualiza Chand.  También se ha detectado un incremento significativo en Irlanda y Países Bajos.

Otros factores que desde la OMS animan a investigar es la posible aparición de un nuevo adenovirus, así como la coinfección por SARS-CoV-2. 

Sin embargo, las hipótesis relacionadas con posibles efectos secundarios de las vacunas contra la COVID-19 actualmente no se respaldan. Pues la gran mayoría de los niños afectados no recibieron la vacuna contra la COVID-19, de hecho, ninguno de los casos confirmados en Reino Unido fue vacunado.

Cómo prevenir la infección por adenovirus

Dado que las vías de transmisión son similares a las del SARS-CoV-2 las medidas de prevención contra los adenovirus se asemejan a las aprendidas en la pandemia.

Mantener unas prácticas de higiene correctas, lo que incluye el lavado de manos con agua y jabón, y una ventilación adecuada puede minimizar el riesgo de contagio por contacto.  El uso de mascarilla puede, asimismo, dificultar el contagio impidiendo el contacto con aerosoles o mucosas.

Hasta la fecha, la OMS no desaconseja ninguna restricción a los viajes o el comercio con el Reino Unido o cualquier otro país donde se identifiquen casos.

El organismo sí recomienda que se realicen análisis de sangre, suero, orina, heces y muestras respiratorias en casos sospechosos.


Otros artículos interesantes:

Casos de hepatitis grave en niños: España se aleja de las cifras crecientes del Reino Unido, "superiores a las habituales"

¿El confinamiento y la mascarilla ha debilitado el sistema inmune de los niños? Así lo ven los expertos

La OMS ya investiga los casos de niños perfectamente sanos que sufren extraños y graves daños hepáticos

Te recomendamos